Bombarderos B-52H vuelan a Medio Oriente en una aparente advertencia de EE.UU. a Irán

Por Mimi Nguyen Ly
31 de Diciembre de 2020
Actualizado: 31 de Diciembre de 2020

Dos bombarderos estadounidenses B-52H “Stratofortress” volaron en una misión de 30 horas de ida y vuelta desde Estados Unidos al Golfo Pérsico el miércoles en lo que parece ser una muestra de preparación militar dirigida a Irán.

La misión a Medio Oriente fue la segunda de este tipo en el mes. Los aviones de guerra de largo alcance despegaron el martes desde Minot, Dakota del Norte, y fueron repostados en vuelo.

El Comando Central de EE.UU. dijo en una declaración que la aparición “deliberada” en el Medio Oriente era para “subrayar el compromiso del ejército de Estados Unidos con la seguridad regional y demostrar una capacidad única para desplegar rápidamente un abrumador poder de combate en un corto plazo”.

“El despliegue de dos buques también transmite un claro mensaje disuasorio a cualquiera que tenga la intención de hacer daño a los estadounidenses o a los intereses estadounidenses (…) Estados Unidos sigue trabajando en estrecha colaboración con sus aliados y asociados para promover la seguridad y la estabilidad regionales. Esta misión es el tercer despliegue de bombarderos en la zona de operaciones del CENTCOM en los últimos 45 días”, dice su declaración.

Un B-52 de la Fuerza Aérea de EE.UU. de la Base de la Fuerza Aérea de Barksdale sale después de reabastecerse desde un KC-135 Stratotanker en el área de responsabilidad del Comando Central de EE.UU. el 30 de diciembre de 2020. (Fuerza Aérea d EE.UU./Aviador Principal Roslyn Ward)

“Estados Unidos continúa desplegando capacidades listas para el combate en el área de responsabilidad del Comando Central de EE.UU. para disuadir a cualquier posible adversario, y dejar claro que estamos listos y somos capaces de responder a cualquier agresión dirigida a los estadounidenses o a nuestros intereses”, dijo el general Frank McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, en la declaración.

“Nosotros no buscamos el conflicto, pero nadie debe subestimar nuestra capacidad de defender nuestras fuerzas o de actuar con decisión en respuesta a cualquier ataque”, añadió.

El F-16 Fighting Falcon de la Fuerza Aérea de EE.UU. es reabastecido por un KC-135 Stratotanker sobre el área de responsabilidad del Comando Central de EE.UU. el 30 de diciembre de 2020. (Fuerza Aérea de EE.UU./Aviador Principal Roslyn Ward)

Los vuelos de larga distancia al Medio Oriente se producen cuando se acerca el aniversario de la fecha en que fue abatido el principal líder militar de Irán, Qassem Soleimani.

También ocurren después que la embajada de EE.UU. en Bagdad fuera atacada por al menos ocho cohetes Katyusha el 20 de diciembre. Los militares iraquíes dijeron que un “grupo de forajidos” disparó los ocho cohetes. No se conoce ningún grupo apoyado por Irán que haya reivindicado la responsabilidad.

La embajada estadounidense condenó la acción e instó a todos los líderes políticos y gubernamentales iraquíes a tomar medidas para prevenir tales ataques y hacer que los responsables rindan cuentas.

“La Embajada de Estados Unidos confirma que los cohetes que atacaron la Zona Internacional dieron lugar a la intervención de los sistemas defensivos de la Embajada. Se produjeron algunos daños menores en el recinto de la Embajada, pero no hubo heridos ni víctimas”, dijo la embajada en un comunicado.

El Comando Central de EE.UU. dijo en una declaración que el ataque con cohetes en Bagdad fue “casi seguro que lo llevó a cabo un grupo de milicianos rebeldes respaldado por Irán”.

El ataque también provocó una advertencia del presidente Donald Trump. “Nuestra embajada en Bagdad fue alcanzada el domingo por varios cohetes”, escribió el presidente en Twitter. “Tres cohetes fallaron en su lanzamiento. Adivinen de dónde venían: de Irán. Ahora escuchamos conversaciones de ataques adicionales contra estadounidenses en Irak. Algunos consejos de salud amistosos a Irán: si un estadounidense muere, haré responsable a Irán. Piénsalo bien”.

Irán negó estar involucrado en los recientes ataques.

El 10 de diciembre, un par de B-52H de la Fuerza Aérea de EE.UU. de Luisiana volaron sobre el Golfo Pérsico en una misión para asegurar a los aliados y socios de la región y disuadir la agresión. “Los adversarios potenciales deben entender que ninguna nación de la Tierra está más preparada y es capaz de desplegar rápidamente un poder de combate adicional frente a cualquier agresión”, dijo el general McKenzie en ese momento.

Un par de B-52H a fines de noviembre volaron desde la base aérea de Minot en Dakota del Norte en una misión similar “para disuadir la agresión y tranquilizar a los socios y aliados de EE.UU.”.

Con información de The Associated Press y Reuters.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Al Descubierto

¿Mike Pence tiene autoridad para anular resultados?

TE RECOMENDAMOS