Beijing purga en secreto a maoístas acérrimos antes del centenario del PCCh

Por Frank Yue
12 de Junio de 2021 3:57 PM Actualizado: 12 de Junio de 2021 4:29 PM

Semanas antes del centenario del Partido Comunista Chino (PCCh), las autoridades chinas lanzaron una serie de medidas represivas contra los maoístas, según los reportes.

El régimen los detuvo e intimidó a sus familiares y amigos para que guardaran silencio. Esta medida radical ha aumentado la tensión entre los maoístas.

Los maoístas chinos suelen ser principalmente nacionalistas chinos. Prefieren la economía planificada a la economía de mercado, que consideran la causa fundamental de los problemas sociales de la China actual. En cuanto a la política exterior, afirman que China debe adoptar una línea dura con las democracias occidentales.

La policía de la ciudad de Jijing, en la provincia septentrional china de Shandong, llevó a cabo desde el 12 de mayo una serie de detenciones de maoístas en diferentes provincias por cargos criminales no revelados, según RedChinaCn.net, un sitio web con sede en China que promueve el comunismo y se opone a la reforma económica de China en los últimos 30 años.

The Epoch Times ha observado muchas faltas de ortografía inusuales en el artículo de RedChina, que parecían haber sido utilizadas intencionadamente para evitar la censura del PCCh sobre palabras clave sensibles.

La noticia no se había dado a conocer hasta hace poco. La operación fue tan confidencial que solo días después sus familias y amigos se enteraron de sus desapariciones.

Las detenciones afectaron al menos a cuatro provincias del norte de China, como Shandong, Hebei, Henan y Shaanxi.

El primero y también el principal detenido fue Ma Houzhi, un hombre de 77 años, jubilado y exprofesor de la Universidad Normal de Qufu de la provincia de Shandong. Después, la policía se llevó a otros maoístas, como Liu Qingfeng, Fu Mingxiang, Hu Jiahong, Nie Jubao y Wu Ronghua.

La medida de Beijing suscitó peticiones de liberación de los maoístas. Los partidarios enfadados preguntaron por teléfono a la policía local sobre sus detenciones.

Sin embargo, los policías se negaron a revelar las acusaciones concretas en nombre de la confidencialidad del caso. La policía amenazó con castigar a quienes la desafiaran.

“Ciertamente han estado involucrados en delitos de pandillas”, explicó la policía. “Pero eso no tiene nada que ver con la promoción del presidente Mao”.

Otro policía afirmó que no tenían obligación de informarles de los verdaderos cargos, dada la confidencialidad del caso.

No es la primera vez que los maoístas son purgados por el régimen del PCCh.

En 2009, Ma y sus seguidores se reunieron en el municipio de Chongqing, que está directamente bajo el control del gobierno central, y declararon que habían creado el Partido Comunista Maoísta de China, una organización clandestina que pretende restaurar las políticas del difunto líder chino Mao. Rechazaron los 30 años de reforma y apertura de China por considerarlos una “restauración capitalista”.

En aquella época, Chongqing era el bastión de Bo Xilai, una figura política entonces poderosa que suscitó mítines de estilo maoísta y políticas sociales como jefe del partido en la megaciudad, llamando la atención en el país y en el extranjero.

Irónicamente, fue en Chongqing donde la policía de la ciudad hizo una redada en la reunión de Ma y sus seguidores. Todos los asistentes fueron detenidos y, posteriormente, los líderes fueron condenados a prisión, incluido el propio Ma, al que se le impuso la pena más severa —10 años de cárcel— acusado de incitar a la subversión del poder del Estado.

Ma fue liberado el 14 de octubre de 2019.

El experto en China radicado en California, Wu Jianmin, dijo en una entrevista con The Epoch Times el 10 de junio que no es una sorpresa que el líder chino Xi Jinping tomara medidas enérgicas contra los maoístas nacionales.

En su opinión, los maoístas se resistieron a la amplia brecha actual entre ricos y pobres en China. Por ello, pretendían igualar o redistribuir la riqueza o los recursos sociales entre los ciudadanos. En otras palabras, Wu sostiene que se oponen a los aristócratas rojos de segunda generación dirigidos por Xi, que poseen grandes fortunas.

Señaló que el régimen gobernante del PCCh nunca perseguirá la llamada “prosperidad común”. Por el contrario, los aristócratas rojos de China están engañando al pueblo chino y obteniendo beneficios personales con el pretexto del comunismo.

Xi derribará a todas las fuerzas que intenten desafiar su autoridad, independientemente de que decidan formar un partido político o no, dijo el experto.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.