Beijing tiende emboscada a inversores estadounidenses tras salida a bolsa de Didi

Por Emel Akan y Eva Fu
06 de Julio de 2021 6:40 PM Actualizado: 06 de Julio de 2021 6:40 PM

WASHINGTON–Los inversores estadounidenses fueron aplastados una vez más por Beijing luego que el gigante de los viajes compartidos Didi Chuxing se convirtiera en el último blanco de una represión por parte del régimen comunista pocos días después de su debut en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Un regulador chino de ciberseguridad anunció el 2 de julio que estaba realizando una revisión de Didi. Los funcionarios prohibieron la plataforma de transporte compartido en las tiendas de aplicaciones, diciendo que la compañía había recopilado y utilizado ilegalmente datos personales.

El anuncio se produjo luego de que Didi recaudara USD 4400 millones de inversores globales en una de las ofertas públicas iniciales (OPIs) más grandes de Estados Unidos de la última década. Las acciones de Didi comenzaron a cotizar a USD 16.65 por acción el 30 de junio.

Los inversores reaccionaron el 6 de julio cuando los mercados abrieron después de un largo fin de semana festivo. Las acciones de Didi Global Inc. (NYSE: DIDI) cayeron más del 20 por ciento en las operaciones matutinas en Nueva York, perdiendo más de USD 15,000 millones en valor de mercado.

Los abogados estadounidenses ahora están preparando demandas colectivas sobre la OPI de Didi para recuperar las pérdidas sufridas por los inversores.

Apodada “el Uber de China”, la compañía tiene la mayor participación de mercado en el país. Entre sus patrocinadores destacados se encuentran los gigantes tecnológicos chinos Alibaba y Tencent, SoftBank de Japón, Toyota y Uber.

La plataforma de transporte compartido no es la única empresa que se enfrenta a la ira del régimen chino. El regulador de ciberseguridad de China tomó acciones el 5 de julio en contra de más empresas de tecnología chinas que habían sido cotizadas recientemente en Nueva York.

El gobierno abrió revisiones de ciberseguridad en dos subsidiarias de Full Truck Alliance Co. (NYSE: YMM), también conocida como Manbang. La startup respaldada por inversores como SoftBank y Tencent había recaudado USD 1600 millones en su oferta pública en junio.

Los reguladores también están investigando a Kanzhun Ltd. (NASDAQ: BZ), conocida como Boss Zhipin. La plataforma de reclutamiento online, que también está respaldada por Tencent, había recaudado más de USD 900 millones en su cotización NASDAQ el mes pasado.

Junto con las acciones de Didi, las acciones de Full Truck Alliance, Kanzhun, Tencent y otras firmas tecnológicas chinas se vieron afectadas el 6 de julio.

La reciente represión fue un duro recordatorio para los inversores de que el Partido Comunista Chino (PCCh) todavía está a cargo del creciente sector privado del país.

“Ellos están exigiendo a todas las empresas privadas que sigan lo que dice el Partido, o no tendrán futuro”, dijo Li Hengqing, un experto en China con sede en Washington, a The Epoch Times.

Didi ha sido acusado de transferir datos sensibles a Estados Unidos. Li Min, vicepresidente de Didi, calificó estas especulaciones como “rumores maliciosos”.

“Como la mayoría de las empresas chinas que cotizan en el extranjero, Didi almacena los datos de sus usuarios chinos en servidores chinos y de ninguna manera entregaríamos los datos a Estados Unidos”, escribió Li en un posteo en redes sociales chinas el 3 de julio.

Didi fue fundada en Beijing en 2012 por el exgerente de Alibaba, Cheng Wei, y se ha convertido en el número uno en el mercado de transporte privado de China. La compañía logró sacar a Uber del mercado de China continental hace cinco años. A finales de marzo, la app de Didi tenía unos 493 millones de usuarios activos durante el año anterior.

“Ellos solo quieren dinero”

A pesar de un escrutinio regulatorio intenso en torno a las empresas tecnológicas de China y las continuas tensiones políticas entre Washington y Beijing, las empresas chinas se apresuran a cotizar en bolsa en Estados Unidos.

En el primer semestre de este año, 34 empresas de China continental y Hong Kong recaudaron un récord de USD 12,400 millones al salir a bolsa en Estados Unidos, según datos de Dealogic. Y los principales bancos de inversión de Wall Street ganaron más de USD 450 millones en comisiones por ayudar con las OPIs chinas.

Incluso mientras el Congreso de EE. UU. comienza a endurecer los controles sobre las empresas con sede en China que cotizan en las bolsas de EE. UU., estas empresas continúan buscando capital estadounidense. Se espera que decenas de firmas chinas más salgan a bolsa en Estados Unidos este año.

Sin embargo, el creciente escrutinio regulatorio de Beijing y Washington ha afectado la confianza de los inversores últimamente. Casi el 70 por ciento de las empresas chinas que cotizan en las bolsas estadounidenses este año han perdido valor desde su oferta pública inicial (OPI), según Financial Times.

Las acciones de RLX Technology (NYSE: RLX), el mayor fabricante de cigarrillos electrónicos de China, por ejemplo, se desplomaron más del 70 por ciento desde su OPI, ya que los reguladores anunciaron restricciones a los cigarrillos electrónicos y otros productos de tabaco.

“El PCCh ha ejercido y seguirá ejerciendo su control sobre todas las empresas chinas, y a Wall Street no le importa el peligro que este riesgo representa para los inversores estadounidenses”, dijo Chris Iacovella, director ejecutivo de la American Securities Association, en un correo electrónico.

“También es difícil entender cómo las empresas controladas por el PCCh continúan operando en nuestros mercados, especialmente después de lo que le sucedió a Alibaba en diciembre y ahora a Didi. El momento posterior a la OPI que utilizó el PCCh para ejercer control sobre Didi debería ser especialmente preocupante para los reguladores”, dijo a The Epoch Times.

La reciente oferta de acciones de Didi fue la mayor oferta pública inicial de China desde que Alibaba Group recaudó USD 25,000 millones en 2014.

Alibaba también sufrió pérdidas históricas después de que los reguladores iniciaran una investigación sobre la compañía a fines del año pasado. Su fundador, Jack Ma, desapareció durante unos meses como resultado de la represión.

También fue “interesante” que los reguladores lanzaran la investigación contra Didi el 2 de julio, justo después del centenario del PCCh, dijo Frank Tian Xie, profesor de negocios en la Universidad de Carolina del Sur-Aiken.

“Ellos definitivamente planearon esto hace mucho tiempo, pero esperaron a propósito hasta después de la celebración de los 100 años del Partido para hacerlo”, dijo a The Epoch Times. Estos pocos días entre la salida a bolsa de Didi y la investigación significan que Didi tuvo tiempo para recaudar dinero, lo cual hace que la represión sea un golpe más fatal.

También es posible que algunas autoridades chinas sintieran que no obtuvieron suficiente botín de las ganancias de Didi, dijo.

“El objetivo del PCCh no es realmente la seguridad nacional, ellos solo quieren dinero”.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan

Siga a Eva en Twitter: @EvaSailEast


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.