Biden pide a sector privado “dé un paso adelante” para solucionar los atascos en el suministro

Por Nick Ciolino
14 de Octubre de 2021
Actualizado: 14 de Octubre de 2021

El presidente Joe Biden pidió al sector privado de la cadena de suministro que “dé un paso adelante” en medio de la creciente preocupación por los atascos logísticos y el aumento de la inflación.

Los comentarios de Biden en un discurso pronunciado el 13 de octubre se produjeron tras el anuncio de que el puerto de Los Ángeles pasará a prestar un servicio 24 horas al día, 7 días a la semana —un paso que el puerto de Long Beach dio hace varias semanas— en respuesta a los atascos récord en los muelles y a las docenas de buques de carga que esperan para descargar.

Además, Walmart, UPS y FedEx anunciaron el 13 de octubre que también pasarán a operar las 24 horas del día.

Target, Home Depot y Samsung también se comprometieron a aumentar el trabajo durante las horas de menor actividad.

“Pero ahora necesitamos que el resto de la cadena del sector privado también se ponga las pilas”, dijo Biden. “Esto no se llama cadena de suministro para nada —esto preocupa a [sic] los operadores de terminales, los ferrocarriles, las empresas de transporte, los transportistas y otros minoristas también”.

El presidente prometió “dirigir todas las acciones apropiadas” si era necesario el apoyo federal, y añadió que “si el sector privado no da un paso adelante vamos a llamarlos y pedirles que actúen”.

Cuando el 11 de octubre Reuters le preguntó a un alto funcionario de la Casa Blanca por las compras navideñas de este año, él dijo que “habrá cosas que la gente no podrá conseguir”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, subrayó a los periodistas el 13 de octubre que en Estados Unidos hay una “serie de problemas que afectan a la cadena de suministro” y mencionó entre ellos a las vulnerabilidades del sistema alimentario y del mercado de la vivienda en medio del aumento de los costes de la carne y la madera.

“No puedo predecir que vayamos a resolver todos los problemas mañana o la semana que viene. No lo haremos”, dijo Psaki. “Estamos saliendo de una crisis económica causada por una pandemia, en todo caso lo que estamos haciendo es utilizar todas las herramientas a nuestro alcance para aliviar el impacto en el pueblo estadounidense, aliviar el impacto en las familias de cara a las fiestas”.

Un informe del Departamento de Trabajo publicado el 13 de octubre reveló que los precios al consumo en Estados Unidos se aceleraron en septiembre a su ritmo anual más rápido en 13 años, destacando el aumento del coste de productos como alimentos y gasolina.

El mes pasado, el índice de los alimentos subió un 0.9 por ciento, el de los alimentos en el hogar se elevó un 1.2 por ciento, el de la energía un 1.3 por ciento y el de la gasolina un 1.2 por ciento, según el informe.

La Reserva Federal predijo el mes pasado una tasa de inflación para 2021 del 4.2 por ciento, muy por encima de su objetivo del 2 por ciento.

“El año que viene, esperamos que [la inflación] baje, tal como proyectan los pronósticos externos”, dijo Psaki.

Biden también aprovechó el discurso para promover la propuesta del paquete de infraestructuras bipartidista de 1.2 billones de dólares y su plan de gastos aún mayor denominado “Build Back Better” (Reconstruir mejor), como soluciones a largo plazo para los problemas de la cadena de suministro y la inflación.

“Proponemos realizar la mayor inversión en puertos de nuestra historia. El proyecto de ley también invertirá en nuestras cadenas de suministro y fabricación, reforzando nuestra capacidad de fabricar más productos de principio a fin aquí mismo, en Estados Unidos”, dijo Biden.

En febrero, Biden encargó un informe en el que se constataba la debilidad de la cadena de suministro estadounidense en la fabricación de semiconductores y embalajes avanzados; en baterías de gran capacidad, como las de los vehículos eléctricos; en minerales y materiales críticos y en productos farmacéuticos e ingredientes farmacéuticos avanzados.

En respuesta a estos resultados, Biden creó en junio un grupo de trabajo dedicado a estos asuntos y anunció otras medidas por parte de las agencias gubernamentales.

En agosto, la Casa Blanca nombró como nuevo enviado a los puertos del país a John Porcari, un veterano funcionario de transportes que prestó sus servicios al gobierno de Barack Obama.

El grupo de trabajo también ha tratado de abordar el aumento del coste de la carne a través de un Programa de Garantía de Préstamos para el Suministro de Alimentos, dirigiendo 100 millones de dólares en fondos de la Ley del Plan de Rescate Estadounidense para ampliar la capacidad de procesamiento de la carne y las aves de corral.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS