Bebé de 700 gramos desafía probabilidad de “uno en un millón” y sobrevive milagrosamente

Por Jack Phillips - La Gran Época
19 de Marzo de 2019 Actualizado: 19 de Marzo de 2019

Un bebé que pesaba solo 700 gramos al momento del nacimiento tenía muy pocas probabilidades de sobrevivir, según informes.

Hanna Rose, de 25 años, del Reino Unido, dio a luz al niño llamado George tres meses antes de lo previsto en julio de 2018, informó el Daily Mail.

El niño fue puesto en soporte vital minutos después del parto.

Los médicos les dijeron a Rose y al padre, Daniel Bownes, que el niño moriría después de haber contraído meningitis y septicemia por cuarta vez, según el informe. Agregó que recibió más de 20 transfusiones de sangre en total.

El niño tiene ahora nueve meses y ha logrado lo que algunos describieron como una recuperación milagrosa.

Rose dijo al Mirror: “Los médicos nos dijeron que George tenía una posibilidad de uno en un millón de sobrevivir y que era casi imposible que saliera adelante”.

“Todos y cada uno de los días que tenemos con él son una verdadera bendición”, dijo.

“Estaba convencida de que iba a morir, así que es un verdadero milagro que esté aquí con nosotros”, dijo Rose, según el Mail.

Cuando nació, George fue enviado a la unidad de cuidados intensivos y se le colocó en un dispositivo similar a una”bolsa de plástico para sándwiches” dentro de una incubadora, dijo su madre.

Los informes señalaron que George, al nacer, no parecía más grande que una jeringa.

“Le hicieron una cirugía inmediata”, dijo Rose, según el Daily Mail. “No podíamos tocarlo porque nació con la piel transparente”.

Foto ilustrativa de un bebé en incubadora. (Foto de FETHI BELAID / AFP)

El niño se sometió a una cirugía por enterocolitis necrosante y sufrió una inflamación del hígado que le hizo perder el 40 por ciento de su sangre.

Como resultado de su nacimiento prematuro, el niño también contrajo septicemia y meningitis. Los médicos le dijeron a sus padres que no había nada que pudieran hacer y sugirieron que su muerte estaba cerca.

Un capellán del hospital fue llamado para darle al niño su bendición final, informó el Mail.

Pero después de recibir la bendición, los signos vitales de George comenzaron a mejorar a pesar de que el personal les dijo a los padres que probablemente moriría.

A los nueve meses el niñopesaba 2 kilos y 800 gramos, según el informe.

Pero George aún requiere una séptima cirugía cardíaca, dijo su familia. Según una página de GoFundMe para el niño, “George ha demostrado que todos estaban equivocados y ha ido en contra de todo lo que los profesionales saben y creo que va a seguir haciéndolo. Creo que con la ayuda adecuada George prosperará, pero la intervención temprana es clave”.

Sus padres dijeron que esperan darle entre 40 y 60 minutos de fisioterapia cada dos semanas.

“El marcador de infección de George estaba tan alto que el personal médico nunca había visto a nadie sobrevivir a eso. Pero a medida que pasaban las horas mientras esperábamos que George sea bautizado y que sus abuelas estuvieran con nosotros, empezó a mostrar una ligera mejoría, ¡todavía estaba luchando! La más mínima esperanza nos dio una nueva fuerza para luchar junto él”, dijeron sus padres.

**************************************

Mira a continuación:

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS