Biden dice que hay que despedir a los policías que rechazan la vacuna contra COVID-19

Por Nick Ciolino
22 de Octubre de 2021 6:49 AM Actualizado: 22 de Octubre de 2021 10:17 AM

El presidente de Joe Biden, dijo que los oficiales de policía que se nieguen a recibir la vacuna contra el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), que causa la enfermedad COVID-19, deberían ser despedidos.

En un foro del presidente el 21 de octubre, organizado con CNN, el moderador Anderson Cooper preguntó a Biden si “¿debería obligarse a los oficiales de policía y a los primeros intervinientes de una emergencia a vacunarse? Y si no es así, ¿deberían ellos estar obligados a quedarse en casa, a ser despedidos?”.

“Sí, y sí”, respondió Biden.

El presidente Joe Biden participa en un foro ciudadano de CNN a cargo del presentador Anderson Cooper en el Baltimore Center Stage en Baltimore, Maryland, el 21 de octubre de 2021. (Nicholas Kamm/AFP vía Getty Images)

La orden ejecutiva de Biden, anunciada el 9 de septiembre, exige a todos los trabajadores federales, así como a los trabajadores de empresas privadas con 100 empleados, que se vacunen contra el virus o muestren una prueba semanal negativa a la detección del virus.

Algunas ciudades importantes están poniendo en marcha reglas para exigir a sus fuerzas policiales que se vacunen. Cooper señaló en el foro que hasta uno de cada tres miembros de los servicios de emergencia de algunas ciudades se niega a hacerlo.

El presidente continuó diciendo que le preocupan aquellos que hacen de las órdenes de vacunación una cuestión política.

“Libertad”, se burló Biden. “Yo tengo la libertad de matarte con mi COVID. No, yo quiero decir, vamos, libertad”.

Durante la campaña presidencial de 2020, Biden dijo que se oponía a las órdenes de vacunación contra COVID-19.

En el foro Biden también denunció la “burda desinformación que hay” relacionada con las órdenes de vacunación.

Veintiún oficiales del Departamento de Policía de Chicago fueron suspendidos con licencia sin sueldo por negarse a revelar su estado de vacunación contra COVID-19, tal y como exige una orden municipal, según el superintendente de la Policía de Chicago, David O. Brown.

El alcalde de Nueva York, Bill De Blasio, también anunció el 20 de octubre que la ciudad exigirá a sus empleados que se vacunen o se les dará de baja sin sueldo.

El presidente sigue afirmando que sus órdenes de vacunación están “funcionando” ya que muchas empresas y localidades han puesto en marcha sus propias órdenes antes de la norma federal, que se espera se emita en las próximas semanas.

El 12 de octubre, la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA) finalizó el borrador inicial de la Norma Temporal de Emergencia (ETS) establecida para aplicar la orden de Biden y la envió a la Oficina de Gestión y Presupuesto (OMB) de la Casa Blanca.

La Oficina de Información y Asuntos Reguladores de la OMB está revisando la norma de emergencia, que la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo podrá emitir si se determina que los trabajadores están en “grave peligro”. Este proceso de revisión podría durar hasta 90 días.

Varios gobernadores y fiscales generales republicanos prometieron luchar contra la orden en los tribunales. En un acto de oposición, el gobernador de Texas, Greg Abbott, emitió su propia orden ejecutiva que prohíbe a las empresas de Texas exigir que sus empleados o clientes se vacunen.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.