Biden niega que aliados cuestionen la “credibilidad” de EE.UU. tras caída de Afganistán

Por Jack Phillips
20 de Agosto de 2021 6:16 PM Actualizado: 20 de Agosto de 2021 6:18 PM

El presidente Joe Biden restó importancia a la preocupación de que la caótica retirada militar de Estados Unidos y la evacuación en curso en Afganistán dañen la credibilidad de su administración en todo el mundo.

“No he visto que se cuestione nuestra credibilidad por parte de nuestros aliados en todo el mundo”, dijo Biden a los periodistas durante una conferencia de prensa el viernes, añadiendo que ha ocurrido “exactamente lo contrario”.

Biden añadió que ha hablado con los aliados de Estados Unidos en la OTAN y que otros altos funcionarios de la Casa Blanca han hablado con sus homólogos en los últimos días.

Varios líderes mundiales y socios de la OTAN han expresado su conmoción o incluso han criticado a Estados Unidos en los últimos días por cómo se está gestionando la retirada. El Parlamento del Reino Unido votó esta semana a favor de considerar al propio Biden en desacato por el disturbio de la retirada de Afganistán.

“La decisión estadounidense de retirarse no fue solo un error, fue un error evitable, desde el acuerdo defectuoso del presidente Trump con los talibanes hasta la decisión del presidente Biden de proceder, y de proceder de una manera tan desastrosa”, dijo el líder demócrata liberal Ed Davey, según The Telegraph.

“Ver a su comandante en jefe poner en duda el valor de los hombres con los que luché, afirmar que huyeron, es vergonzoso”, dijo otro miembro del Parlamento, Tom Tugendhat, presidente tory.

Y el político alemán Armin Laschet, posible sucesor de la canciller Angel Merkel, describió la situación afgana como “el mayor desastre que ha visto la OTAN desde su fundación” y la calificó como “un cambio de época al que nos enfrentamos”.

Esta semana, Biden ha recibido importantes críticas bipartidistas por la forma en que su administración gestionó la evacuación y la retirada, dejando a más de 15,000 estadounidenses en el país mientras el grupo terrorista talibán tomaba Kabul el domingo. Se han registrado escenas de violencia y caos en el aeropuerto de Kabul, donde se están realizando vuelos de evacuación por parte de los militares estadounidenses.

Combatientes talibanes montan guardia a lo largo de una calle cerca del lugar de una procesión de Ashura que se celebra para marcar la muerte del imán Hussein, el nieto del profeta Mahoma, a lo largo de una carretera en Herat el 19 de agosto de 2021, en medio de la toma militar de Afganistán por los talibanes. (AREF KARIMI/AFP vía Getty Images)
Un combatiente talibán pasa por delante de un salón de belleza con imágenes de mujeres pintarrajeadas con spray en Shar-e-Naw, en Kabul, el 18 de agosto de 2021. (WAKIL KOHSAR/AFP vía Getty Images)

Mientras tanto, Biden ha recibido críticas por no admitir públicamente su responsabilidad mientras se iba de vacaciones a Camp David y, según se dice, a su estado natal de Delaware esta semana.

Los vuelos de evacuación del viernes se detuvieron durante unas ocho horas, según los periodistas que están en el lugar, debido a problemas sobre cómo transportar a los refugiados que intentaban escapar. Los vuelos se reanudaron más tarde en el día, confirmó Biden.

“Entramos juntos y nos vamos juntos”, dijo Biden el viernes sobre sus aliados de la OTAN. “Y ahora, estamos trabajando juntos para poner a nuestra gente y a nuestros socios afganos a salvo”.

El presidente no habló con el primer ministro británico, Boris Johnson, hasta el martes, dos días después de que los talibanes tomaran Kabul. Habló con Merkel un día después y con el presidente francés Emmanuel Macron el jueves, según las notas de sus llamadas telefónicas facilitadas por la Casa Blanca.

“Habrá mucho tiempo para criticar y cuestionar cuando esta operación haya terminado, pero ahora, centrémonos en la misión”, dijo Biden.

También durante su discurso, Biden prometió a los miles de estadounidenses que se encuentran en Afganistán que “los llevaremos a casa” y añadió que Estados Unidos se compromete a evacuar a otras decenas de miles de ciudadanos afganos que trabajaron junto al ejército estadounidense.

Los funcionarios de la Administración han sido cuestionados por unas declaraciones públicas que parecían afirmar que el ejército estadounidense confía en los talibanes, designados por algunas agencias federales como red terrorista global, para permitir la entrada de personas al aeropuerto desde el exterior. Biden pareció confirmar de nuevo que el ejército está “en contacto cercano con los talibanes para garantizar la seguridad de los civiles cuando van al aeropuerto”.

En Washington, algunos veteranos del Congreso pedían al gobierno de Biden que ampliara el perímetro de seguridad más allá del aeropuerto de Kabul para que más afganos pudieran llegar al aeropuerto para ser evacuados. También querían que Biden dejara claro que la fecha límite del 31 de agosto para la retirada de las tropas estadounidenses no era definitiva.

La fecha límite “está contribuyendo al caos y al pánico en el aeropuerto porque hay afganos que piensan que tienen 10 días para salir de este país o que la puerta se cierra para siempre”, dijo el representante Peter Meijer (R-Mich.), que sirvió en Irak y también trabajó en Afganistán para ayudar a los trabajadores humanitarios.

Con información de The Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.