Cámara Baja de EE. UU. aprueba presupuesto sin incluir fondos para el muro y el gobierno sigue cerrado

Por Mimi Nguyen Li - La Gran Época
04 de Enero de 2019 Actualizado: 04 de Enero de 2019

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó, el jueves 3 de enero, proyectos de ley para financiar y reabrir a corto plazo los departamentos gubernamentales en licencia; pero se negó a incluir fondos para un muro fronterizo como lo solicitó el presidente Donald Trump.

La Cámara Baja aprobó dos proyectos de ley por separado.

Un proyecto de ley de gastos provisional, que se aprobó con 239 contra 192 votos, otorga USD 1300 millones al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para financiarlo hasta el 8 de febrero. Sin embargo, nada de ese dinero se destinará a la construcción de un muro.

Otro conjunto de seis leyes, que aprobó con 241 contra 190 votos, otorgará fondos a las agencias federales restantes hasta el 30 de septiembre.

Happening Now: U.S House vote on funding @DHSgov through February 8th. Does not include new #BorderWall money – LIVE on C-SPAN https://t.co/TUEAZgHMDS pic.twitter.com/eF6uJc1LCv

— CSPAN (@cspan) January 4, 2019


El presidente Donald Trump dijo que no firmará un proyecto de ley de gastos que no incluya fondos para el muro. Indicó que aceptaría menos de los USD 5000 millones que solicitó originalmente, pero no especificó la cantidad. La Casa Blanca también se opuso formalmente a ambos proyectos de ley en una declaración sobre políticas de la administración publicada el 3 de enero.

La nueva presidente de la Cámara Baja Nancy Pelosi, demócrata de California, dijo que no apoyará el financiamiento de un muro, fundamentando que es “caro” e “ineficaz”.

“Nosotros estamos hablando de seguridad fronteriza”, dijo Pelosi en una entrevista con Today el 3 de enero. “No hay ninguna cantidad de persuasión que nos pueda hacer decir, ‘Queremos que hagas algo que no es efectivo, que cuesta miles de millones de dólares, que envía el mensaje equivocado sobre quiénes somos como país’”.

Sin embargo, el Presidente no está de acuerdo.

Horas antes de la votación de la Cámara de Representantes, Trump se dirigió a la sala de reuniones de la Casa Blanca para hablar con los medios de comunicación sobre la seguridad de la frontera. Es la primera vez que habla desde ese podio.

“Pueden llamarlo una barrera, pueden llamarlo como quieran, pero en esencia, necesitamos protección en nuestro país”, dijo Trump. “Yo nunca he tenido tanto apoyo como el que recibí durante la última semana en mi postura por la seguridad de las fronteras, por el control de las fronteras y por, francamente, el muro o la barrera”.

En la sala de reuniones, Trump invitó a miembros del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza (NBPC, por sus siglas en inglés) a manifestar sus opiniones sobre la importancia de una barrera física a lo largo de la frontera suroeste.

El presidente de NBPC, Brandon Judd, quien ha trabajado como agente fronterizo durante 21 años en algunos de los sectores más transitados del país, dijo: “En cualquier lugar donde se mire, allí donde hemos construido muros, estos han funcionado (…) Han sido una necesidad absoluta para la los agentes de la Patrulla Fronteriza en cuanto a asegurar la frontera”.

En el sector fronterizo de Yuma, Arizona, una valla fronteriza redujo los cruces ilegales en casi el 95 por ciento y detuvo el tráfico de vehículos ilícitos.

Art del Cueto, vicepresidente de la NBPC, instó a los reporteros a hacerse la pregunta: “Si voy a su casa, ¿quiere que toque la puerta principal o quiere que salte por esa ventana?”

Del Cueto dijo que los agentes de la patrulla fronteriza “tienen mucho en juego” con el cierre del gobierno.

“Sin embargo, todo esto se reduce a seguridad fronteriza y estamos extremadamente agradecidos con el presidente Trump y apoyamos plenamente lo que está haciendo para cuidar las fronteras de nuestra nación, para cuidar el futuro de Estados Unidos”, dijo del Cueto.

Trump también manifestó su postura sobre las preocupaciones de los demócratas sobre el gasto de los contribuyentes para un muro, que dio a conocer el 4 de diciembre en Twitter cuando instó al Congreso a aprobar la financiación.

“¿Podría alguien explicar a los demócratas (necesitamos sus votos) que nuestro país pierde 250.000 millones de dólares al año en inmigración ilegal, sin incluir el terrible flujo de drogas? La máxima seguridad de la frontera, incluido un muro, es de USD 25.000 millones. Se amortiza en dos meses. ¡Háganlo!”

Could somebody please explain to the Democrats (we need their votes) that our Country losses 250 Billion Dollars a year on illegal immigration, not including the terrible drug flow. Top Border Security, including a Wall, is $25 Billion. Pays for itself in two months. Get it done!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) December 4, 2018


Tras la asunción de los nuevos líderes del Congreso, Trump se reunirá con ellos en la Casa Blanca el 4 de enero. Los líderes se reunieron el 2 de enero, pero no se lograron avances. La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, tenía programado dar a los líderes del Congreso una sesión informativa sobre seguridad fronteriza, pero fue interrumpida por los demócratas y no pudo entregar la información.

Cierre del gobierno

Trump estuvo diciendo, al menos desde julio, que estaba dispuesto a no firmar el proyecto ley de financiamiento, lo que resultó en un cierre parcial del gobierno si el Congreso no entregaba los fondos para un muro fronterizo.

Los legisladores lograron aprobar proyectos de ley de financiamiento para aproximadamente las tres cuartas partes del gobierno, pero cuando se trató del último cuarto, que incluía el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) junto con la seguridad fronteriza, los demócratas bloquearon la financiación del muro en el Senado, donde los republicanos carecen de mayoría suficiente.

Los senadores del Partido Republicano finalmente cedieron y aprobaron un proyecto de ley respaldado por los demócratas para financiar el DHS hasta el 8 de febrero, sin el dinero para el muro.

Sin embargo esta opción fracasó en la Cámara de Representantes, donde los republicanos aprobaron un proyecto de ley con unos USD 5000 millones para el muro, que a su vez fue rechazado por los demócratas del Senado.

Como resultado, el 22 de diciembre, aproximadamente una cuarta parte del gobierno estadounidense se quedó sin dinero.

Trump dijo el 2 de enero que está dispuesto a continuar con el cierre hasta que se materialice el dinero del muro, llamándolo “un tema demasiado importante como para retractarse”.

Artículo escrito con la colaboración de Charlotte Cuthbertson y Petr Svab de La Gran Época.

***

A continuación

Memorias de un esclavo del comunismo

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal. Memorias de un esclavo del comunismo es el viaje de un hombre que busca revelar lo que cree que lo ha mantenido a él y a su pueblo como rehenes durante demasiado tiempo.”

TE RECOMENDAMOS