Bebé prematura cumple un año después de que los médicos dijeron durante un mes que no sobreviviría

La bebé está prosperando, y su familia está emocionada por celebrar la Navidad 2020 en casa
Por Agencia de noticias
26 de Diciembre de 2020
Actualizado: 03 de Mayo de 2021

Padres británicos, a quienes les dijeron todos los días, durante cuatro semanas, que su hija prematura no iba a sobrevivir, ahora se preparan para celebrar la Navidad 2020 con su niña de un año.

Los padres Emma Griffin, de 42 años, de Droitwich, Worcestershire, y Scott Woodland, dijeron que están en la cima del mundo mientras se preparan para celebrar el significativo acontecimiento en la vida de su hija. La pequeña Iris, que nació 12 semanas antes de tiempo, los médicos no esperaban que sobreviviera.

Después de cinco agotadores meses en el hospital, los agradecidos padres pudieron llevar a su hija a casa en abril de este año.

Emma dio a luz a Iris el 21 de noviembre de 2019, a las 28 semanas de embarazo, como resultado de un desprendimiento de placenta, una condición que surge cuando la placenta se desprende del útero y priva al bebé de oxígeno y nutrientes, lo que lleva a un parto prematuro.

La bebé Iris en la UCIN (Caters News)

La valiente bebé, Iris, cumplió 1 año recientemente, y sus padres no podrían estar más orgullosos de ella.

“Pensé que estaba preparada para el viaje neonatal ya que he pasado por un parto prematuro antes, pero no lo estaba. Ha sido el viaje más largo y difícil de la historia”, dijo Emma. “Se nos rompió el corazón cuando oímos las palabras ‘no sobrevivirá’ de la boca de los médicos”.

La madre dijo que Iris tuvo una infección muy grave que sus médicos “no pudieron controlar”.

“Todo lo que nos dijeron todos los días, durante cuatro semanas, fue que ella iba a morir. Estaba tan devastada al oír lo mismo de los médicos. Sentí como si hubieran perdido toda esperanza”, dijo.

Iris de un mes de edad durante la Navidad de 2019 (Caters News)

Emma dijo: “Traté de no fortalecerme demasiado y me preparé para lo peor, pero al mismo tiempo nos aferramos a cualquier rayo de esperanza. Todo lo que queríamos era llevar a nuestra bebé a casa y que nos dieran la oportunidad de ser padres juntos”.

“No podíamos dormir ni comer, y pasábamos la mayoría de las noches llorando y temiendo que sonara el teléfono”, continuó.

“Mi embarazo con Iris fue etiquetado como de alto riesgo, porque desafortunadamente, en febrero del año pasado di a luz a mi hijo, Monty, a las 29 semanas. Solo sobrevivió durante 57 minutos, ya que sufrió de hidropesía, una acumulación de líquido en al menos dos compartimentos fetales”, agregó.

La pareja pasó seis días con el traje de duelo por su difunto hijo.

Emma dijo que ella y Scott tienen hijos de sus relaciones anteriores, y que Monty fue su primer bebé juntos.

“Estábamos desesperados por tener un hijo, así que empezamos a intentarlo de nuevo bastante rápido debido a nuestras edades. Sentíamos que el tiempo estaba en nuestra contra”, dijo.

“En mayo del mismo año, me quedé embarazada otra vez”, dijo. “Debido a lo que había pasado en mi anterior embarazo, me mantuvieron vigilada para asegurarse de que todo estuviera bien”.

Scott Woodland y Emma Griffin con su pequeña hija Iris (Caters News)

Sin embargo, Emma dijo que, durante una exploración para saber el género, los médicos descubrieron que la bebé Iris tenía “algo de líquido alrededor de sus pulmones”, y fueron a hacer exploraciones semanales para llevar la cuenta de la cantidad de líquido.

Emma recordó: “Los niveles de fluido siguieron aumentando y hubo que drenarlos. A las 27 semanas el nivel de líquido era tan alto que estaba aplastando sus pulmones, los médicos me dijeron que podría necesitar una derivación para seguir drenando el líquido.

“Sin embargo, me desperté al día siguiente y empecé a tener contracciones y se me rompió la fuente. Tuve que someterme a una cesárea de emergencia, y en una hora y media nació Iris.

“Sus pulmones se habían colapsado y necesitaba ser llevada a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital de Mujeres de Birmingham. Cuando llegamos, los médicos nos dijeron que estaba muy enferma y que hacían todo lo posible, pero era una situación crítica”.

