Buenas historias de China: Cavar cuevas para cultivar el Tao

Por The Epoch Times
07 de Enero de 2021
Actualizado: 07 de Enero de 2021

Hao Datong, uno de los Siete Taoístas Supremos del Taoísmo de Quanzhen, es muy conocido en China. Una vez viajó a Wozhou en la actual provincia de Hebei, al norte de China. Allí se sentó en meditación bajo un puente durante seis años. Durante ese tiempo, los niños traviesos se burlaban de él, pero no se molestaba. Los niños incluso le apilaban piedras sobre su cabeza, pero aún así no se molestaba. Cuando el río subió no se fue, pero aún así permaneció a salvo. Es decir, era una persona con una alta tolerancia y habilidades sobrenaturales.

Cavando cuevas en la montaña

Hao Datong fue un discípulo de Wang Chongyang, el maestro del Taoísmo de Quanzhen. Después de que Wang Chongyang falleció y se convirtió en un dios taoísta, sus siete discípulos se separaron y viajaron por todo el mundo. Hao Daotong fue a varios lugares y sobrevivió mendigando comida.

Un día Wang Chongyang descendió al reino humano en forma de joven adulto y le dijo a Hao Datong que solo cavando cuevas en una montaña y cultivando en ellas podría alcanzar la iluminación.

Hao Datong siguió las palabras de su maestro y fue a la montaña Hua en el centro de China. Pasó tres años cavando en la empinada ladera occidental. Mientras cavaba la cueva, dos discípulos comenzaron a seguirlo: Meiliang y Zhuqing. Estos dos discípulos ayudaron a Hao Datong a cavar la cueva y trabajaron muy duro. Hao Datong también era responsable ante ellos. Cuando terminaron la cuenta, la llamaron Cueva de la Rosa Púrpura y se prepararon para cultivar en ella.

La empinada ladera de la montaña Hua, una de las montañas taoístas más conocidas de China (minghui.org)

Inesperadamente, tan pronto como la Cueva de la Rosa Púrpura fue terminada, un anciano monje taoísta llegó y dijo: “Tu cueva se ve muy bien. No sé cómo cavar una cueva; ¿puedo pedir prestada esta cueva para cultivarme aquí?”. Hao Datong estuvo de acuerdo y le dio la cueva. Los dos discípulos se molestaron, pero no pudieron hacer nada porque su maestro ya había aceptado.

Hao Datong y sus dos discípulos fueron a otra parte de la montaña para cavar una cueva. Tan pronto como la segunda cueva fue terminada, otro compañero taoísta vino y la pidió. De esta manera, una cueva tras otra, Hao Datong y sus dos discípulos entregaron las cuevas que habían cavado.

Hao Datong y sus discípulos pasaron más de 40 años cavando, completando 70 cuevas, pero todavía no tenían un lugar donde quedarse para su cultivación.

“La roca de los corazones retornantes”

Hao Datong llevó a sus dos discípulos a un acantilado en la montaña Hua, llamado Nieniechuan. Pidió a sus dos discípulos que sostuvieran una cuerda con la que se bajó por el acantilado para cavar una cueva en el lado del acantilado.

Estos dos discípulos habían planeado originalmente seguir a Hao Datong para cultivarse como dioses taoístas, pero a lo largo de los años, solo ayudaron a Hao Datong a cavar cuevas para regalarlas a otras personas mientras no aprendían nada sobre el Tao. Querían dejarlo, pero no querían que Hao Datong los viera marcharse. Como Hao Datong estaba en el acantilado, los dos discípulos pensaron que era una buena oportunidad para irse. Cortaron la cuerda, dejando a su maestro en el lado del acantilado e inmediatamente se fueron con sus pertenencias.

Mientras se alejaban, pasando una roca, vieron a Hao Datong caminando despreocupadamente hacia ellos. Los dos discípulos se dieron cuenta inmediatamente de que su maestro había alcanzado la iluminación, y por eso se arrepintieron.

Viendo su arrepentimiento, Hao Datong los aceptó como discípulos una vez más. Esa roca fue más tarde llamada la “Roca de los Corazones Retornantes”.

Hao Datong llevó a sus dos discípulos a la Puerta Celestial del Sur en el pico sur de la montaña Hua y comenzó a cavar una cueva allí. Un día, mientras Hao Datong estaba sentado dentro de la cueva, falleció para convertirse en un divino dios taoísta. Así que esta cueva no se completó, y más tarde se llamó “Cueva Inacabada”.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

TE RECOMENDAMOS