Biden dice que los aranceles a los productos chinos seguirán vigentes por ahora

Por Frank Fang
20 de Enero de 2022 9:46 AM Actualizado: 20 de Enero de 2022 9:46 AM

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el miércoles que no era el momento de levantar los aranceles de Estados Unidos a los productos chinos porque Beijing no ha cumplido sus promesas en el marco de la primera fase del acuerdo comercial.

“Me gustaría poder estar en una posición en la que pudiera decir que están cumpliendo los compromisos y más que los compromisos para poder levantar algo, pero todavía no estamos ahí”, dijo Biden durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

En 2018, una investigación de la “Sección 301” descubrió que China estaba incurriendo en prácticas comerciales ilegales, incluyendo subsidios gubernamentales excesivos y robo de propiedad intelectual, lo que posteriormente provocó la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Las dos partes firmaron el acuerdo comercial en enero de 2020, en el que China prometió comprar durante los años 2020 y 2021 al menos 200,000 millones de dólares adicionales en bienes y servicios estadounidenses.

Hasta noviembre de 2021, China cumplió apenas el 60 por ciento de su objetivo de compra en el marco del acuerdo comercial, según los datos recopilados por el Instituto Peterson de Economía Internacional, con sede en Washington. La Oficina del Censo de Estados Unidos no ha publicado los datos comerciales de diciembre de 2021.

Biden reconoció que algunos grupos empresariales le pidieron que levante los gravámenes.

“Lo sé, por eso mi representante comercial está trabajando en ello ahora mismo. La respuesta es incierta”, dijo Biden refiriéndose a la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai.

El 23 de diciembre del año pasado, el ministerio de Comercio de China dijo que espera que las dos partes puedan ampliar la cooperación comercial, cuando se le preguntó sobre el acuerdo comercial en una reunión informativa, según los medios de comunicación estatales de China.

Algunos legisladores estadounidenses pidieron al gobierno de Biden que adopte medidas concretas para hacer frente al compromiso fallido de Beijing.

El senador Rick Scott (R-Fla.), en una carta a Tai fechada el 20 de diciembre, manifestó sus dudas de que Beijing pudiera cumplir sus promesas de compra dado su “historial de mentiras y engaños”.

“El pueblo estadounidense, que se ha visto perjudicado por las fechorías económicas del Partido Comunista Chino, merece saber cómo esta administración está haciendo responsable al gobierno comunista chino”, escribió Scott.

Scott pidió a Tsai que responda por escrito a varias preguntas, incluyendo los planes para futuras discusiones comerciales.

El representante Adrian Smith (R-Neb.) afirmó en una columna publicada por su oficina el 14 de enero, que Biden “tiene que dejar de mirar y actuar”.

“Hemos obtenido algunas victorias claras en el marco del acuerdo de la primera fase, pero la inacción del presidente Biden podría deshacer este progreso, incluso mientras trabajamos para aprovecharlo”, escribió Smith.

“Dos años más tarde, China no está ni siquiera cerca de cumplir con sus obligaciones bajo la Fase Uno”, escribió Smith. Además de no comprar suficientes productos estadounidenses, China tampoco “ha cumplido otros compromisos, como el de instituir reformas en materia de propiedad intelectual”, añadióel representante.

“El equipo de política exterior del presidente ha hecho muy poco para enfrentarse a China y su administración solo está produciendo esquemas de acción que no tienen ningún detalle. Eso no es suficiente”, escribió. “Los estadounidenses y los amigos de la libertad de todo el mundo no pueden permitirse la espera”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.