Iris pesaba 2.5 libras cuando nació. (Caters News)

La valiente Iris se enfrentó a muchos desafíos durante los primeros meses de su vida. Cuando tenía 2 semanas de edad, sufrió una neumonía y se las arregló para superarla. Durante las siguientes semanas, las cosas parecían mejorar, y parecía que Iris se estaba fortaleciendo; ya no estaba en una incubadora.

Emma dijo que la noche de Navidad del año pasado, dejaron a Iris en el hospital pensando que todo estaba bien.

Sin embargo, en la mañana del día de San Esteban, el 26 de diciembre la pareja recibió una llamada de que el estado de Iris se había deteriorado gravemente. Les dijeron que mientras Iris luchaba por respirar, fue reincubada en cuidados intensivos.

“Los doctores encontraron que Iris tenía una infección, la pusieron bajo antibióticos, pero no podían superarla. Sus marcadores de infección eran de 500, y deberían estar en uno”, dijo Emma.

“Aquí es cuando realmente pensamos que íbamos a perder a nuestra bebé. Todas las mañanas, cuando íbamos al hospital, nos saludaban los médicos explicándonos que Iris no iba a superar esto”, recordó.

“Un día los médicos se reunieron para discutir si iban a retirar su tratamiento. Mi corazón se hundió, estaba absolutamente aterrorizada”, dijo.

(Izq.) Iris a las 4 semanas de edad, (der.) Iris después de que se le permitió ir a casa en marzo (Caters News)

Por suerte, los médicos decidieron continuar con el tratamiento, dijo Emma. Sin embargo, habían decidido que, si el corazón de Iris dejaba de funcionar, no la resucitarían.

Emma dijo: “Por lo tanto, se le colocó una DNR—no resucitar—. Tenía el corazón roto, no podía soportar perder otro hijo. Seguía esperando que se pusiera bien. Después de otra semana de tratamiento, Iris parecía estar un poco mejor y se le quitó la DNR”.

Pero apenas cinco días después, el corazón de la bebé se detuvo y necesitó ser resucitada.

“Los médicos se aferraban a un hilo de vida, habían intentado todo para superar la infección, pero no podían. No dejaban de decirme que no iba a recuperar a mi bebé”, dijo la madre.

En febrero, los médicos descubrieron una masa abdominal, que resultó ser sepsis y fue la causa de la grave infección. Después de un tratamiento posterior, Iris respondió bien y parecía estar mejorando. Luego fue extubada una vez más. Sin embargo, en marzo, aparecieron más complicaciones después de que Iris fue vacunada, y tuvo que ser incubada de nuevo en la UCIN.

Durante las siguientes semanas, las cosas empezaron a mejorar una vez más. Emma dijo que dos días después de que el país entró en aislamiento, pudieron llevar a Iris a casa, donde se alimentó completamente y tenía un bajo flujo de oxígeno.

Iris está ahora prosperando, y su familia está emocionada por celebrar la Navidad del 2020 en casa (Caters News)

Emma añadió: “Esto no duró mucho tiempo. Durante el fin de semana de Pascua, Iris empezó a luchar con su respiración y se cayó en mis brazos. Llamé al 999 [emergencias] y fuimos con luz azul al hospital. En la ambulancia, tuvo un paro cardíaco.

“Tuvo que ser incubada una vez más y pasamos otros 10 días en el hospital mientras la trataban por un virus respiratorio hasta que se puso lo suficientemente fuerte para volver a casa”.

Iris ha estado en casa con su familia desde finales de abril a pesar de haber nacido en noviembre pasado.

“Estamos increíblemente orgullosos de Iris”, dijo Emma. “Ha sido retirada del oxígeno y está haciendo cosas que los médicos dijeron que nunca podría hacer.

“Está rodando y tratando de pararse, y dijo ”papi”. No creo que tenga problemas para caminar. Es increíblemente fuerte y estamos muy agradecidos de tenerla en casa […] Ha sido una montaña rusa”, dijo Emma.

“Aunque todavía hay un enorme agujero [en el corazón] dejado por Monty que nunca se llenará, estamos agradecidos por donde estamos hoy”, añadió.

El personal de The Epoch Times contribuyó a este informe.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Mira a continuación

Dos gemelas meditaban en un parque cuando la policía china las separa de su madre

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS