Boinas verdes saltan al mar con trajes estancos recreando acciones de guerra

27 de Octubre de 2018 Actualizado: 27 de Octubre de 2018

Saltar al mar de noche con paracaídas y provistos de trajes estancos para ganar la costa a nado y recrear la captura de un supuesto líder enemigo son algunas de las maniobras que el Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército, más conocidos como los ‘boinas verdes’, ha llevado a cabo durante los últimos diez días.

Del 17 al 26 de octubre, medio millar de soldados del MOE y alrededor de 600 de unidades de Tierra, la Armada y el Aire de ocho provincias de España han perfeccionado la coordinación en operaciones que, en su mayor parte, se han desarrollado durante la noche entre las provincias de Alicante, Valencia, Murcia y Albacete.

Junto a los ‘boinas verdes’ o ‘guerrilleros’ (así les gusta llamarse en el MOE), ha participado en las maniobras “Empecinado 18” efectivos de Bétera (Valencia), Javalí y Alcantarilla (Murcia), Colmenar Viejo (Madrid), El Copero (Sevilla), Almagro (Ciudad Real), Salamanca y San Gregorio (Zaragoza).

Las operaciones han sido coordinadas desde Madrid con dos bases operativas: la sede del MOE (el acuartelamiento de Rabasa) en Alicante y la localidad murciana de Los Alcáceres.

La fuerza de elite del Ejército español ha ejecutado dos operaciones a gran escala y otras de menor entidad en dos países ficticios enfrentados por la gestión de un río y donde, además, operan grupos armados clandestinos.

En una de esas acciones directas de alta precisión, se ha ensayado la captura de un dirigente de una organización.

El operativo comenzó con una patrulla de reconocimiento especial para observar el objetivo y verificar la localización del líder enemigo, y le siguieron tropas que saltaron al mar en paracaídas para tomar tierra con sofisticados trajes estancos, que son aquellos que rodean todo el cuerpo ciñéndose en cuello y muñecas de forma que no entra el agua.

Estos soldados han sorteado las líneas enemigas para ejecutar la misión con el apoyo de helicópteros de transporte tipo ‘Chinnok’ (con base en Colmenar Viejo) y la ayuda de dos ‘Cougar’ (El Copero) y tres más de ataque tipo ‘Tigre’ (Almagro).

Junto a estas unidades helitransportadas, han asistido a los ‘boinas verdes’ la compañía paracaidista de Javalí del Ejército de Tierra y la escuadrilla de zapadores de Alcantarilla, ambas en Murcia, la Bripac de Madrid, los mandos de Ingenieros de Salamanca y de Transmisiones de Bétera y las fuerzas de oposición Cenad de San Gregorio (Zaragoza).

Otra de las actuaciones “quirúrgicas” desarrolladas por los soldados del MOE ha consistido en la toma de un aeródromo en suelo enemigo para utilizarlo en la salida de tropas.

Boinas verdes saltan al mar con trajes estancos recreando acciones de guerra
Un equipo del MOE realiza un “fast rope” (descenso por cuerda) desde un helicóptero. EFE/

El ejercicio “Empecinado” es el mayor ensayo que, cada año, realiza el MOE, dirigido por el general jefe Demetrio Muñoz y cuyos militares prestan hoy asistencia militar en Irak y Afganistán, y efectúan misiones más típicas de operaciones especiales en Líbano.

El MOE está formado por unos 900 soldados expertos en operaciones que, por su alta especialización, no pueden desarrollar otras unidades, como el rescate de rehenes, reconocimientos especiales o capturas de jefes de redes criminales en territorio hostil.

Para ello cuenta con especialistas en paracaidismo, tiro de precisión, montaña y actividades subacuáticas, entre otros aspectos, con una media de 34 años, 12 de ellos en el Ejército y los 7 últimos en ese cuerpo.

Descubre a continuación

El Instituto Confucio es ‘peligroso’ y un ‘centro de espías’, dice un experto

TE RECOMENDAMOS