La Barrera de Arrecifes de Belice es otra maravilla de la Naturaleza

07 de Septiembre de 2016 Actualizado: 08 de Septiembre de 2016

La barrera de arrecifes de Belice son seres vivos de mucha edad y se los consideran como Patrimonio de la Humanidad. Su belleza es impresionante y la biodiversidad que alberga es casi única.

Belice es un pequeño país que se localiza en Centroamérica. Es un pequeño país bendecido por la naturaleza y sus distintos ecosistemas albergan mucha biodiversidad.

La Reserva de la Barrera de Arrecifes de Belice

El deterioro o la desaparición de un bien del Patrimonio Cultural o Natural constituye un empobrecimiento nefasto del Patrimonio de todos los pueblos del mundo y compete a la sociedad global.

La  Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura*, en 1996, inscribió com Patrimonio Mundial a la “Reserva de la Barrera de Arrecifes de Belice“ .

Se le concedió la misma categoría que a muchas maravillas naturales de nuestro Planeta Tierra como “Machu Picchu” en Perú o el Gran Cañón en EE.UU.

Todos los lugares que han sido declarados “Patrimonio Mundial”, son de un valor inestimable mundial y esta barrera coralina no es la excepción.

¿Cómo es la barrera coralina?

Anémona de mar en los corales de Belice

Es la formación de coral vivo más grande del continente americano y la segunda del mundo. Se halla sólo por detrás de la Gran Barrera de Arrecifes de Australia que es la primera.

Es primordial para la humanidad conservar los arrecifes coralinos por el rol que juegan como ecosistema.

La biodiversidad de estos ecosistemas son de igual importancia a la de las selvas tropicales. Y es más, albergan una cantidad impresionante de seres vivos.

Los problemas ambientales por los que atraviesa

La contaminación de las aguas amenaza estos bancos de corales. El uso brutal y desmedido de dinamita que es utilizada en la pesca (aún se sigue utilizando) no discrimina forma de vida y daña mortalmente a las estructuras coralinas.

Y si bien el turismo es la “industria sin chimeneas”, cuando se halla sin control, los turistas depredan, contaminan, dañan cogiendo lindos recuerdos.

Claro que no queda exenta la industria de la venta de “souvenirs” por parte de los habitantes locales. El turismo sin control es una amenaza a los ecosistemas a lo largo y ancho del planeta.

El cambio climático y el calentamiento global pasan la factura también. La ocurrencia de fenómenos naturales climáticos más frecuentes y de mayor intensidad llegan hasta arrancar trozos de coral.

Emparejado esta el calentamiento global que incrementa la temperatura de las aguas afectando seriamente a la salud del ecosistema submarino.

Las características de la Barrera de Arrecifes de Belice

Los corales de Belice en america central

Es asombrosa y maravillosa la biodiversidad de este arrecife.

Incluye la parte de la costa del país centroamericano de Belice; 300 kilómetros bordeando la península de Yucatán. Esta reserva incluye 450 cayos o islotes  y tres atolones o islas de coral en forma de anillo.

Cada atolón alberga una atractiva y pintoresca laguna. Siete zonas, casi 960 kilómetros están protegidos de acuerdo a las convenciones, decretos y regulaciones.

“La Barrera de Arrecifes de Belice presta experiencias inolvidables y únicas a científicos e investigadores como a los visitantes por igual. Es uno de los pocos lugares donde se observa la naturaleza en su más puro estado y sin las huellas infringidas por el humano”, señaló Julianne Robinson, especialista en el tema que ha trabajado para numerosas organizaciones.

(foto Jeff Hunter/Getty Images)
(foto Jeff Hunter/Getty Images)

La biodiversidad en el área

Es hábitat de aproximadamente 70 especies de  “Coral Duro”, 36 de “Coral Blando” y 500 especies de coloridos peces.

Animales como la  “Tortuga Boba”, “Tortuga Carey”, el  “Manatí” y el “Cocodrilo Americano”, amenazados o en peligro de extinción encuentran en este lugar un santuario de protección.

Mucho de su extensión está sin explorar y vaya a saber las especies que habitan en este bello lugar, y las aguas cristalinas y cálidas son propicias para el buceo.

La maravilla del Blue Hole

Blue Hole, en castellano el agujero azul, el gran hoyo azul.

Uno de los lugares más atractivos para los aficionados al buceo es el cenote calizo “Blue Hole”; esta zona de la reserva está localizada en el centro del arrecife “Lighthouse” , cerca de Belice.

En el año de 1.970, el oceanógrafo francés Jacques-Yves Cousteau, en una expedición que realizó a bordo de su querido barco “Calypso” le dio renombre.

Blue Hole, es una laguna de aguas color turquesa, azul oscuro, cercada de corales vivos. Estudiosos han hablado y escrito sobre su formación, antes de que el nivel marino lo cubriera, este lugar era una caverna subterránea seca, cuyo techo se hundió.

Es un lugar de paredes verticales, con cornisas de enormes estalactitas proyectadas hacia el fondo de aguas diáfanas; habitada por tiburones y una que otra criatura marina. No es recomendable para el buceo de principiantes por la descomprensión .

Otra de sus siete zonas es el idílico cayo “Half Moon”, “Media luna en nuestro idioma”. Es hábitat del raro piquero o alcatraz patirrojo y de aproximadamente 95 especies más .

Es un cayo cubierto de corales blandos. El mayor peligro que debe enfrentar el arrecife es la decoloración de los corales.

La famosa organización National Geographic News, informó, hace ya un tiempo, que coincidiendo con el pasó del huracán “Mitch”, entre los años de 1.997 y 1.998, tuvo lugar una decoloración de corales muy extensa que ha seguido reduciendo la población de corales vivos. Las investigaciones siguen al respecto.

¿Qué es un arrecife?

tortugas marinas en los corales de Belice

El arrecife es una especie de pared viva formada por colonias de seres carnívoros llamados pólipos coralinos. Los pólipos están dotados de un esqueleto o estructura externa compuesta de carbonato cálcico .

Estos esqueletos siempre siguen cumpliendo una función: pues , sirven como base para los nuevos corales.

La simbiosis en los corales

En el interior de los pólipos corales, habitan las zooxantelas, que son algas microscópicas que mantienen una relación simbiótica con los pólipos corales al tiempo que les proporcionan oxígeno y nutrientes, absorben el dióxido de carbono que estos producen .

El blanqueamiento coralino

Los  pólipos corales, son seres vivos muy sensibles a los cambios de temperatura del agua. Cuando la temperatura se eleva a un punto que ellos no soportan liberan a las zooxantelas, provocando con ello la pérdida del pigmento clorofílico, ¿y que conlleva esto?

Conlleva la decoloración coralina, que enferma y extingue al pólipo coralino. Estos seres vivos tienen capacidad de recuperación hasta cierto grado, pero pasado ese umbral conlleva a la muerte.

Los corales en ciertas zonas cercanas a Hawái crecen 1 centímetro por año. El daño del hombre puede destruir metros de arrecife.

Conclusiones acerca de los arrecifes de Belice

Recordemos que el empobrecimiento nefasto del patrimonio de todos los pueblos del mundo, es la pérdida de una especie, de un ser vivo. Esta pérdida afecta al patrimonio y daña a la creación.

Hablamos de un animal, o planta, que jamás veremos y quien sabe si con estos se van la cura de las principales enfermedades que nos aquejan.

En zonas protegidas, que los corales “explotados” tardan un considerable tiempo de hasta una década, pero una completa recuperación puede tomar mucho mas”.

“Si bien el turismo es una importante fuente de ingresos para el país, no hay que descartar que si no está debidamente regulado daña a los corales de Belice porque son ecosistemas muy sensibles”.

Es evidente que las zonas protegidas pueden contribuir a repoblar las pesquerías y proteger la biodiversidad no solo de los arrecifes de Belice. Pueden proteger a grandes superficies de todos los mares y océanos de nuestro Planeta Tierra.

 

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS