Azúcar de coco, una alternativa saludable al azúcar blanco

15 de Octubre de 2016 Actualizado: 15 de Octubre de 2016

A medida que se van conociendo los efectos nocivos del azúcar blanco tradicional para la salud las personas intentan limitar su consumo y buscar opciones más saludables para endulzar sus preparaciones.

Una de esas opciones es el azúcar de coco, un endulzante 100’% natural que se elabora partir del néctar de las flores de la palmeta cocotera. Para obtenerla se evapora la savia de la flor, que está compuesta en un 80% agua, 15% azúcar y 5% minerales, haciéndole un pequeño corte para que se drene.

Una vez que se expone al calor la savia va cambiando de color y pasa de ser un líquido casi incoloro a tener una textura cristalina, como la del azúcar tradicional, pero de color caramelo.

[insert page=’beneficios-propiedades-usos-aceite-oliva’ display=’template-relacionadas.php’]

¿Por qué es mejor que el azúcar blanco?

El azúcar de coco se presenta como una alternativa saludable al azúcar de mesa tradicional, y una de las principales diferencias es que su forma de elaboración es más natural y no atraviesa por procesos de refinamiento que le hagan perder sus propiedades.

Eso le permite conservar 16 aminoácidos esenciales, que al ser sintetizados por el organismo participan en funciones importantes en el sistema nervioso como la actividad cerebral y la reparación celular. Entre los aminoácidos que contiene se destaca la glutamina, que permite mantener un equilibrio ácido-alcalino en el cuerpo y ayuda a controlar el deseo de ingerir alimentos dulces.

A diferencia del azúcar blanco, que no contiene nutrientes de alta calidad,el azúcar de coco es rico en nutrientes que además de endulzar a las comidas favorecen al organismo.

Otra de las diferencias es que el azúcar de coco es un alimento de bajo índice glucémico (IG). El índice glucémico mide la velocidad en que los carbohidratos se convierten en glucosa en la sangre, por lo tanto este tipo de azúcar impide que se disparen los niveles de azúcar en la sangre y no representa un gran riesgo para las personas con tendencia a la diabetes. De todas formar contiene un 70% de sacarosa, por lo que su consumo debe ser moderado.

Su consumo también aporta minerales al organismo como potasio, magnesio, zinc y calcio, y vitaminas como la C y algunas del complejo B, fundamentales para la salud mental su ingesta moderada es útil para tratar la ansiedad, la depresión y otros desequilibrios emocionales.

A su vez contiene importantes concentraciones de tiamina, riboflavina, ácido fólico y colina, nutrientes que ayudan en el metabolismo celular y la energía corporal.

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS