Biden dice que “no hay planes inmediatos” para visitar Arabia Saudí, pero no descarta un futuro viaje

Por Tom Ozimek
04 de Junio de 2022 4:30 PM Actualizado: 04 de Junio de 2022 4:30 PM

El presidente Joe Biden dijo el viernes que no hay “planes inmediatos” para ir a Arabia Saudí, aunque dejó abierta la puerta a un futuro viaje, mientras circulan rumores sobre una posible visita para discutir el suministro mundial de petróleo y arreglar las tensas relaciones entre Washington y Riad.

Biden hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa celebrada el 3 de junio en Delaware, donde se le preguntó si iba a ir a Arabia Saudí.

“No estoy seguro de si voy a ir”, respondió Biden. “No hay planes inmediatos por ahora. Lo estamos contemplando”.

Dijo que “existe la posibilidad de que vaya a reunirme tanto con los israelíes como con algunos países árabes”, y añadió que espera que “Arabia Saudí esté incluida en eso si voy”.

Un periodista preguntó a Biden si sigue considerando a Arabia Saudí como un “paria”, que es como describió al Reino durante la campaña presidencial, en el contexto del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado saudí de Estambul.

“Miren, no voy a cambiar mi opinión sobre los derechos humanos”, respondió Biden. “Pero como presidente de Estados Unidos, mi trabajo es traer la paz si puedo… y eso es lo que voy a tratar de hacer”.

En 2018, la CIA concluyó que el gobernante de facto de Arabia Saudí, el príncipe heredero Mohammed bin Salman, había ordenado personalmente el asesinato de Khashoggi, afirmaciones que el príncipe heredero ha negado.

La escritora turca Hatice Cengiz (D), prometida del periodista y disidente saudí Jamal Khashoggi, posa junto a un retrato de Khashoggi después de descubrirlo en el National Mall de Washington, DC, el 1 de octubre de 2021. (NICHOLAS KAMM/AFP vía Getty Images)

Durante la rueda de prensa en Delaware, un reportero preguntó a Biden si estaría abierto a reunirse con el príncipe heredero si viajaba a Arabia Saudí.

“Mira, nos estamos adelantando a los acontecimientos. Lo que quiero hacer es ver que disminuimos la probabilidad de que haya una continuación de esta… algunas de las guerras sin sentido entre Israel y las naciones árabes. Y en eso estoy centrado”, respondió Biden.

La perspectiva de una visita de Biden a Arabia Saudí se ha rumoreado durante algún tiempo. Axios reportó en marzo que algunos de los asesores del presidente estaban discutiendo en privado un posible viaje en la primavera para ayudar a reparar los lazos entre Washington y Riad, y para persuadir al Reino para extraer más petróleo.

En ese momento, un portavoz de la Casa Blanca restó importancia a los rumores, diciendo a Axios que “mucho de esto es una especulación prematura”.

Las especulaciones sobre un viaje de Biden a Riad se vieron alimentadas después de que la alianza de países productores de petróleo OPEP+ —organización presidida por Arabia Saudí— acordara recientemente aumentar la producción de petróleo después de meses de insistencia por parte de la Casa Blanca para que se extraiga más petróleo en un intento de sofocar la subida de los precios de la gasolina.

Citando “fuentes familiarizadas con el proceso”, Reuters reportó que Biden estaba planeando un viaje a Arabia Saudí a finales de junio, que coincidiría con un viaje a Europa e Israel.

Después, citando a altos funcionarios anónimos de la administración de Biden, la NBC reportó  que la Casa Blanca había pospuesto los planes para un viaje en junio y que la visita de Biden a Arabia Saudí tendría lugar probablemente en julio.

Esos mismos funcionarios, sin embargo, dijeron a la NBC que los planes eran cambiantes y estaban sujetos a modificaciones.

Mientras que el Departamento de Estado estadounidense describe las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudí como “sólidas” y “estrechas”, el Wall Street Journal reportó que los lazos entre los dos países estaban en un “punto crítico”, citando los comentarios de “paria” de Biden, la falta de voluntad de Riad para ceder a las peticiones de Washington de extraer más petróleo y la tensión por el asesinato de Khashoggi.

El medio describió un presunto intercambio tenso entre el príncipe heredero y el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, en el que éste presuntamente preguntó a Bin Salman sobre el asesinato del periodista. El príncipe heredero habría respondido gritando a Sullivan, exigiendo que no se hablara más de Khashoggi y diciéndole al asesor que se olvidara de cualquier aumento de la producción de petróleo.

Epoch Times Photo
El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, en Jeddah, Arabia Saudí, el 18 de septiembre de 2019. (Mandel Ngan/AFP vía Getty Images)

Tras la publicación de ese artículo, un funcionario saudí rechazó la caracterización que hizo el Wall Street Journal de esa reunión, y dijo al medio que la discusión entre Sullivan y el príncipe heredero fue respetuosa y cordial, al mismo tiempo que negó que las relaciones entre sus respectivas naciones fueran tensas.

“A lo largo de los últimos 77 años de relaciones entre Arabia Saudí y Estados Unidos, ha habido muchos desacuerdos y puntos de vista diferentes sobre muchos temas, pero eso nunca ha impedido a los dos países encontrar una manera de trabajar juntos”, dijo el funcionario al Wall Street Journal.

Los dos países mantienen fuertes lazos en materia económica y de seguridad, siendo Estados Unidos el segundo mayor socio comercial de Arabia Saudí.

El Departamento de Estado afirma que el Reino “desempeña un papel importante en el trabajo hacia un futuro pacífico y próspero para la región y es un socio fuerte en los esfuerzos de seguridad y antiterrorismo y en la cooperación militar, diplomática y financiera”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.