California no puede mantener las luces encendidas, no puede proveer agua, y ahora no puede abrir

Por Thomas Del Beccaro
13 de Mayo de 2020 8:23 PM Actualizado: 13 de Mayo de 2020 8:23 PM

California es un lugar infernal. Al menos lo es si estás tratando de hacer negocios. Va de crisis en crisis y su liderazgo está empeñado en mantenerlo cerrado. Es tan malo que se podría decir que las crisis son la nueva normalidad de California.

Mientras consideramos sus dificultades, tenga en cuenta que su gobernador, Gavin Newsom, que ha llevado una vida encantadora, quiere ser presidente la próxima vez.

Newsom ha subido fácilmente la escalera política durante años, de hecho ha montado en una escalera mecánica dorada. Se ha ganado la buena fortuna de la familia Getty (una de las más ricas de la historia de Estados Unidos), está emparentado con Nancy Pelosi, y su familia está alineada con la familia Brown con sus dos gobernadores Pat Brown y Jerry Brown.

Gavin fue uno de los favoritos de la leyenda de California Willie Brown, y fue nombrado por él a la Comisión de Trfico y Estacionamiento de San Francisco y del Kingmaker de California Willie Brown más tarde a su Junta de Supervisores. Newsom pasó a ser alcalde de San Francisco y luego teniente gobernador de California (un cargo casi ceremonial).

Un tipo como ese tendría que tener planes por la residencia, ¿no?

El problema, por supuesto, de ser gobernador, especialmente de un estado del tamaño de California, es que si los trenes no funcionan a tiempo, te culpan a ti.

Newsom está enredado en el despilfarro que es el indeseado tren de alta velocidad, California no puede suministrar agua a su gente y a sus empresas de forma fiable, tampoco puede suministrarles electricidad de forma fiable y, ahora, ni siquiera está abierto al negocio por Dios sabe cuánto tiempo.

Tren de alta velocidad/agua/electricidad

Para estar seguros, Newson heredó los líos creados por el gobierno de dos décadas del Partido Demócrata en California. Si empezamos con el tren de alta velocidad, ese fue el proyecto de legado de Jerry Brown que muy pocos quieren ahora.

Aunque inicialmente señaló que podría alejarse de él, una vez que Trump exigió el dinero federal para el proyecto, Newsom se encontró con que era partidario de luchar por el proyecto. Lamentablemente, nadie sabe realmente cuánto costará el proyecto lleno de escándalos, pero es de decenas de miles de millones y el público se ha vuelto en contra.

Newsom también heredó la lucha por el agua. Las peleas por el agua en Occidente son legendarias. California tiene un sistema de suministro de agua diseñado para poco más de 20 millones de personas, pero casi 40 millones de personas están en el estado en todo momento cuando California está abierta para los negocios y el turismo.

Increíblemente, a pesar de su necesidad de entregar agua a los residentes, empresas y especialmente a los agricultores, California permite que billones de galones de agua cada año se reúnan en sus arroyos y luego en los ríos en su camino hacia el océano. Los ecologistas, sin obstáculos y/o apoyados por Gavin Newson, no quieren que los humanos obtengan el agua. En cambio, muchos demócratas quieren limitar la gente en California a 50 galones (189 litros) por día y algunos de sus legisladores creen que la agricultura daña el medio ambiente.

Hay oposición a los planes de los demócratas, incluyendo una de las páginas de Facebook más grandes del estado, “My Job Depends On Ag” (Mi trabajo depende de la agricultura), pero sigue siendo cierto que incluso en los años de buena lluvia, los agricultores tienen que luchar para obtener agua a pesar de que el gran Valle Central ayudó a terminar con el hambre en el mundo… algo que se podría pensar que los demócratas celebrarían.

A continuación, la electricidad. El mundo conoce las pesadillas de la electricidad de California. También se puede culpar a las políticas gubernamentales o cuasi gubernamentales. El principal proveedor, PG&E, pospuso el mantenimiento y las mejoras demasiado tiempo y se inclinó ante los ecologistas, que no permitían la poda segura de los árboles cerca de las líneas de energía.

Que dos décadas de sobrecrecimiento y falta de mantenimiento alcanzaron a PG&E en la forma de incendios forestales de proporciones monstruosas ocurriendo durante —espéralo— la temporada de incendios en California. Sí, California tiene una temporada para eso en el otoño. Uno pensaría que los poderes existentes harían lo que pudieran para evitar el peligro.

Sin embargo, no lo han hecho, y PG&E, que necesita un rescate de su responsabilidad en caso de incendio, ha respondido cortando la energía, cuando hay viento. Megaempresas como la tecnológica han amenazado muchas veces con abandonar el estado si California no puede suministrar electricidad fiable.

Todos esos problemas, además de la monstruosa deuda de California (billones para los gobiernos estatales y locales), sus impuestos más altos de la nación y reglamentos, han convencido a muchas empresas importantes para que abandonen California a un ritmo acelerado. También han conseguido que California sea designada de forma consistente como el último de todos los estados para iniciar un negocio.

Cierre

Por supuesto, eso fue cuando estaba abierto.

Ahora con su respuesta al COVID, uno se pregunta por qué alguien comenzaría un negocio en California. Gavin, “quiero ser su Presidente” Newsom ha dicho que las cosas no volverán a la “normalidad” en California hasta que haya una vacuna para el COVID.

Dado que nunca ha habido una vacuna para algo como el COVID-19, eso es la sentencia de muerte para los negocios. Ni siquiera hay una discusión seria sobre cómo y cuándo la industria turística de California, es decir, hoteles, restaurantes y similares puede realmente reabrir.

Oh, y finalmente, Newsom ahora dice que el déficit estatal será de más de 54 mil millones de dólares. Por supuesto, eso es más que los presupuestos completos de 41 estados. ¿Alguien quiere subir los impuestos?

Para luchar contra el cierre de Newsom, se han presentado innumerables demandas, lo cual es irónico. Es irónico porque California ha presentado más de 60 demandas contra la administración Trump por sus reglas. Ahora Newsom es objeto de incontables demandas por sus muchas órdenes ejecutivas cuestionables.

En lugar de tratar con demandas, muchos más simplemente se irán, como el gran empleador Tesla. Por alguna extraña razón, Elon Musk piensa que se le debería permitir abrir a su empresa. Cuando dijo que se iría en respuesta al cierre prolongado, un líder demócrata, el autor del mata trabajo, proyecto de ley de contratos antiindependientes, que Newsom firmó, escribió en Twitter: “[Improperio] Elon Musk”.

Musk respondió: “Mensaje recibido”. Lamentablemente, ha sido por muchos, no solo por los políticos como Gavin Newsom que está llevando a California a la ruina.

Thomas Del Beccaro es un aclamado autor, orador, escritor de opinión de Fox News, Fox Business y Epoch Times, y expresidente del Partido Republicano de California. Es el autor de las perspectivas históricas, “The Divided Era” (La era dividida) y “The New Conservative Paradigm” (El nuevo paradigma conservador).


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación
Estados Unidos y China después del coronavirus

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.