Beijing insinúa lo que espera de la relación entre EE.UU. y China en medios de comunicación estatales

Por Nicole Hao
09 de Febrero de 2021
Actualizado: 09 de Febrero de 2021

El medio de comunicación estatal chino Xinhua publicó una serie de cuatro comentarios en los que pedía a la nueva administración estadounidense que “volviera a encauzar la relación entre Estados Unidos y China” tras años de lo que un artículo calificó de “envenenamiento” de las relaciones bilaterales.

“Tratar a China como un competidor estratégico importante o incluso como un rival es un error histórico, direccional y estratégico [que cometió Estados Unidos]”, escribió Xinhua en su primer comentario publicado el 4 de febrero. “Ahora la tarea más urgente [de Estados Unidos] es corregirse para tomar el camino correcto (…) Es hora de que Estados Unidos muestre visión política y camine hacia China”.

El comentario continuó criticando a Estados Unidos por haber arruinado la relación en los últimos cuatro años, lanzando indirectas a la Administración Trump.

“Algunas personas estaban creyendo ciegamente en ‘América primero’, pensando ilusoriamente que el ‘desacoplamiento’ y la ‘interrupción de las cadenas de suministro’ podrían detener la globalización de la economía”, afirmaba el artículo de Xinhua.

El expresidente Donald Trump había sugerido la idea de desacoplar las economías china y estadounidense. Funcionarios de su administración también han destacado los riesgos para la seguridad nacional al depender de la fabricación china y han pedido que los sectores críticos se reubiquen.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (I), estrecha la mano del presidente de China, Xi Jinping, al final de una conferencia de prensa en el Gran Salón del Pueblo en Beijing, el 9 de noviembre de 2017. (NICOLAS ASFOURI/AFP via Getty Images)

El medio publicó un segundo comentario ese día, en el que criticaba al gobierno estadounidense por las políticas que restringen los visados a los investigadores chinos.

La Administración Trump promulgó restricciones de visado para los investigadores vinculados a instituciones chinas afiliadas al ejército, alegando riesgos de espionaje y robo de propiedad intelectual en beneficio del régimen chino.

Afirmó que Estados Unidos “destruyó en gran medida el intercambio de personas entre Estados Unidos y China”, y señaló que muchos estudiantes chinos deciden quedarse en Estados Unidos al graduarse de sus carreras.

El comentario no mencionaba ni abordaba las preocupaciones de Estados Unidos.

Un tercer comentario fue publicado el 5 de febrero, centrado en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

Xinhua criticó que la Administración de Trump intentó disminuir la inversión estadounidense en China, alentó a las empresas estadounidenses a abandonar China y suprimió las empresas chinas en Estados Unidos. Los dos primeros probablemente se referían a las secuelas de las tensiones de la guerra comercial, ya que Estados Unidos promulgó aranceles punitivos para hacer frente a las prácticas comerciales desleales de China y ésta respondió con aranceles de represalia. La anterior administración también incluyó una lista de empresas chinas en una lista negra comercial por riesgos para la seguridad nacional o por su papel en los abusos de los derechos humanos en China.

Sin embargo, el artículo no menciona la justificación de estas políticas por parte de la anterior administración.

Chinese troops march during a military parade
Tropas chinas marchan durante un desfile militar en la Plaza de Tiananmen en Beijing el 1 de octubre de 2019. (Greg Baker/AFP vía Getty Images)

El 6 de febrero se publicó un cuarto comentario centrado en la cooperación tecnológica.

“El último gobierno de Estados Unidos suprimió de manera irracional y bloqueó intensamente la ciencia y la tecnología de China con la excusa de la seguridad nacional. Esos métodos eran repugnantes e impactantes”, decía el artículo. “La contención tecnológica es similar al camino torcido del autoaislamiento”.

Muchas de las empresas chinas incluidas en la lista negra eran firmas tecnológicas, lo que les impedía hacer negocios con proveedores estadounidenses.

Luego, el 7 de febrero, el embajador chino en Estados Unidos, Cui Tiankai, criticó la política hacia China de la Administración Biden durante una entrevista en la CNN. Al preguntársele sobre la reciente llamada telefónica del secretario de Estado Antony Blinken y el diplomático chino Yang Jiechi, Cui dijo “No se tiene una política exterior eficaz solo hablando duro o haciéndose el duro”.

Blinken había dicho que Estados Unidos defendería los derechos humanos y los valores democráticos en Xinjiang, Tíbet y Hong Kong.

El resumen de Xinhua de su llamada telefónica fue en un tono marcadamente diferente.

“[Blinken dijo que] Estados Unidos estaba dispuesto a desarrollar unas relaciones bilaterales estables y constructivas con China”, reportó Xinhua.

Epoch Times Photo
El entonces subsecretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, estrecha la mano del entonces consejero de Estado chino, Yang Jiechi, mientras Blinken llega a una reunión en el complejo de liderazgo de Zhongnanhai en Pekín, China, el 8 de octubre de 2015. (Mark Schiefelbein/AFP vía Getty Images)

El comentarista de asuntos chinos Yang Wei concluyó que los recientes comentarios y la retórica de los funcionarios chinos muestran que “están tratando de amenazar a la Administración de Biden para que se arrodille y los escuche”.

“De hecho, hemos visto el resultado, que es que el gobierno de EE.UU. y Beijing no pudieron estar de acuerdo en casi todos los temas”, escribió Yang en un comentario publicado en el Epoch Times en idioma chino el 7 de febrero.

El comentarista de asuntos chinos con sede en Estados Unidos, Li Linyi, analizó que los comentarios de Xinhua eran una muestra de lo que el régimen chino espera que la Administración Biden cambie en la relación.

“El régimen chino está poniendo sus cartas sobre la mesa”, dijo Li en una entrevista telefónica, y probando si la nueva administración cumpliría sus peticiones.

Epoch Times Photo
El presidente Joe Biden pronuncia un discurso sobre la economía nacional y la necesidad de la legislación de alivio del virus del PCCh propuesta por su administración, de 1.9 billones de dólares, con la vicepresidenta Kamala Harris en el Comedor de Estado de la Casa Blanca en Washington el 5 de febrero de 2021. (Stefani Reynolds-Pool/Getty Images)

Durante una entrevista con el programa “Face the Nation” de la CBS que se emitió el 7 de febrero, el presidente Joe Biden dijo que “va a haber una competencia extrema [entre Estados Unidos y China]”, pero que la nueva relación que quiere forjar no tiene por qué ser conflictiva.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo algo similar durante un evento celebrado por el think tank Atlantic Council, con sede en Washington, el 5 de febrero: “China es en conjunto un socio, un competidor y un rival sistémico”.

Macron explicó que China era un socio en materia de cambio climático, un competidor en materia de comercio y un rival por sus ambiciones geopolíticas y sus abusos de los derechos humanos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS