Brasil respalda programa de EE.UU. para proteger seguridad tecnológica de “actores malignos” como Huawei

Por Débora Alatriste
12 de Noviembre de 2020
Actualizado: 25 de Noviembre de 2020

Brasil se adhirió al programa Red Limpia de Estados Unidos para abordar las amenazas a la privacidad de la información y seguridad nacional que plantean “actores malignos” vinculados al Partido Comunista Chino, como Huawei.

Red Limpia es el nombre del plan estadounidense para enfrentar la amenaza a largo plazo de la privacidad de la información, la seguridad nacional y los derechos humanos de “actores autoritarios malignos como el Partido Comunista de China (PCCh)”, que a través Huawei y ZTE pueden interrumpir, manipular o negar servicios a ciudadanos privados, instituciones financieras o infraestructura fundamental. Hasta ahora, la subasta de la red 5G de Brasil está prevista para 2021.

El respaldo de Brasil al programa se formalizó durante la visita de Keith Krach, subsecretario de Estado para el Crecimiento Económico, Energía y Medio Ambiente de Estados Unidos, del 9 al 11 de noviembre.

Durante la conferencia de prensa del 10 de noviembre, Krach señaló que 27 de los 30 aliados de la OTAN; 31 de 37 miembros de la OCDE; 26 de 27 miembros de la UE; y 11 de 12 naciones de los Tres Mares forman actualmente parte de la red. Brasil es el 50° miembro y el primer país latinoamericano en respaldar esta alianza.

“Brasil apoya los principios contenidos en la propuesta de Red Limpia formulada por Estados Unidos, incluida la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), encaminada a promover, en el contexto de la 5G y otras nuevas tecnologías, un entorno seguro, transparente y compatible con los valores democráticos y las libertades fundamentales”, dijo el secretario de Negociaciones Bilaterales y Regionales de las Américas, Pedro Miguel da Costa e Silva, en una declaración conjunta con el gobierno de Estados Unidos.

Estados Unidos también ha ofrecido financiamiento a empresas de telecomunicaciones en Brasil para que compren equipos a compañías que compiten con Huawei, como Ericsson y Nokia.

Declaración de prensa del secretario de Negociaciones Bilaterales y Regionales de las Américas, Pedro Miguel da Costa e Silva, y del subsecretario de Estado de EEUU, Keith Krach, con motivo de su visita a Brasilia. (Gustavo Magalhães/MRE/Flickr)

Las cuatro principales compañías de telecomunicaciones de Brasil–Claro de América Móvil, Vivo de Telefónica, TIM y Oi–ya están llevando a cabo pruebas con equipos de Huawei, antes de la subasta de las concesiones del espectro de 5G y se niegan a reducir las opciones, de acuerdo con Reuters. Huawei tiene entre un 40% y un 50% del sector de telecomunicaciones en Brasil, de acuerdo con Sun Baocheng, presidente de la compañía en el país sudamericano.

Las cuatro empresas estuvieron invitadas a reunirse con Krach, sin embargo, no asistieron diciendo que la invitación “no era compatible con las opciones del libre mercado”, dijeron fuentes a Reuters.

Estados Unidos ha venido advirtiendo a Brasil de que la presencia de Huawei podría comprometer futuras inversiones por parte de empresas estadounidenses ante el temor de que sus secretos de propiedad intelectual sean violados.

“Primero, la información no estará segura. En cualquier momento el [régimen] chino podrá pedir a Huawei que la información sea mandada para ellos”, dijo el embajador de Estados Unidos en Brasil, Todd Chapman, en octubre.

“Los que están invirtiendo en farmacéuticas, en software, miran eso. Nuestra economía está basada en servicios. La mayor exportación de Estados Unidos es inteligencia, propiedad intelectual. Y Brasil tiene que hacer lo mismo, o va a continuar exportando productos primarios y no de alta tecnología”, agregó.

La subasta del 5G ha generado gran interés internacional y se ha convertido en un nuevo capítulo de las tensiones entre Estados Unidos y China debido al apetito manifestado por el gigante chino Huawei para ofrecer sus tecnologías y las advertencias públicas del presidente Donald Trump por la seguridad nacional.

Pese a que Huawei no es una operadora de telefonía y no participaría en la subasta, se trata de una de las mayores empresas abastecedoras de infraestructura para tecnología 5G en el mundo, junto a la sueca Ericsson y la finlandesa Nokia.

Según informes de la administración Trump, los equipos de Huawei podría ser utilizados por Beijing para espiar o interrumpir las redes de comunicaciones, citando sus vínculos con el régimen y las leyes de seguridad chinas, las que obligan a las empresas a cooperar con las agencias de inteligencia cuando se les pide.

El secretario de Estado de EE. UU, Mike Pompeo, dijo anteriormente que empresas como Huawei están obligadas por la ley de seguridad de China a compartir cualquier información que tengan, así que puede interceptar fácilmente cualquier información que transita por su sistema sin necesidad de un “acceso secreto” porque “son dueños de la infraestructura”.

Durante otra conferencia sobre seguridad económica el miércoles en Brasil, Krach dijo que en cada una de las reuniones que sostuvo durante su viaje al país conversó sobre el tema de la seguridad de las telecomunicaciones 5G.

El funcionario señaló que tanto la propiedad intelectual como los datos que producen los países constituyen la “‘riqueza bruta’ de nuestra economía tecnológica moderna” y que por experiencia sabe que “los poderes autoritarios como el PCCh”, están tratando de robarlos y cooptarlos.

“Se ha formado un consenso de que no se puede confiar en el Partido Comunista Chino con nuestros datos más sensibles y la propiedad intelectual. Países y empresas por igual están rechazando al PCCh y sus diversos apéndices. Saben que Huawei es la columna vertebral del estado de vigilancia del PCCh, donde los datos entran pero no salen y, recíprocamente, la propaganda sale, pero la verdad no entra”, añadió.

“Es por eso que una red confiable de países y empresas se han unido para formar la Red Limpia”, añadió.

De acuerdo con el funcionario estadounidense, el éxito del programa se basa en que proporciona fuerza, poder y solidaridad para “hacer frente a las tácticas de intimidación y represalia del PCCh”.

En septiembre, Jair Bolsonaro declaró que Brasil estaba abierto al desarrollo de tecnología de punta y a los esfuerzos de innovación pero “con todos los socios que respetan nuestra soberanía y aprecian la libertad y la protección de los datos”. A mediados de octubre, se reportó que estaba considerando prohibir Huawei de la red 5G de Brasil.

Con información de EFE.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El corrupto plan de reclutamiento de talento tecnológico de China

TE RECOMENDAMOS