Brotes de virus del PCCh se multiplican en el norte de China y se ordenan cierres de emergencia

Por Nicole Hao
13 de Enero de 2021
Actualizado: 13 de Enero de 2021

Las autoridades chinas están luchando por contener los brotes epidémicos del virus del PCCh en todo el norte de China, pese a haber promulgado medidas estrictas de cierres.

La provincia de Hebei es la más afectada. Dos de sus ciudades, Shijiazhuang y Xingtai, experimentaron la mayor cantidad de nuevas infecciones.

Las autoridades publicaron poca información a pesar de que impusieron restricciones a los movimientos de las personas y exigieron pruebas masivas para detectar COVID-19, la enfermedad causada por el virus del Partido Comunista Chino (PCCh).

Residentes de Beijing, China, hacen fila para el test de COVID-19 el 11 de enero de 2021. (GREG BAKER/AFP vía Getty Images)

Hasta la fecha el gobierno central ha informado sobre docenas de nuevos casos cada día. Pero las directivas del régimen sugieren que el brote es más severo de lo que las autoridades dan a conocer.

Shijiazhuang

Los ciudadanos de Shijiazhuang revelaron la dura realidad de vivir encerrados. Todas las reuniones, eventos a gran escala y los viajes de entrada y salida de la ciudad están prohibidos. Las tiendas quedaron cerradas. En algunas partes de la ciudad, los residentes no pueden salir de sus casas.

En los últimos días, los residentes de Shijiazhuang se quejaron de que los precios de los alimentos habían subido dramáticamente y les preocupa que sus ahorros se agoten pronto.

“El alcalde dijo que los huevos cuestan 4.14 yuanes los 500 gramos. Pero el precio más bajo que puedo encontrar es de siete a ocho yuanes los 500 gramos (alrededor de 1 a 1.12 dólares por libra)”, dijo Cheng Lan (seudónimo) a la The Epoch Times en chino en una entrevista telefónica del 11 de enero.

Según Cheng, en los últimos días los precios de muchos productos alimenticios, como frutas y verduras, al menos se duplicaron.

Debido al empeoramiento del brote, algunas escuelas obligaron a los estudiantes a abandonar el campus. Como todos los servicios de transporte público y de taxis fueron suspendidos tras el cierre impuesto la semana pasada, ellos quedaron varados en las calles.

Xingtai

El 10 de enero, el Departamento de Trabajo del Frente Unido de Xingtai instó a los residentes a donar materiales para las personas que se alojarán en una nueva instalación de cuarentena improvisada.

El Frente Unido anunció que necesitaba amueblar 5000 habitaciones para pacientes con una cama individual, colchón, manta, almohada, artículos de aseo, tetera y otras necesidades.

Los materiales para 3000 habitaciones se debían conseguir en dos días, añadió.

Estos materiales se utilizarían en Nangong, un área municipal dentro de Xingtai, y las habitaciones amuebladas serían utilizadas por el personal médico que trata a los pacientes con COVID-19 y por los contactos cercanos de los pacientes diagnosticados, informó el 11 de enero, el periódico estatal Dazhong Post News, citando a los funcionarios del Frente Unido de la ciudad.

Un funcionario con equipo de protección rocía desinfectante en un aula de la ciudad de Handan, provincia de Hebei, China, el 30 de agosto de 2020. (STR/AFP vía Getty Images)

Las autoridades de Nangong solo anunciaron 15 infecciones hasta la fecha, pero la ciudad informó que 334 miembros del personal médico se estaban ocupando de los pacientes con COVID-19.

La discrepancia entre las medidas de preparación de las autoridades y el bajo número de infecciones confirmadas llevó a algunos a cuestionar los datos oficiales.

“Más y más complejos residenciales y vecindarios se cerrados en los últimos días”, dijo la Sra. Chen, una residente de Nangong, a Radio Free Asia: “No puedo decirles el número de infecciones. No se nos permite decirlo. Deberían entender lo que quiero decir después de decirles que Nangong está completamente cerrado”.

Brotes epidémicos no anunciados

Dos provincias del noreste, Heilongjiang y Jilin, confirmaron dos nuevos pacientes, pero el gobierno central no los incluyó en su recuento oficial.

El condado de Wangkui en la ciudad de Suihua, de Heilongjiang, informó que una mujer embarazada se hizo un test de ácido nucleico y dio positivo. Luego su hijo de 10 años también fue diagnosticado.

Dos días después, el 11 de enero, el condado aplicó un cierre total y dijo a todos los residentes que no salieran de los límites de la ciudad.

Los residentes de Wangkui compartieron videos con The Epoch Times, en los que se ve a las autoridades sellando los complejos residenciales.

Un hombre que trabaja en un hotel local llamado Shunfulou dijo en una entrevista telefónica que a todos los residentes se les pide hacerse los test de ácido nucleico y a cada hogar se le permite que sola una persona salga a comprar lo necesario.

Un hombre que trabaja en otro hotel dijo que no se permiten taxis o vehículos privados en las carreteras. Todos los negocios, excepto hoteles y supermercados, cerraron desde la tarde del 10 de enero.

El virus se extiende a otras ciudades

El 12 de enero, las ciudades de Harbin, Qiqihar y Yichun en Heilongjiang, así como la ciudad de Jilin en Changchun, anunciaron que detectaron pacientes que dieron positivo después de visitar recientemente el condado de Wangkui o de entrar en contacto con alguien que había viajado de esa zona.

El martes, las autoridades de Changchun buscaron a personas que tomaron los mismos autobuses, compraron en las mismas tiendas o visitaron los mismos restaurantes que los pacientes diagnosticados.

Escenarios similares ocurrieron en la ciudad de Jinzhong, provincia de Shanxi y en la ciudad de Langfang, de Hebei.

El lunes por la noche, la ciudad de Jinzhong anunció que ahora se encuentran “en tiempo de guerra” después de que dos personas que visitaron recientemente Hebei y dieran positivo.

Langfang, una ciudad de 4.9 millones de habitantes, entró en cierre total después que una persona, que viajó recientemente a Beijing, dio positivo. Todos los residentes se quedarán confinados en sus casas por siete días y se les hará el test del virus.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

Descubra

Documental: El encubrimiento del siglo – La verdad que el PCCh ocultó al mundo

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS