Boeing pagará multa de USD 200 millones por engañar a inversores sobre seguridad del 737 MAX

Por Bryan Jung
24 de Septiembre de 2022 3:50 PM Actualizado: 24 de Septiembre de 2022 3:50 PM

Boeing anunció que había llegado a un acuerdo de 200 millones de dólares con la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por su sigla en inglés) tras las acusaciones de haber engañado a sus propios inversores y al público sobre la seguridad de su avión de pasajeros 737 MAX, el más vendido.

El Boeing 737 MAX causó la muerte de 346 personas en dos accidentes mortales distintos, lo que obligó a la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) a dejar el avión en tierra durante 20 meses y no permitirle volver a volar hasta noviembre de 2020.

Los accidentes mortales se produjeron en aguas de Indonesia y en Etiopía a finales de 2018 y principios de 2019.

“En tiempos de crisis y tragedia, es especialmente importante que las empresas públicas y los ejecutivos proporcionen información completa, justa y veraz a los mercados”, dijo el presidente de la SEC, Gary Gensler, en un comunicado del 22 de septiembre.

Las acciones de Boeing han bajado un 68% desde su máximo histórico tras el segundo accidente en marzo de 2019.

“Boeing y [el exdirector ejecutivo Dennis] Muilenburg pusieron los beneficios por encima de las personas al engañar a los inversores sobre la seguridad del 737 MAX, todo ello en un esfuerzo por rehabilitar la imagen de Boeing tras dos trágicos accidentes que provocaron la pérdida de 346 vidas y un dolor incalculable para tantas familias”, dijo Gurbir S. Grewal, director de la División de Aplicación de la SEC.

La SEC alegó que, tras el primer accidente mortal del avión de pasajeros, Muilenburg encubrió el hecho de que una función de control de vuelo denominada Sistema de Aumento de las Características de Maniobra (MCAS) constituía un riesgo continuo para la seguridad, pero siguió asegurando que el 737 seguía siendo apto para el vuelo.

Tras el segundo accidente, se descubrió que el exdirector ejecutivo y sus colegas de Boeing habían engañado al público sobre las deficiencias en el proceso de certificación del avión en relación con el sistema de control de vuelo automatizado MCAS, a pesar de que había mucha información interna que reconocía la existencia de un problema, según la SEC.

“Boeing y Muilenburg aseguraron al público que no había fallas o lagunas en el proceso de certificación con respecto al MCAS, a pesar de ser conscientes de la información contraria”, dijo una declaración inicial de la SEC en 2019.

Engañar a los reguladores y a los inversores

La SEC no tardó en enterarse de un presunto encubrimiento interno por parte de la dirección de la compañía y de la investigación de la FAA, tras las falsas declaraciones del exdirector ejecutivo y de los ejecutivos de Boeing a los inversores y a la agencia.

En respuesta a la investigación, Muilenberg calificó el 737 MAX de “tan seguro como cualquier otro avión que haya surcado los cielos”, lo que inmediatamente recibió una reprimenda pública de la FAA, que tensó la relación de Boeing con el regulador y humilló a la compañía.

Boeing despidió a su entonces director ejecutivo en diciembre de 2019, después de que se conociera el escándalo de las inspecciones y en parte debido a sus comentarios sobre el estado de autorización del 737 por parte de los reguladores de seguridad aérea.

El presidente de la SEC dijo que Muilenburg y Boeing “fallaron en esta obligación más básica” de ser “completos, justos y veraces en las revelaciones a los mercados” y que “engañaron a los inversores al proporcionar garantías sobre la seguridad del 737 MAX, a pesar de conocer las graves preocupaciones de seguridad”.

Ni el exdirector ejecutivo ni el fabricante aeroespacial han rebatido las conclusiones de la agencia, que les acusa de poner “los beneficios por encima de las personas al engañar a los inversores sobre la seguridad del 737 Max, todo ello en un esfuerzo por rehabilitar la imagen de Boeing”.

Muilenburg se vio obligado a pagar un millón de dólares en un acuerdo con la SEC.

Sin embargo, no se enfrentará a cargos y el acuerdo no le obliga a admitir ninguna infracción.

“El acuerdo de hoy es parte del esfuerzo más amplio de la compañía para resolver responsablemente los asuntos legales pendientes relacionados con los accidentes del 737 MAX de una manera que sirva a los mejores intereses de nuestros accionistas, empleados y otras partes interesadas”, dijo Boeing en un comunicado a CNBC.

Resolución del escándalo

El fabricante de aviones ya había acordado pagar 2500 millones de dólares para resolver una investigación penal separada del Departamento de Justicia, después de que dos audiencias del Congreso descubrieran graves fallos en el proceso de fabricación y aprobación del 737.

Como parte de ese acuerdo, se asignarían 500 millones de dólares a las familias de las víctimas que murieron en los dos accidentes del 737.

Los actuales y exdirectivos de la compañía llegaron a un acuerdo adicional de 237.5 millones de dólares con los accionistas en 2021 por la falta de supervisión del 737 por parte del consejo.

Se espera que se celebren algunos juicios más en los tribunales en 2023 para resolver otras reclamaciones.

Desde entonces, el Congreso ha aprobado la Ley de Reforma de la Certificación de Aeronaves y Responsabilidad para reformar la certificación de las aeronaves, dando a la FAA más poder para supervisar el proceso.

La patrocinadora del proyecto de ley, la vicepresidenta del Subcomité de Aviación de la Cámara de Representantes, Sharice Davids (D-Kans.), dijo en un comunicado: “Las 346 víctimas de los accidentes de los Boeing 737 MAX y sus familias esperan y merecen que el Congreso actúe para asegurarse de que los errores que llevaron a esas tragedias no vuelvan a ocurrir”.

“Este proyecto de ley bipartidista reforzará la seguridad y la responsabilidad de la aviación y ayudará a los pilotos y a las tripulaciones de vuelo a hacer su trabajo de forma segura y eficiente. Me alegró ver a mis colegas de la Cámara de Representantes unirse hoy para aprobar esta legislación crítica, e insto al Senado a hacer lo mismo”, añadió en la declaración del 18 de noviembre de 2020.

American, United, Southwest y Alaska Airlines son las únicas aerolíneas estadounidenses que vuelan con el 737 MAX, mientras que Delta, que encargó 100 del modelo 737 MAX 10 del avión, aún no ha recibido la entrega.

Las acciones de Boeing cayeron un 7.45% al final de la semana.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.