Cada vez más hongkoneses sienten los efectos adversos del gas lacrimógeno en su salud

Por Olivia Li
28 de Noviembre de 2019 Actualizado: 28 de Noviembre de 2019

Muchos residentes de Hong Kong se quejan de que han contraído enfermedades de la piel y sus hijos sufren una variedad de molestias a causa de los gases lacrimógenos tóxicos. Además, se han encontrado aves muertas en muchos lugares, incluso en las dos universidades que fueron agredidas por la policía de Hong Kong en las últimas dos semanas.

La Coalición del Proyecto de Ley Anti-Extradición de Hong Kong ha recopilado todos los datos relacionados con el disparo de gas lacrimógeno por parte de la policía, basándose en las conferencias de prensa de la policía en los últimos seis meses, y ha llegado a la conclusión de que hasta el 15 de noviembre, la policía había disparado al menos 9,362 ráfagas de gas lacrimógeno en la ciudad.

Irritaciones de la piel

Se han publicado en Facebook imágenes que muestran irritaciones de la piel, como alergias, dermatitis, erupciones y ampollas, en lugares donde las personas estuvieron expuestas al gas lacrimógeno, ya sea en el  trabajo o la casa. Aparentemente, la gente de todo Hong Kong se ha visto afectada.

Una internauta llamada Nancy, camina rumbo a su trabajo todos los días por Mong Kok y Tsim Sha Tsu, una zona muy contaminada por el gas lacrimógeno. El 3 de noviembre, Nancy desarrolló alergias cutáneas graves en muchas partes de su cuerpo y tuvo que tomar grandes dosis de esteroides y medicamentos antialérgicos. Pero más de diez días después, las áreas de piel afectadas seguían inflamadas y el medicamento no podía curar las alergias.

Las protestas en Hong Kong están dejando muchos afectados por los gases lacrimógenos. (Anthony Kwan/Getty Images)

Cada vez más casos de cloracné

La Gran Época informó anteriormente que muchos policías contrajeron cloracné, una rara enfermedad de la piel, y que sus supervisores les ordenaron que se mantuvieran callados sobre el tema por temor a que sus colegas se preocuparan.

Un periodista que ha estado trabajando en primera línea en las protestas de Hong Kong en los últimos dos meses, también fue diagnosticado con cloracné.

El cloracné es una erupción cutánea incurable de puntos negros, quistes y nódulos, que se ha relacionado directamente con la exposición a las dioxinas. Los expertos médicos en Hong Kong creen que fue el resultado de la exposición a gases lacrimógenos disparados por la policía de Hong Kong. En una carta abierta conjunta publicada en Stand News, con sede en Hong Kong, los expertos señalaron que el principal componente del gas lacrimógeno, la cloroacetofenona (CN), libera compuestos similares a las dioxinas en el momento de la combustión.

Niños afectados

Una encuesta en línea iniciada por “Las madres de Hong Kong contra el proyecto de ley de extradición” (Hong Kong Moms Against the Extradition Bill), una organización no gubernamental, invitó a los padres de la ciudad a compartir sobre los efectos nocivos de los gases lacrimógenos que observaron en la salud de sus hijos.

Las respuestas de 1188 padres muestran que los niños de casi todas las zonas de Hong Kong se han visto afectados. Entre ellos, 74 son bebés de uno o menos años de edad, y el más pequeño solo tiene dos meses de edad. El mayor número de víctimas menores de edad proviene de Yau Tsim Mong, donde la policía disparó gas lacrimógeno con mayor intensidad, representando el 12 por ciento del total de víctimas, seguida por Tseung Kwan O y la Isla de Hong Kong Este.

Los síntomas más comunes son la tos, que representa el 65 por ciento, seguida de la garganta seca con 55 por ciento, y la picazón en la piel con un 51 por ciento. Las erupciones cutáneas, la diarrea y los vómitos representaron el 30 por ciento, 21 por ciento y 9 por ciento. Otros síntomas incluyen secreción nasal, dolor ocular, dolor de cabeza, dolor abdominal y dificultad para respirar. Casi todos los niños afectados tienen más de un tipo de reacción adversa. Alrededor del 71 por ciento de los niños desarrollaron los síntomas en noviembre, cuando la policía intensificó los disparos de gas lacrimógeno.

Muertes de aves

El 12 de noviembre, la policía disparó una gran cantidad de gas lacrimógeno y roció agua teñida de azul en camiones con cañones en la Universidad China de Hong Kong. Dos días después, los internautas publicaron en Facebook fotos de aves muertas dentro del campus.

También se encontraron aves muertas en otros lugares de Hong Kong, como Mong Kok, según otras publicaciones.

A partir del 17 de noviembre, la policía asaltó la Universidad Politécnica de Hong Kong durante varios días seguidos. En una foto tomada cerca del campus el 19 de noviembre, cinco cadáveres de aves, con el vientre hacia arriba, fueron vistos en un tramo de carretera de menos de 32 pies de largo.

Experto médico dice: “Deje de hacer daño a los ciudadanos de Hong Kong”

El Dr. Kwong, experto en química de la Universidad de Hong Kong, instó a los hongkoneses a tomar medidas contra el uso de gases lacrimógenos por parte de la policía.

Durante una entrevista el 27 de noviembre, el Dr. Kwong le dijo al periódico La Gran Época de habla china que el disparo de gas lacrimógeno ciertamente causó daño a Hong Kong.

“La policía disparó demasiados gases lacrimógenos. Hong Kong es una ciudad densamente poblada y por lo tanto, el daño sufrido es mucho peor que en otras regiones”, dijo.

Algunas personas creen que pueden protegerse eficazmente usando una máscara antigás, pero el Dr. Kwong señaló que no es suficiente para protegerse contra los productos químicos dañinos.

“La protección que proporciona una máscara impide que inhale el humo. Sin embargo, la exposición de la piel también puede causar problemas de salud. Los productos químicos del humo y el polvo también pueden adherirse a la ropa”, dijo.

El Dr. Kwong dijo que el peor caso que encontró fue un paciente que tuvo erupciones cutáneas severas similares al acné en todo su brazo. “Me quedé horrorizado al ver su brazo”, declaró.

Advirtió a las autoridades sobre los peligros de la dioxina química liberada por los gases lacrimógenos.

“Quiero instar a la policía a que deje de ser tan brutal con nuestro pueblo. ¡Y debemos decirle a las autoridades que dejen de dañar a los hongkoneses con dioxina! Afecta a la salud de todos los que viven en Hong Kong”.

****

A continuación

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS