Beagles liberados de un laboratorio que los alimentaba con fungicidas están en adopción

Por La Gran Época
15 de Abril de 2019 Actualizado: 15 de Abril de 2019

Treinta y dos beagles que se salvaron el mes pasado del Laboratorio Charles River en Matawan en el Condado de Van Buren, donde los animales eran alimentados a la fuerza con fungicidas, ahora están listos para ser acogidos en múltiples hogares.

La sociedad protectora de animales Michigan Humane Society anunció el 13 de abril que estaba abriendo el proceso de adopción para estos afortunado perritos que se salvaron de la muerte.

Según Wire Services, la noche del viernes cerca de 400 solicitudes fueron recepcionadas, dijo el portavoz Andy Bissonette.

“El personal de la sociedad ahora está revisando las solicitudes y planea comenzar a contactar a los candidatos el lunes”, dijo Bissonette.

En el mes de marzo los animalistas publicaron un video muy sensitivo que mostraba a los beagles siendo alimentados a la fuerza. El equipo explicó que las pruebas se estaban realizando a 36 beagles como parte de un estudio de fungicidas de un año desarrollado por Corteva Agriscience, la división de agricultura de DowDuPont.

Además informaron que los perros una vez finalizado el estudio -en julio próximo- serían sacrificados.

Las imágenes generaron masivos reclamos y casi una semana después la empresa aseguró que terminaría las pruebas en los perros. El 27 de marzo, Corteva acordó liberar los beagles y entregarlos a Michigan Humane Society, un socio de la Sociedad Humanitaria Nacional de Estados Unidos..

Más de 100.000 personas firmaron una petición en el sitio web de la Humane Society de los Estados Unidos para exigir la liberación de los perros.

“Apreciamos su preocupación y nos complace que hayamos llegado a un acuerdo con la Michigan Humane Society para realojar a los animales. Los perros están sanos y @mhumane tiene la experiencia, la capacidad y la capacidad para acomodarlos”, comentó Corteva.

“Hemos estado trabajando para refinar, reducir y reemplazar las pruebas en animales durante años”, añadió.

Kitty Block, presidente y CEO de la Humane Society de Estados Unidos, dijo que lucharon para que los beagles fueran llevados a un refugio adecuado para animales.

No está claro por qué la organización de Michigan recibió 32 beagles, ya que las pruebas involucraban a 36, dijo Kathleen Conlee, vicepresidente de investigación de animales de la sociedad de proteccion estadounidense. “No podemos saber qué tipo de acuerdo tuvo Dow/Corteva con Charles River, pero sí sabemos que se ordenaron 36 perros para el estudio.”

Lucy, una mezcla de beagle, en la Sociedad Humana de Goshen el 11 de marzo de 2016. (Holly Kellum/La Gran Época)

Durante un período de 100 días Corteva realizó aproximadamente dos docenas de experimentos en perros en los Laboratorios Charles River en Matawan en el Condado de Van Buren, informó Wndu.

Charles River, una corporación multinacional con sede en Willmington, Massachusetts, recientemente adquirió MPI Research en Mattawan en un negocio de USD 800 millones.

En una declaración a WOOD-TV citada por Wndu, un portavoz de Charles River dijo que la compañía cumple con todas las regulaciones federales y las normas internacionales.

***

A continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS