Beijing intenta mejorar su imagen en el extranjero y anuncia un nuevo jefe de propaganda

Por Annie Wu - La Gran Época
25 de Agosto de 2018 Actualizado: 26 de Agosto de 2018

Xu Lin, un asistente de confianza del líder chino Xi Jinping, fue nombrado para dirigir la Oficina de Información del Consejo de Estado, un centro de prensa del gobierno central que actúa como la oficina central para la propaganda internacional del Partido Comunista Chino (PCCh).

Xu, fue un subordinado de Xi Jinping cuando este último era el jefe del partido en Shanghai. Este nombramiento es un indicio de que Beijing está revisando su aparato de propaganda de noticias.

Xu será reemplazado como jefe de la agencia de censura de Internet de China, la Administración de Asuntos del Ciberespacio, por Zhuang Rongwen, otro de los confidentes de Xi Jinping cuando trabajaba en la provincia de Fujian.

Los nombramientos anunciados el 21 de agosto siguen a los recientes artículos de los medios de comunicación estatales, que incluyen críticas apenas veladas sobre la forma en que se estuvo manejando la propaganda de noticias de China, y confirman algunos rumores de que Xi Jinping estaría planeando limpiar los daños colaterales por el mal manejo del régimen sobre el asunto de la guerra comercial.

Retórica agresiva

En los últimos años el régimen chino estuvo utilizando una retórica agresiva para describir sus ambiciones, incluida la producción de varias películas que alardeaban sobre las proezas económicas y militares de China.

Además, Beijing introdujo la política económica “Made in China 2025”, un plan radical para que China pueda sustituir a sus competidores globales en 10 sectores tecnológicos clave, y que produjo alerta a la administración estadounidense sobre los motivos reales del régimen. Al imponer aranceles punitivos a los productos chinos, la administración señaló esta política como prueba del plan de Beijing de robar la propiedad intelectual para promover sus objetivos nacionales.

En junio, Beijing ordenó a los medios de comunicación estatales moderar en mencionar a la política; los altos funcionarios piensan que fue un error para los líderes haber impulsado el plan de manera tan enérgica y pública, debido a que aumentó la presión sobre China, refirieron fuentes diplomáticas a Reuters.

Luego, durante semanas, el nombre de Xi Jinping no apareció en la primera página del periódico oficial del partido, People’s Daily, a pesar de que las críticas en línea a Xi Jinping y a las políticas económicas de China circularon ampliamente.

Comenzaron a circular rumores de que una facción de la oposición en el PCCh estaría disgustada con la dirección de Xi Jinping, y que Wang Huning -un estratega político clave que se cree es el cerebro detrás de muchas de las campañas políticas de Beijing- se enfrentaría a un castigo como resultado de ello.

Cambio de planes

La insatisfacción del PCCh con la propaganda en torno a la guerra comercial y las políticas económicas se mostró en recientes artículos de los medios de comunicación estatales.

Esta semana, el People’s Daily publicó una serie de artículos sobre cómo “promover el trabajo de pensamiento propagandístico”, criticando “el aire de grandiosidad en la propaganda china”.

El 21 de agosto, la agencia estatal de noticias Xinhua publicó un artículo titulado “Noticias y opinión pública a los ojos de Xi Jinping”, que enfatizaba la importancia de los medios de comunicación y la propaganda estatal para “captar la dirección política” y acatar los principios que “persisten en el espíritu del Partido”.

Los cambios en el personal de propaganda, junto con los recientes artículos sobre cómo hacer correctamente el trabajo de propaganda, son evidencia de que la dirección “no estaba contenta con la forma en que Wang Huning trabajó en hacer propaganda”, declaró en una entrevista un erudito anónimo familiarizado con los círculos políticos de Beijing a Radio Free Asia.

Los nombramientos indican un cambio en la forma en que el PCCh querría presentarse, señaló Patricia M. Thornton, experta en China de la Universidad de Oxford, al South China Morning Post.

“Parece haber una preocupación general por el hecho de que la retórica autocomplaciente e hipernacionalista que aparece en algunos rincones de los medios de comunicación de China, ha dado lugar a un retroceso en forma de recientes sanciones comerciales”, expresó al periódico de Hong Kong.

Descubre a continuación

El alto precio de contar la verdad en China hoy

TE RECOMENDAMOS