‘Breaking Bad’, serie de tv estadounidense cobra vida en China

31 de Diciembre de 2015 Actualizado: 11 de Enero de 2016

Si un día su profesor de matemáticas de la escuela secundaria con una familia feliz y un hijo de 3 años de edad, resulta ser un traficante de drogas que tiene una enorme red en la cual los estudiantes de 37 universidades a nivel nacional compran la marihuana, es probable que sientas que “Breaking Bad” no es sólo una serie de televisión, sino algo mucho más cercano a la realidad.

La historia llegó a su punto más alto el 28 de diciembre, cuando la policía en Wenzhou, China, arrestara a 23 sospechosos, incautara más de 200 kilogramos de drogas, y erradicara más de 6.000 plantas de marihuana, que se cultivan en varios recintos que cubrían 3,3 acres, de acuerdo con The Paper, un sitio web estatal de noticias en Shanghai.

El descubrimiento de esta red de narcotráfico comenzó este mes de mayo, cuando la policía del Distrito Longwan en Wenzhou, una ciudad costera en el sureste de China, encontrara algunas señales de tráfico de drogas en un grupo de chat QQ, una popular red social china.

Se estableció un grupo para investigar el caso y descubrió que las transacciones se hicieron utilizando herramientas de mensajería instantánea. El dinero se intercambió mediante el servicio de pagos a terceros como PayPal. Las drogas eran camufladas como hojas de té o chocolate en paquetes de correo y se vendían en todo el país.

El señor Sun, el cabecilla, es un graduado de un programa agrícola en la Universidad de Jilin, una renombrada universidad nacional de investigación en China, y fue una vez admitido en el programa de maestría en la Universidad de la Academia de Ciencias China, una institución de educación superior que está entre las mejores academias de ciencia en ese país.

MÁS:

Su conocimiento agrícola se utilizó para desarrollar marihuana de alta calidad en casa, y estaba planeando expandir su plantación una vez su empresa madurara.

El señor Sun se involucró en el tráfico de drogas por accidente. En mayo pasado, compró 30 gramos de marihuana de un usuario de Internet y lo vendió a otros para obtener un beneficio en la diferencia de precio. Sun se alegró de que el “negocio” básicamente tenía cero costos y daba dinero de una manera rápida. Así que fue tentado a probar suerte.

Estableció tres grupos de chat QQ con el mismo dirigiéndolos. A medida que su red de negocios ilegales se expandió a muchos lugares en China, alquiló una casa para almacenar, empaquetar, y enviar por correo la marihuana. No dejó que su familia supiera de sus crímenes.

Sun tenía más de 10 subordinados. La señorita Wu que vendió la mayor cantidad de marihuana, es una niña de 16 años, quien acaba de graduarse de la escuela intermedia secundaria en la provincia meridional de Guangdong. Fue detenida a finales de junio.

En sus conversaciones en línea, explicaba que los traficantes de drogas y los usuarios tienen nombres en clave. Los usuarios de drogas se identifican como “piloto”, y los que venden las drogas son “capitán”. Las drogas, según su calidad, las llaman “nieve”, “piña” y “bomba”.

Sun no fue el primer educador que se convirtió en traficante de drogas. La señorita Li, una maestra en una escuela de arte en Shenyang, la ciudad más grande en el noreste de China, usaba drogas y vendía metanfetamina a sus alumnos en diciembre del 2014, según informes de los medios de comunicación chinos.

TE RECOMENDAMOS