Bordados con hilos de oro, una tradición que perdura en Francia

La maestra Sylvie Deschamps y su taller Le Bégonia d'Or
Por Lorraine Ferrier
25 de Septiembre de 2021
Actualizado: 25 de Septiembre de 2021

Desde hace 26 años, la bordadora de hilos de oro Sylvie Deschamps dirige Le Bégonia d’Or, un taller de bordado en oro en la histórica ciudad de Rochefort, al sur de La Rochelle, en el oeste de Francia.

La ciudad se remonta al siglo XI, cuando se construyó el castillo de Rochefort para evitar un ataque normando. Pero la ciudad fortificada moderna de Rochefort se estableció a finales del siglo XVII, cuando Jean-Baptiste Colbert, el ministro del “Rey Sol” Luis XIV, fundó allí un arsenal y un puerto militar. Para embellecer los trajes militares de los hombres, se establecieron en la ciudad talleres de bordado en oro.

Deschamps continúa la tradición del bordado en oro. Posee el prestigioso título de Maestra Artista, un honor otorgado por el Ministerio de Cultura y Comunicación francés a los artesanos que son reconocidos por sus pares como artistas virtuosos, y que son capaces de transmitir la herencia del bordado a las generaciones futuras.

Solo hay 89 maestros artistas en Francia, y Deschamps es actualmente la única bordadora de hilo de oro con este título. Recordando el día en que recibió el honor en 2010, Deschamps dijo en una entrevista telefónica: “Fue uno de los días más memorables de mi vida”.

bordados en hilos de oro Sylvie Deschamps
La Maestra Artista, bordadora de hilos de oro, Sylvie Deschamps, trabajando. (Guerlain/Cortesía de Le Bégonia d’Or)

El título de Maestra Artista le valió a Deschamps y a Le Bégonia d’Or mucha atención de los medios de comunicación, y muchos encargos ilustres de empresas de lujo como las casas de moda Hermès, Cartier y Valentino, así como el perfumista Guerlain, el relojero suizo Piaget, y el zapatero John Lobb.

Además de las marcas de lujo, el atelier de Le Bégonia d’Or también realiza encargos para diseñar y crear adornos únicos para interiores de jets privados, yates y hogares. Además, Deschamps y su equipo restauran y reparan los bordados en oro de muchos objetos, desde estandartes eclesiásticos hasta sofás de clientes.

bordados en hilos de oro Sylvie Deschamps
El fabricante de relojes suizo Piaget encargó a Le Bégonia d’Or la creación de 350 esferas de reloj con dos diseños: una rosa y una rama de laurel. (Piaget/Cortesía de Le Bégonia d’Or)
bordados de Sylvie Deschamps
El motivo de la rama de laurel les llevó 10 horas a Sylvie Deschamps y a su ayudante Marlène Rouhaud, para el relojero suizo Piaget. (Piaget/Cortesía de Le Bégonia d’Or)

Una parte importante del taller es garantizar que la tradición del bordado con hilos de oro se transmita a las generaciones futuras. La aprendiz de Deschamps, Marlène Rouhaud, trabaja junto a ella, y el atelier imparte clases durante todo el año para diferentes niveles de habilidad.

sillón bordado en hilos de oro
Un cliente parisino pidió a Le Bégonia d’Or que restaurara este sofá. (Le Bégonia d’Or)
sillón bordado en hilos de oro
Para restaurar completamente un sofá muy dañado, hubo que colocar bordados de oro sobre un terciopelo nuevo. (Le Bégonia d’Or)
sillón bordado en hilos de oro
Le Bégonia d’Or restauró este sofá de terciopelo a su antigua gloria. (Le Bégonia d’Or)

 

Dominio del bordado en hilos de oro

Cuando era adolescente, Deschamps se propuso ser fabricante de lencería, ya que le gustaban los diferentes tipos de encaje delicado. Su amor por el encaje se mantiene, pero sus esperanzas profesionales de confección de lencería se desvanecieron cuando tenía 15 años. La falta de estudiantes interesados en aprender a hacer lencería hizo que el curso que quería hacer no se impartiera ese año.

En 1995, Deschamps recibió la propuesta de ser director del nuevo atelier, Le Bégonia d’Or. El atelier es el único taller de bordado en oro financiado por el gobierno francés, dijo Deschamps. El atelier se creó para servir a la escuela local para que sus alumnos de bordado en oro adquirieran experiencia laboral, según la formación tradicional.

Sylvie Deschamps y su equipo de Le Bégonia d'Or
Sylvie Deschamps y su equipo de Le Bégonia d’Or bordan alta costura. Aquí, trabajando en una pieza para Valentino. (Cortesía de Le Bégonia d’Or)

Fabricado meticulosamente en Francia

Todos los materiales utilizados en el taller se fabrican en Francia. Y el propio hilo de oro lo fabrica el histórico fabricante de hilos de oro del país, Ets Carlhian.

El hilo de oro se diferencia de los hilos de bordar normales, como la seda. El hilo de oro consiste en un pequeño resorte de oro que se corta a medida y luego se ensarta en un hilo, como si se ensartaran perlas. El hilo de metal precioso no es tan flexible como el hilo normal, y requiere una manipulación delicada y experta, ya que puede dañarse fácilmente, explica Deschamps.

“Cuando tocas el hilo de oro, es suave y frío… y es maravilloso manejarlo y tenerlo entre los dedos”, dijo.

Muchos de los encargos de Le Bégonia d’Or demuestran la exquisita habilidad de Deschamps y su paciencia. Por ejemplo, el fabricante de relojes suizo Piaget se puso en contacto con Deschamps para que hiciera 350 esferas de edición limitada para sus exclusivos relojes ultrafinos Altiplano.

bordados de Sylvie Deschamps
Sylvie Deschamps y su asistente Marlène Rouhaud tardaron 35 horas en bordar a mano cada rosa para este reloj Piaget de edición limitada. (Piaget/Cortesía de Le Bégonia d’Or)

Los relojes Altiplano son finísimos, y Deschamps y su ayudante Rouhaud tuvieron que trabajar con hilo de oro muy fino para bordar varios diseños diferentes: por ejemplo, una rosa en seda rosa e hilo de oro blanco, y una rama de laurel en hilo de oro blanco. Deschamps explicó que tuvieron que parar muchas veces porque el hilo de oro se rompía. Cada rosa tardó 35 horas en crearse, y cada rama de laurel, 10 horas.

bordados de Sylvie Deschamps
El hilo de oro utilizado para esta rosa, para la esfera de un reloj Piaget, era delgado como un cabello y tuvo que ser manejado con extremo cuidado. (Piaget/Cortesía de Le Bégonia d’Or)

En 2013, la empresa francesa de cosmética Guerlain celebró el 160º aniversario de su icónico perfume L’Eau Impériale. La empresa organizó un concurso para que los maestros creasen un frasco de perfume embellecido de edición limitada. Se seleccionaron nueve diseños.

bordados de Sylvie Deschamps
Las bordadoras de hilos de oro de Le Bégonia d’Or, Sylvie Deschamps y Marlène Rouhaud, tardaron 135 horas en embellecer el emblemático frasco de perfume Guerlain, para celebrar el 160º aniversario del perfume L’Eau Impériale de Guerlain. (Guerlain/Cortesía de Le Bégonia d’Or)

Uno de los seleccionados fue el de Le Bégonia d’Or. Deschamps, junto con Rouhaud, tardaron 135 horas en bordar el frasco, que está expuesto en la boutique de Guerlain en los Campos Elíseos de París.

Para saber más sobre Le Bégonia d’Or, visite Broderieor.com.

Evelyn Combeau ha actuado como traductora del francés al inglés.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS