Biden anuncia nuevas medidas de control de armas y afirma que es una “crisis de salud pública”

Por Jack Phillips
08 de Abril de 2021
Actualizado: 08 de Abril de 2021

El presidente Joe Biden anunció este jueves varias medidas nuevas para el control de armas tras dos tiroteos masivos ocurridos el mes pasado, afirmando que los tiroteos son una “crisis de salud pública”.

“La violencia con armas en este país es una epidemia y es una vergüenza internacional”, añadió en un discurso en la Casa Blanca en el que estuvo acompañado por la vicepresidenta Kamala Harris y el fiscal general Merrick Garland. Según los informes, también asistieron varios defensores del control de armas y funcionarios locales.

“Nada de lo que voy a recomendar atenta contra la Segunda Enmienda”, agregó Biden. “Estos son argumentos falsos que sugieren que están en juego los derechos de la Segunda Enmienda de lo que estamos hablando”.

Elaborando, el presidente dijo: “Pero ninguna enmienda de la Constitución es absoluta… Desde el principio, no podías poseer el arma que quisieras. Desde el principio de la existencia de la Segunda Enmienda, a ciertas personas no se les permitía tener armas. Así que la idea es simplemente extraña al sugerir que algunas de las cosas que estamos recomendando son contrarias a la Constitución”.

Según el texto facilitado por la Casa Blanca, Biden ordena al Departamento de Justicia que, en un plazo de 30 días, emita una propuesta de norma destinada a frenar la propagación de las llamadas armas fantasma, o armas elaboradas a partir de kits de fabricación propia.

El gobierno también emitirá en los próximos dos meses una propuesta de norma que declare que una pistola equipada con una abrazadera estabilizadora será en cambio etiquetada como un rifle de cañón corto y publicará una legislación de “bandera roja” para los estados.

Otras tres medidas anunciadas el miércoles por la administración son: la inversión en “intervenciones contra la violencia en la comunidad” destinadas a frenar el aumento de los asesinatos y tiroteos registrados el año pasado; el inicio de la publicación de un informe anual sobre el tráfico de armas de fuego; y el nombramiento de David Chipman como director de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF). Chipman es un antiguo asesor del grupo de defensa del control de armas Everytown for Gun Safety y actual asesor de Giffords, una organización que dice trabajar para detener la violencia con armas de fuego.

“He visto con mis propias dos vidas lo que una bala puede hacer al cuerpo humano (…) y he luchado toda mi carrera para combatir esta violencia y aprobar medidas razonables de seguridad de las armas”, dijo Harris al tiempo que introducía al presidente el jueves.

“¿Qué estamos esperando? Porque no estamos esperando una tragedia … Hemos tenido más tragedias de las que podemos soportar”, dijo. “Las soluciones existen … la gente de ambos lados del pasillo quieren acción, gente real … así que todo lo que queda es la voluntad y el coraje para actuar”.

A continuación, Biden hizo un llamado al Congreso para que actúe, diciendo “basta de rezos … es hora de actuar”.

A primera hora del jueves, varios grupos prominentes de defensa de los derechos de las armas, como la Asociación Nacional del Rifle (NRA) y Gun Owners of America, criticaron el anuncio de Biden.

Este último grupo describió el anuncio de Biden como de naturaleza tiránica.

“Como un dictador, Biden está tratando de regular unilateralmente las armas de fuego que los propietarios de armas poseen actualmente. Y lo está haciendo a través de una acción ejecutiva, saltándose los requisitos constitucionales que dan al Congreso la autoridad para aprobar la legislación”, dijo el jueves Gun Owners of America.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS