Biden nombra a abogada a favor del aborto para la Corte de Apelaciones

Ella perdió el caso de la Corte Suprema que anuló Roe vs. Wade

Por Matthew Vadum
01 de Agosto de 2022 9:40 AM Actualizado: 01 de Agosto de 2022 9:40 AM

El presidente Joe Biden nominó a la abogada a favor del aborto, Julie Rikelman, para la Corte de Apelaciones de Estados Unidos para el 1er Circuito, con sede en Boston, anunció la Casa Blanca el 29 de julio.

Es probable que la nominación de Rikelman se enfrente a la oposición en el Senado de Estados Unidos, que está dividido en partes iguales. Los activistas de izquierda están presionando a los senadores demócratas, instándoles a acelerar el ritmo de las confirmaciones judiciales por temor de que los republicanos retomen el control de la cámara alta tras las elecciones de noviembre.

Rikelman es actualmente directora del Centro de Derechos Reproductivos, una organización internacional que defiende el aborto y cuenta con oficinas en Nueva York, Washington, Suiza, Colombia y Kenia. La misión del grupo, según su sitio web, es utilizar “el poder de la ley para promover los derechos reproductivos como derechos humanos fundamentales en todo el mundo”.

Ella representó a la única clínica abortista con licencia estatal de Mississippi en el caso Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization, sobre el cual la Corte Suprema emitió un fallo el 24 de junio. La Corte Suprema entonces confirmó una ley de Mississippi que prohíbe el aborto después de las 15 semanas de embarazo y anuló el precedente del aborto del caso Roe vs. Wade de 1973, devolviendo la regulación del aborto a los estados.

Durante los argumentos orales del 1 de diciembre de 2021, Rikelman dijo que “la prohibición de Mississippi de abortar dos meses antes de la viabilidad es rotundamente inconstitucional”, y añadió que el estado quería que el tribunal desmantele Roe “y que permita que los estados obliguen a las mujeres a permanecer embarazadas y dar a luz en contra de su voluntad”.

Borrar o debilitar el aborto “impulsará a las mujeres hacia atrás” y hará “un profundo daño a la libertad de las mujeres, la igualdad y el estado de derecho”, dijo la abogada. “Dos generaciones han confiado ya en este derecho y 1 de cada 4 mujeres toma la decisión de interrumpir un embarazo”.

Aunque Rikelman perdió en Dobbs, tuvo éxito en otro caso de aborto que argumentó ante la Corte Suprema. El 29 de junio de 2020, en el caso June Medical Services LLC vs. Russo, la corte anuló la Ley 620 de Luisiana, que exigía que un médico que practicara un aborto tuviera “privilegios de admisión activos” en un hospital situado a menos de 50 kilómetros del lugar de donde se practicara el aborto.

Rikelman nació en Kiev, Ucrania y emigró a Estados Unidos con su familia en 1979, informó la Casa Blanca en una declaración. Se licenció en Derecho en la Facultad de Derecho de Harvard en 1997, y anteriormente trabajó en NBC Universal Inc. como vicepresidenta de litigios.

Christopher Kang, consejero jefe del grupo de defensa de la izquierda Demand Justice, celebró el nombramiento de Rikelman.

“Tras la decisión de la Corte Suprema de anular el caso Roe contra Wade, Julie Rikelman aporta exactamente el tipo de experiencia en derechos reproductivos que necesitamos desesperadamente en los tribunales”, dijo Kang en una declaración.

Mike Davis, de la organización de defensa judicial conservadora Article III Project, dijo a Reuters que Rikelman es una mala elección para el banquillo federal.

“Esta candidata es una activista abortista radical y de izquierda que no tiene nada que hacer en ningún tribunal y mucho menos en Corte de Apelaciones federal”, dijo Davis.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.