Bebé nació sin una parte del cráneo y sobrevivió contra todo pronóstico, su mamá no quiso abortar

Por Bio Bio
05 de Octubre de 2019 Actualizado: 08 de Octubre de 2019

Un bebé que nació hace siete meses en la ciudad de Nueva Jersey ha desafiado todos los pronósticos y logró sobrevivir luego de haber nacido sin una parte de su cráneo. La condición se denomina exencefalia y se desarrolla en las primeras semanas de gestación.

María Santa María, madre del pequeño Lucas, indicó a CNN que se enteró de la condición de su hijo cuando estaba en las 10 semanas de embarazo. Desde ese momento tuvo muchos pensamientos.

“Sentí que lo estaba perdiendo Si bien interrumpir el embarazo era una opción, no era lo que quería hacer”, expresó.

Fue así como la mujer decidió tener a su hijo y permitirle, al menos, vivir un par de minutos para conocer a su padre y sus tres hermanas. Por fortuna, la existencia del menor se ha extendido, pese a todos los pronósticos.

“Cuando estábamos en la sala de partos no sabíamos qué esperar, pero quería que ellas conocieran a su hermanito. Entonces entraron, y las enfermeras les dijeron con cuidado que su hermanito iba a morir”, recordó.

Finalmente, el pequeño nació en el North Jersey Brain and Spine Center de la mencionada ciudad. Luego de unos minutos, María y su esposo Augusto decidieron permitirle al médico neurocirujano Tim Vogel realizar una cirugía que, hipotéticamente, podría hacer que el niño sobreviviera.

Vogel indicó al medio estadounidense ABC que la condición del pequeño se denomina exencefalia y se conoce como la falta de una parte del cráneo en la cabeza del bebé, la cual debería haberse desarrollado mientras estaba en gestación.

El médico agregó que la falta de este hueso hace que el cerebro del feto esté demasiado expuesto al líquido amniótico en el útero de su madre, lo que genera un daño demasiado grave para la supervivencia del bebé luego del parto.

Vogel añadió que el procedimiento que se realizó en ese momento consistió en estabilizar un saco lleno de líquido ubicado en la parte superior de la cabeza del recién nacido, quien “no podría sobrevivir en caso de romperse”.

El procedimiento, en ese momento, fue un éxito. Según detalla CNN, el médico no sólo pudo eliminar la parte dañada del cerebro de Lucas, sino que aquella operación le permitió al doctor reducir las posibilidades de que Lucas sufra daños cerebrales y convulsiones en el futuro.

Hasta el día de hoy María Santa María agradece todo el esfuerzo médico y se ilusiona con que su hijo Lucas pueda tener una vida normal y vivir por muchos años.

“Está comiendo, tratando de gatear, recibiendo fisioterapia, es una especie de avance rápido no escrito”, sostuvo.

“Las mamás siempre dicen: ‘Aunque lo tuviéramos durante 5 minutos, valió la pena’. Gracias a Dios, obtuvimos mucho más que eso”, finalizó.

Una verdadera historia de dificultad y resiliencia que te hará emocionar hasta las lágrimas

TE RECOMENDAMOS