Bebita juega descalza en el patio de la guardería y termina sufriendo quemaduras de segundo grado

Por Chris Ford
20 de Julio de 2019 Actualizado: 21 de Julio de 2019

¿Recuerdas esos días de verano calurosos en la playa cuando eras joven y cómo andar por la arena caliente era insoportable cuando corrías hacia el agua o a la sombra? Imagínate cómo sentiría una niña de 1 año con una piel tan delicada.

En el calor abrasador de 38 grados Celsius de Texas, esta niñita recientemente tuvo una experiencia similar, aunque no fue en la playa sino en una guardería.

Algunos padres dependen de las guarderías y no tienen otra opción que confiar a sus hijos con otros mientras se ganan la vida en algún lugar de la fuerza laboral. El personal de la guardería no siempre está a la altura de esa confianza y permite con negligencia que sus cargos pisen terreno peligroso, literalmente en este caso.

Solo cuando ocurre un incidente o una lesión, el personal y los padres pueden recibir una llamada de atención.

Guardería
Imagen Ilustrativa. (Crédito: SpeedKingz/Shutterstock)

Tiffanie Cedillo se enteró de eso por las malas después de inscribir a su hija de 16 meses en la guardería Wee Care for All en Brenham, Texas. Un día, ella recibió una llamada del centro informándole que los pies de su hija sufrieron lesiones y que viniera a recogerla.

La madre se tomó la libertad de grabar la conversación entre ella y la empleada de la guardería.

“Ella dijo que fue enviada al patio de recreo descalza porque ese mismo día tuvo diarrea y le quitaron los zapatos”, dijo Tiffanie por medio de KBTX.

Cuando le preguntó qué tan graves eran las quemaduras en sus pies, la trabajadora de la guardería respondió: “Bueno, es un poco Umm… no se ve muy bien”.

El miembro del personal le envió a Tiffanie una foto de los pies de su bebé, que estaban cubiertos de ampollas en la piel.

“Me rompió el corazón cuando vi su pie porque la mitad de su pie tenía ampollas”, dijo Tiffanie.

Su hija gritaba de dolor cuando la madre vino a recogerla. La niña fue llevada al hospital, donde le diagnosticaron quemaduras de segundo grado en los pies.

“Ayer estaba a casi cuarenta grados”, dijo Tiffanie. “Es de sentido común que no envías a los niños descalzos al patio de recreo. Mi hija fue desatendida, y me gustaría que la gente lo supiera”.

Desde entonces, la madre retiró a su hija de la guardería y la ha llevado a la oficina donde trabaja. También tiene la intención de emprender acciones legales contra los culpables, según KBTX.

El inspector de seguridad del jardín, Tom Kalousek, dijo en una entrevista con Accuweather: “Los niños más pequeños, en especial los menores de 5 años, pueden sufrir quemaduras de segundo o tercer grado en cuestión de segundos”.

“Se quitan los zapatos y los calcetines y usan las manos y los pies para moverse y no se dan cuenta de los peligros”.

Más tarde se llevó a cabo una investigación policial del incidente.

Crédito: ©Google Maps

Estaba horrorizada… no sabía que algo así podría pasarle a alguien

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias! 

TE RECOMENDAMOS