Biden condena irrupción en el Capitolio del 6 de enero y provoca la respuesta de Trump

Por Zachary Stieber
06 de Enero de 2022 4:24 PM Actualizado: 06 de Enero de 2022 4:24 PM

El presidente Joe Biden condenó el 6 de enero la irrupción en el Capitolio de Estados Unidos que tuvo lugar un año antes y prometió no dejar que nadie “ponga un puñal en la garganta de nuestra democracia”.

Hablando desde el Capitolio, Biden relató cómo una turba entró en el edificio y se enfrentó a las fuerzas policiales en un intento de detener la certificación de los votos electorales.

“Lo vimos con nuestros propios ojos. Los alborotadores amenazaron estos pasillos, amenazando la vida de la presidenta de la Cámara, erigiendo literalmente horcas para colgar al vicepresidente de Estados Unidos de América”, dijo.

También elogió a los oficiales que respondieron a los disturbios y criticó al expresidente Donald Trump, del que dijo que incitó el ataque.

“Esta es la verdad: el expresidente de Estados Unidos de América ha creado y difundido una red de mentiras sobre las elecciones de 2020. Lo ha hecho porque valora el poder por encima de los principios, porque considera que sus propios intereses son más importantes que los intereses de su país y de Estados Unidos, y porque su magullado ego le importa más que nuestra democracia o nuestra Constitución”, dijo Biden.

Biden fue certificado como ganador de las elecciones por 74 votos electorales después de haber ganado en estados indecisos clave como Georgia, Wisconsin y Pennsylvania.

Pero Trump mantiene que fue el verdadero ganador, señalando el fraude electoral y las irregularidades denunciadas relacionadas con el aumento del uso del voto por correo.

La irrupción en el Capitolio se produjo después de múltiples eventos celebrados para proteger los resultados de las elecciones de 2020. Un subconjunto de las miles de personas que se encontraban en Washington, entre las que había partidarios de Trump, entraron en el Capitolio y se enfrentaron a las fuerzas policiales dentro y fuera del edificio.

Una de ellas, Ashli Babbitt, de 35 años, murió de un disparo realizado por un policía del Capitolio cuando intentaba trepar por la ventana rota de una puerta atrincherada que daba acceso al vestíbulo de la presidenta de la Cámara. El policía no fue acusado tras una investigación.

Protesters and rioters gather outside the U.S. Capitol Building
Los manifestantes se reúnen frente al edificio del Capitolio de EE.UU., en Washington, el 6 de enero de 2021. (Tasos Katopodis/Getty Images)
Manifestantes en el Capitolio de Estados Unidos en Washington el 6 de enero de 2021. (Win McNamee/Getty Images)

Las declaraciones de Biden provocaron la respuesta de Trump, quien aseguró que el presidente “se esfuerza por intentar desviar el incompetente trabajo que está haciendo, y que ha hecho, en la horrible retirada de Afganistán (rendición), las fronteras, el COVID, la inflación, la pérdida de independencia energética y mucho más”.

“Todo lo que toca se convierte en fracaso. Eso es lo que obtienes cuando tienes unas elecciones arregladas”, añadió.

Los legisladores demócratas promovieron el discurso de Biden al ofrecer declaraciones sobre el aniversario del 6 de enero.

“Un discurso muy poderoso e importante de POTUS. Gracias por recordarnos a todos que nuestra democracia es lo que hacemos de ella. Debemos fortalecer nuestras instituciones democráticas y proteger el derecho al voto, que está siendo atacado en los estados de todo el país”, dijo el representante Dan Kildee (D-Mich.).

“Uno de los mejores y más poderosos discursos que ha pronunciado el presidente Biden. Y uno de los más importantes”, añadió el congresista Don Beyer (D-Va.).

Otros repitieron las palabras de Biden al calificar la irrupción como una insurrección, a pesar de que nadie de los cientos de imputados ha sido acusado de insurrección o sedición.

El fiscal general Merrick Garland, nominado por Biden, dijo el miércoles que el Departamento de Justicia está comprometido “a hacer que todos los responsables del 6 de enero, en cualquier grado, rindan cuentas ante la ley”. No abordó la falta de cargos por insurrección.

Algunos republicanos ofrecieron una perspectiva similar a la de Trump, entre ellos el senador Lindsey Graham (R-S.C.), quien dijo que los discursos de Biden y de la vicepresidenta Kamala Harris “fueron un esfuerzo por resucitar una presidencia fallida más que por marcar el aniversario de un día oscuro en la historia de Estados Unidos”.

“La presidencia de Biden, un año después del 6 de enero, está en caída libre no por el ataque a nuestro Capitolio, sino por políticas fallidas y un liderazgo débil. El gobierno de Biden parece incapaz de lidiar con los desafíos que enfrenta Estados Unidos, y sus esfuerzos por politizar el 6 de enero fracasarán”, agregó.

Con información de Nick Ciolino.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.