Batalla política por Texas se recrudece con la reciente ola de calor

El candidato demócrata a la gobernación critica a Abbott por la situación de la red eléctrica

Por Darlene McCormick Sanchez
12 de Julio de 2022 12:15 PM Actualizado: 12 de Julio de 2022 12:15 PM

El candidato demócrata a la gobernación de Texas, Beto O’Rourke, apoya la energía verde, pero eso no le impidió atacar al gobernador Greg Abbott por los posibles apagones relacionados con la dependencia del estado a la energía eólica.

Con la previsión de que las temperaturas superen ampliamente los 100 grados Fahrenheit (37.7 grados Celsius) en Texas, el Consejo de Fiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT) hizo, el 11 de julio, un llamamiento al ahorro de energía.

ERCOT, que está a cargo de la red eléctrica de Texas, pidió a los residentes y empresas que ahorraran electricidad voluntariamente el 11 de julio entre las 2 p. m. y las 8 p. m., cuando se pronosticó una escasez de capacidad de reserva eléctrica.

Se proyectó que las turbinas eólicas producirían menos del 10 por ciento de su capacidad, según la agencia.

La disminución de la producción eólica, combinada con el calor extremo y la demanda récord, hizo que los tejanos exhortaran a reducir el consumo de electricidad. La agencia declaró que no se esperaban interrupciones generalizadas.

El entonces candidato presidencial demócrata, el exrepresentante Beto O’Rourke (D-Texas), habla con los medios de comunicación mientras visita el exterior de un centro de detención para niños migrantes, en Homestead, Florida, el 27 de junio de 2019. (Joe Raedle/Getty Images)

O’Rourke, quien prometió luchar contra el cambio climático trabajando para eliminar todas las emisiones de la industria del petróleo y el gas, no perdió tiempo en culpar a Abbott por la tensión en la red eléctrica de Texas, que es única por su independencia del resto de Estados Unidos.

“No podemos confiar en la red cuando hace calor. No podemos confiar en la red cuando hace frío”, publicó O’Rourke en Twitter. “No podemos confiar en Greg Abbott. Es hora de sacarlo y arreglar la red”.

La campaña de Abbott no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Abbott apoya la producción de petróleo y gas en Texas y ha prometido proteger a la industria de la extralimitación climática del gobierno federal.

O’Rouke apoya el Proyecto de Empleos Climáticos de Texas, que es similar al Green New Deal. El proyecto quiere hacer la transición de los trabajos de petróleo y gas a trabajos de energía verde y eliminar la dependencia de los combustibles fósiles.

También quiere eliminar la dependencia de Texas de su propia red. En cambio, quiere que Texas se conecte a la red nacional “para consumir energía cuando sea necesario”.

La búsqueda de energía verde solo empeoraría las cosas para la red de Texas, según algunos.

David Blackmon, un analista y consultor de energía independiente con sede en Mansfield, Texas, le dijo a The Epoch Times que las redes nacionales tienen sus propios problemas con la demanda.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, habla en una conferencia de prensa en el Capitolio Estatal, en Austin, Texas, el 8 de junio de 2021. (Montinique Monroe/Getty Images)

“Me río cuando escucho eso”, dijo, y agregó que el problema de Texas proviene de depender de energía poco confiable como el viento.

Las políticas demócratas que han sofocado la producción de petróleo y gas solo exasperarían los problemas de la red de Texas, dijo Blackmon.

El representante del estado de Texas, el republicano Briscoe Cain, le dijo a The Epoch Times que está en marcha un plan para la próxima sesión legislativa que estudiará la construcción de más plantas de gas natural en Texas.

El estado de la estrella solitaria produce la mayor cantidad de gas natural en Estados Unidos y posee vastas reservas de petróleo y gas.

“Los parques eólicos son una estafa”, escribió Cain.

Entonces, ¿Cómo llegó Texas, con su poderío energético, al punto de rogar a sus ciudadanos que ahorren energía?

Los incentivos para desarrollar más energía eólica han aumentado, pero no se puede decir lo mismo de los generadores de energía térmica que normalmente usan gas natural.

Cain señaló que los créditos fiscales federales a la producción hacen que los parques eólicos sean demasiado lucrativos para dejar de construirlos.

Los camiones de servicio de Pike Electric se alinean después de una tormenta de nieve, el 16 de febrero de 2021, en Fort Worth, Texas. (Ron Jenkins/Getty Images)

La red de Texas funciona principalmente con gas natural.

En 2020, generó el 46 por ciento de la electricidad del estado. Pero la participación de la red de energía renovable ha aumentado durante la última década y la energía eólica ahora representa alrededor del 23 por ciento, superando al carbón (18 por ciento), la energía nuclear (11 por ciento) y el resto proviene de la energía solar y de otras fuentes.

Blackmon dijo que la legislatura quería agregar más plantas a gas después de que la tormenta de invierno, Uri, trajo muerte y destrucción a Texas en febrero de 2021. Pero esa disposición del proyecto de ley se derogó, dijo.

“El gobernador Abbott no sé en qué está pensando”, dijo Blackmon. “Estamos cometiendo el mismo error que California. El viento no da nada”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.