Barcos chinos “saquearon” calamares de Galápagos, representando el 99% de actividad pesquera: estudio

Por Débora Alatriste
17 de Septiembre de 2020
Actualizado: 17 de Septiembre de 2020

Cerca de 300 embarcaciones chinas “saquearon” calamares de las Islas Galápagos, lo cual representó el 99 por ciento de actividad pesquera en la reserva, de acuerdo al estudio de un mes realizado por una organización sin fines de lucro.

Oceana—una organización internacional sin fines de lucro dedicada a la conservación de océanos—publicó una investigación este miércoles afirmando que los buques chinos han estado pescando principalmente calamares en Galápagos, luego de analizar data del 13 de julio al 13 de agosto.

Los calamares son esenciales para el alimento de las especies de Galápagos, como los lobos finos, tiburones martillos, peces picudos y atún, dijo la organización. Los navíos con bandera china fueron vigilados utilizando una herramienta de mapeo llamada Global Fishing Watch, creada por Oceana en conjunto con Google y SkyTruth.

Oceana registró más de 73,000 horas totales de pesca aparente, lo cual que significa que el 99% de la actividad pesquera visible frente a las Islas Galápagos fue realizada principalmente por los buques chinos.

“Durante un mes, el mundo observó y se preguntó qué hacía la enorme flota pesquera china frente a las Islas Galápagos, pero ahora lo sabemos”, dijo la Dra. Marla Valentine, analista de pesca ilegal y transparencia de Oceana.

“Lamentablemente, esto es solo la punta del iceberg cuando se trata del impacto de la enorme flota pesquera de aguas distantes de China en nuestros océanos”, agregó Valentine, señalando que esta situación en Galápagos debería generar “serias preguntas y preocupaciones” sobre el impacto en los océanos.

Por otro lado, Oceana también descubrió que las embarcaciones chinas “aparentemente deshabilitan sus dispositivos de rastreo público“, proporciona información contradictoria de los buques y prácticas “potencialmente sospechosas“.

El subsecretario interino de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael G. Kozak, se pronunció sobre el reciente por Twitter, criticando a las embarcaciones de China.

“[A] donde sea que esta flota vaya, [los] ecosistemas y [el] sustento peligran. China debe detener las prácticas pesqueras insostenibles, el incumplimiento de normas y la destrucción deliberada del medio ambiente”, escribió Kozak, señalando que EE. UU. está trabajando con asociados en la región para “proteger la pesca y los empleos que dependen de ella”.

De acuerdo con el Índice de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) que califica a los países pesqueros entre 1–como mejor desempeño–y 5–como peor desempeño–, China cuenta con el peor desempeño de todos los países, con un puntaje de 3.93.

El 16 de julio, la Armada Nacional de Ecuador reportó a través de un comunicado que cerca de 260 barcos extranjeros estaban operando frente a la costa de las islas Galápagos, justo fuera de la Zona Económica Exclusiva Insular (ZEEI), la cual se extiende a 370 kilómetros de las islas.

Sin embargo, el número de embarcaciones aumentó con el pasar de los días, luego de que el 7 de agosto la Marina de Ecuador constatara durante un patrullaje que en el área se encontraban un total de 340 embarcaciones.

Estados Unidos ya se había pronunciado anteriormente sobre las prácticas pesqueras ilegales de los barcos chinos y exhortó al Partido Comunista Chino (PCCh) a que “sea transparente”.

“Los informes de más de 300 buques chinos cerca de las Galápagos que desactivan los sistemas de rastreo, cambian los nombres de los buques y dejan residuos marinos son muy preocupantes”, escribió Mike Pompeo en Twitter.

Mientras que el embajador del PCCh en Ecuador, Chen Guoyou, rechazó las afirmaciones, diciendo que los barcos pesqueros sí cumplían con las regulaciones internacionales y ninguno había sido reportado por pesca ilegal, según Reuters.

Sin embargo, muchos no confían en la respuesta superficial del régimen chino.

“Estos barcos operan sin observadores a bordo, no regresan a puerto, transbordan su captura a los buques nodriza, que desembarcan la captura en los puertos. Entonces, en pocas palabras, están pescando todo el tiempo, la operación de pesca no se detiene”, dijo Pablo Guerrero, director de conservación marina de WWF Ecuador a The Guardian.

Según Guerrero, entre las embarcaciones chinas se encuentran proveedores de combustible, botes de pesca, reefers, y algunos camuflan botes no registrados.

Con información de la reportera Pachi Valencia.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Más del 90% de test chinos en Latinoamérica sin certificación sanitaria

TE RECOMENDAMOS