Beijing pone a prueba a la Administración Biden con sus provocaciones en aguas disputadas

Por ALEX WU
07 de Abril de 2021
Actualizado: 07 de Abril de 2021

El régimen comunista chino ha intensificado recientemente sus provocaciones hacia Taiwán, Japón y Filipinas en aguas disputadas. Diversos medios de comunicación internacionales señalaron que Beijing está poniendo a prueba a la Administración Biden para ver si Estados Unidos toma medidas concretas después de haberse comprometido a trabajar con los aliados asiáticos para frenar a China.

La tensión entre China y Japón se ha intensificado recientemente cuando Beijing anunció la semana pasada que Tokio debe abandonar toda reclamación de soberanía sobre las disputadas islas Senkaku. Las Senkaku son una cadena de islas deshabitadas en el mar de China Oriental que Japón ha controlado durante décadas, pero que Beijing ha reclamado recientemente como territorio propio.

El 4 de abril, el Estado Mayor Conjunto del Ministerio de Defensa de Japón declaró que el portaaviones chino Liaoning y cinco fragatas han pasado por el estrecho de Miyako, una vía marítima clave entre la isla japonesa de Okinawa y la isla de Miyako hasta el océano Pacífico.

Aviones MV-22 Osprey se ubican en una pista en la Estación Aérea del Cuerpo de Marines Futenma el 31 de mayo de 2018 en Ginowan, prefectura de Okinawa, Japón. (Carl Court/Getty Images)

La disputa entre Taiwán y China por el control del estrecho de Taiwán también se ha intensificado. Los aviones militares del régimen chino han entrado con más frecuencia en la zona de identificación de defensa aérea (ADIZ) de Taiwán. La provocación más grave se produjo el 29 de marzo, cuando la Fuerza Aérea de China realizó un ejercicio con 10 aviones de combate que entraron en la ADIZ de Taiwán.

La disputa entre China y Filipinas se intensificó el mes pasado. Desde el 7 de marzo, se han visto unos 220 barcos chinos en las aguas que rodean el disputado arrecife de Whitsun de las islas Spratly, en el mar de China Meridional. El gobierno filipino considera que se trata de barcos de la milicia marítima china, y presentó una protesta diplomática y exigió a China que retirara sus barcos de las aguas en disputa.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, dijo el 22 de marzo que los barcos eran buques de pesca que se estaban “resguardando del viento” y que Filipinas debía considerar la situación bajo una “luz racional”.

Sin embargo, los barcos chinos no han abandonado la zona y hay más de 40 barcos chinos en las aguas que rodean el arrecife de Whitsun. El Ministerio de Asuntos Exteriores filipino advirtió el 5 de abril que mientras los barcos chinos sigan allí, emitirán protestas diplomáticas todos los días.

Estados Unidos también expresó su preocupación por la agresión de China en la región. En la reunión de la OTAN del 23 de marzo, el secretario de Estado Anthony Blinken criticó la militarización del mar de China Meridional por parte de China, diciendo que viola las leyes internacionales.

El 28 de marzo, Blinken tuiteó en apoyo de Filipinas: “Siempre apoyaremos a nuestros aliados y defenderemos el orden internacional que se basa en las normas”.

Filipinas reclama las Spratly, ricas en recursos, como su territorio, alegando que la cadena de islas está dentro de su zona económica exclusiva (ZEE). China, Taiwán, Vietnam, Malasia y Brunei también reclaman su soberanía.

En 2016, el fallo de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya sobre el mar de China Meridional se pronunció a favor de la reclamación de Filipinas sobre la ZEE frente a la reclamación histórica de China. Sin embargo, China rechazó el fallo y ha estado construyendo islas artificiales en las aguas en disputa e instalaciones militares en las islas en disputa que ocupó.

China afirma que tiene derechos exclusivos sobre más del 80% del mar de China Meridional, que abarca un área de 1.4 millones de millas cuadradas en el Océano Pacífico que contiene hasta 22,000 millones de barriles de petróleo y 290 billones de pies cúbicos de gas natural.

Varios medios de comunicación internacionales reportaron que los recientes movimientos agresivos de Beijing en la región del Indo-Pacífico son una prueba para la Administración Biden. El régimen chino quiere ver si Washington colaborará con sus aliados en la región para frenar al PCCh. A mediados de marzo, Blinken visitó Japón y Corea del Sur y afirmó el compromiso de Estados Unidos con sus aliados asiáticos.

El comentarista de asuntos chinos con sede en Estados Unidos, Zhong Yuan, cree que el PCCh ha cometido un error grave de apreciación de Estados Unidos. “Ha adoptado repetidamente una estrategia de confrontación con acciones militares y diplomáticas proactivas, tratando de forzar a la Administración Biden a retroceder y ceder. Pero, no logró su objetivo. Mientras el PCCh se colocaba en el dilema, también estropeaba las relaciones entre China y la UE”, escribió Zhong en su artículo, publicado en The Epoch Times.

Zhong señaló que el PCCh ha intensificado recientemente la confrontación con Estados Unidos en la región del Indo-Pacífico, y que Beijing culpa a Washington de no cooperar con China.

El 5 de abril, el medio estatal Xinhua publicó un artículo en el que entrevistaba al ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi, titulado “Wang Yi: China no reconoce a un país superior”. El mismo día, Xinhua publicó otro artículo, “La formación de portaaviones Liaoning de la Armada china inicia un entrenamiento en mar abierto”, mientras la Liaoning pasaba por el estrecho de Miyako, cerca de Okinawa, y evitaba el este de Taiwán.

Wang dijo a Xinhua en la entrevista: “China y Estados Unidos deberían tener más diálogo y cooperación en la región, y menos competencia y confrontación”. Enfatizó: “China no reconoce que haya un país superior en el mundo, ni acepta que las cosas en el mundo solo puedan ser decididas por un país”.

Zhong cree que las declaraciones de Wang reflejan la postura de su máximo dirigente: el PCCh está dispuesto a llevar a cabo una confrontación a gran escala con Estados Unidos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS