Barr defiende la respuesta del Departamento de Justicia a los disturbios en una polémica audiencia

Por Ivan Pentchoukov
28 de Julio de 2020
Actualizado: 28 de Julio de 2020

El fiscal general, William Barr, defendió las acciones de las fuerzas de seguridad federales de Estados Unidos y algunas de sus propias decisiones mientras enfrentaba horas de preguntas, críticas y acusaciones de los demócratas en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el 28 de julio.

En la primera comparecencia de Barr ante el panel desde que el presidente Donald Trump lo nombró para dirigir el Departamento de Justicia (DOJ), los demócratas centraron una atención significativa en el papel de los agentes federales para sofocar los disturbios que han asolado Portland, Oregon y otras ciudades. También cuestionaron las decisiones de Barr en los procesos judiciales que involucraban a los exasesores de Trump, Michael Flynn y Roger Stone.

Los demócratas interrumpieron con frecuencia las respuestas de Barr a sus preguntas y acusaciones, ya que los republicanos cedieron parte de su tiempo para permitir que el fiscal general respondiera. Barr levantó la voz en varias ocasiones para intentar decir algo, pero se mantuvo sereno y tranquilo mientras los demócratas lanzaban insultos y lo que parecían ser insinuaciones mal fundamentadas.

“En manos del presidente Trump, un Departamento de Justicia que adopta una visión peligrosamente expansiva del poder ejecutivo y demuestra una voluntad de protegerlo de la rendición de cuentas, representa una amenaza directa para el país”, alegó el presidente del comité, Jerry Nadler (D-N.Y.), en su declaración de apertura.

“Esta administración ha convertido al Departamento de Justicia en una sombra de lo que era antes, capaz de servir a la mayoría de los estadounidenses sólo después de haber servido a los que están en el poder”, añadió.

El fiscal general William Barr testifica ante la audiencia del Comité Judicial de la Cámara de Representantes en el Auditorio del Congreso en el Centro de Visitantes del Capitolio de EE.UU. el 28 de julio de 2020 en Washington, DC. (CHIP SOMODEVILLA/POOL/AFP vía Getty Images)

Barr dedicó aproximadamente la mitad de su discurso de apertura a abordar la conversación nacional sobre la muerte de George Floyd bajo custodia policial. El fiscal general destacó que desfinanciar a la policía es un mal enfoque para resolver el problema.

“La amenaza para las vidas de los negros que supone el crimen en las calles es enormemente mayor que cualquier amenaza que suponga la mala conducta de la policía”, dijo Barr. “La principal causa de muerte de los jóvenes negros es el homicidio. Cada año, aproximadamente 7500 estadounidenses negros son víctimas de homicidio y la gran mayoría de ellos —alrededor del 90 por ciento— son asesinados por otros negros, principalmente por armas de fuego. Cada una de esas vidas importa”.

Barr señaló que la demonización de las fuerzas de seguridad ha llevado a que los oficiales de policía eviten los riesgos, lo que a su vez ha desencadenado un aumento de la delincuencia en las ciudades de todo el país. El Departamento de Justicia ha desplegado investigadores, analistas de armas de fuego y balística, y otros expertos en estos puntos críticos para contrarrestar el aumento, añadió.

“Además no es sólo que el crimen quita la vida. El crimen apaga las oportunidades”, dijo a continuación. “Los niños no pueden prosperar en los patios de recreo y escuelas dominadas por pandillas y traficantes de drogas. Los negocios no se ubican en barrios inseguros. Cuando la policía es atacada, cuando ellos son rechazados, cuando son expulsados de las comunidades urbanas, son las vidas de los negros las que más sufrirán por su ausencia”.

El asesinato de George Floyd desencadenó una ola de disturbios violentos en todo el país y los miembros del comité demócrata mezclaron repetidamente la respuesta federal con la violencia de los agitadores siendo objetivo en las protestas pacíficas. Barr defendió con vehemencia la conducta de los agentes federales y estableció una distinción entre los manifestantes pacíficos, a los que el apoya, y los radicales violentos.

Aunque la ola de disturbios en todo el país ha disminuido, Portland ha permanecido plagada de un ciclo nocturno de violencia. El Departamento de Justicia dijo que 22 personas fueron arrestadas durante el fin de semana, incluyendo 16 que enfrentan cargos de asalto a agentes federales. Los alborotadores han centrado su atención en un tribunal federal, obligando a que los agentes federales encargados de proteger la instalación respondan.

“Lo que se desarrolla cada noche en torno al juzgado no se puede llamar razonablemente una protesta; es, por toda medida objetiva un ataque al gobierno de Estados Unidos”, dijo Barr. “Varios agentes federales han resultado heridos, entre ellos uno gravemente quemado por un fuego artificial de mortero y tres que han sufrido graves lesiones oculares y pueden quedar permanentemente ciegos”.

Barr también defendió su manejo del caso contra Stone, en el que intervino personalmente para proponer una sentencia más indulgente. La sentencia se le comunicó porque los cuatro fiscales de línea amenazaron con renunciar si no se les permitía sugerir una sentencia más dura al tribunal, con lo que Barr no estaba de acuerdo. El juez del caso finalmente se puso de parte de los alegatos de Barr.

El fiscal general también explicó la moción del Departamento de Justicia para desestimar el caso contra Flynn, diciendo a los legisladores que el FBI no tenía base para investigar al exdirector de la Agencia de Inteligencia de Defensa.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


 

A continuación

Grupos comunistas están detrás de las protestas violentas en EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS