Brote bacteriano infecta a miles de personas después de una fuga en una fábrica en China

Por Agencia de noticias
17 de Septiembre de 2020
Actualizado: 17 de Septiembre de 2020

Miles de personas en el noroeste de China han dado positivo a una enfermedad bacteriana, dijeron las autoridades el martes, debido a un brote ocasionado por una fuga en una compañía biofarmacéutica el año pasado.

La Comisión de Salud de Lanzhou, la capital de la provincia de Gansu, confirmó que 3245 personas habían contraído la enfermedad de la brucelosis, que a menudo es causada por el contacto con ganado portador de la bacteria brucella.

En las pruebas preliminares, otras 1401 personas han resultado positivas, aunque no se ha informado de ninguna muerte, según la comisión de salud de la ciudad. En total, las autoridades han realizado pruebas a 21,847 personas de los 2.9 millones de habitantes de la ciudad.

La enfermedad, también conocida como fiebre de Malta o fiebre mediterránea, puede causar síntomas como dolores de cabeza, dolor muscular, fiebre y fatiga. Aunque estos pueden disminuir, algunos síntomas pueden volverse crónicos o no desaparecer nunca, como la artritis o la hinchazón de ciertos órganos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.

La transmisión de persona a persona es extremadamente rara, según los CDC. En cambio, la mayoría de las personas se infectan al comer alimentos contaminados o al respirar la bacteria, lo que parece ser el caso en Lanzhou.

Este brote surgió de una fuga en la fábrica de productos farmacéuticos biológicos Zhongmu Lanzhou, que se produjo entre finales de julio y finales de agosto del año pasado, según la comisión de salud de la ciudad. Mientras producía vacunas contra la brucela para uso animal, la fábrica usaba desinfectantes y sanitizantes caducados—lo que significa que no todas las bacterias fueron erradicadas de los gases residuales.

Este gas residual contaminado formó aerosoles que contenían la bacteria y se filtraron en el aire, llevados por el viento hasta el Instituto de Investigación Veterinaria de Lanzhou, donde se produjo el primer brote.

La gente del instituto comenzó a reportar infecciones en noviembre, y rápidamente se aceleró. A finales de diciembre, al menos 181 personas del instituto se habían infectado con brucelosis, según la agencia de noticias estatal china Xinhua.

Entre los demás pacientes infectados se encontraban estudiantes y miembros de la facultad de la Universidad de Lanzhou; el brote se extendió incluso a la provincia de Heilongjiang, en el extremo nororiental del país, donde 13 casos positivos habían trabajado en el instituto veterinario en agosto, informó Xinhua en ese momento.

En los meses posteriores al brote, los funcionarios provinciales y municipales iniciaron una investigación sobre la fuga en la fábrica, según la Comisión de Salud de Lanzhou. En enero, las autoridades habían revocado las licencias de producción de vacunas para la fábrica y retirado los números de aprobación de los productos para sus dos vacunas contra la brucelosis.

También se cancelaron en la fábrica un total de siete números con aprobación de productos farmacéuticos veterinarios.

En febrero, la fábrica emitió una disculpa pública y dijo que había “castigado severamente” a ocho personas a las que se determinó como responsables del incidente. Añadió que cooperaría con las autoridades locales en la respuesta y los esfuerzos de limpieza, y contribuiría a un programa de compensación para los afectados.

La Comisión de Salud de Lanzhou también anunció en su informe del martes que 11 hospitales públicos ofrecerían revisiones gratuitas y regulares a los pacientes infectados. El informe no ofrecía detalles adicionales sobre la compensación para los pacientes, excepto que se iniciaría en tandas a partir de octubre.

La brucelosis era mucho más común en China en la década de 1980, aunque desde entonces ha disminuido con la aparición de vacunas y una mejor prevención y control de la enfermedad. No obstante, en los últimos decenios se han producido algunos brotes de brucelosis en todo el mundo; un brote en Bosnia infectó a unas 1000 personas en 2008, lo que dio lugar al sacrificio de ovejas y otro ganado infectado.

En Estados Unidos, la brucelosis ha costado al gobierno federal y a la industria ganadera miles de millones de dólares. Alrededor del 60 por ciento de las hembras de bisonte del Parque Nacional de Yellowstone son portadoras de la bacteria, según las autoridades del parque nacional.

The-CNN-Wire
™ & © 2020 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El PCCh vacuna contra el COVID-19 sin completar los ensayos clínicos

TE RECOMENDAMOS