Cámara de EE. UU. anuncia investigación por escasez de fórmulas de leche para bebés

Por Zachary Stieber
13 de Mayo de 2022 4:22 PM Actualizado: 13 de Mayo de 2022 4:22 PM

Los legisladores estadounidenses anunciaron el 13 de mayo una investigación sobre la escasez de fórmulas de leche para bebés que afecta a los consumidores estadounidenses.

El Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes está investigando lo que están haciendo los cuatro principales fabricantes de fórmulas para lactantes para hacer frente a la escasez que se produjo después de que la administración Biden obligara a cerrar una planta productora, el laboratorio Abbott Labs, tras una inspección que encontró el lugar en condiciones insalubres.

En las cartas enviadas a Abbott, Nestlé USA, Mead Johnson, filial de Reckitt, y Perrigo, los legisladores señalaron que la población de muchos estados está sufriendo escasez y calificaron la escasez de fórmula de leche para bebés como “una amenaza para la salud y la seguridad económica de los bebés y las familias de las comunidades de todo el país”.

“Es fundamental que su empresa tome todas las medidas posibles para aumentar el suministro de fórmulas de leche y evitar el alza de precios”, escribieron la representante Carolyn Maloney (D-N.Y.), presidenta del panel de la Cámara, y el representante Raja Krishnamoorthi (D-Ill.), presidente del Subcomité de Política Económica y del Consumidor.

Los legisladores pidieron que se les informe sobre el asunto y se les responda por escrito a sus preguntas, entre las que se incluye la de cuándo se habían dado cuenta las empresas de la escasez y qué medidas habían tomado para aumentar el suministro.

Las empresas producen conjuntamente alrededor del 90 por ciento de las fórmulas de leche para lactantes que se vende en Estados Unidos.

Un portavoz de Perrigo dijo a The Epoch Times en un correo electrónico que las instalaciones de la empresa funcionan 24 horas al día, siete días a la semana, por lo que están a plena capacidad.

Perrigo “está haciendo todo lo posible para suministrar la mayor cantidad de fórmulas de leche infantil a sus socios minoristas durante este tiempo difícil”, agregó el portavoz.

En los tres meses que terminaron el 31 de marzo, Perrigo envió un 37 por ciento más de fórmulas que en el mismo período de 2021.

Nestlé es “un pequeño actor en el mercado de la fórmula infantil”, dijo un portavoz de la compañía a The Epoch Times a través de un correo electrónico. “Estamos absolutamente comprometidos a hacer todo lo posible para ayudar a los padres y cuidadores a obtener las fórmulas que necesitan para que sus bebés puedan prosperar”.

“Hemos aumentado significativamente la cantidad de nuestra fórmula infantil disponible para los consumidores mediante el aumento de la producción y la aceleración de la disponibilidad general del producto a los minoristas y en línea, así como en los hospitales para los más vulnerables. También estamos trabajando a través de nuestro Centro de Recursos para Padres Gerber, el sitio web, las redes sociales y los grupos de la industria para ayudar a asegurar que la información esencial esté disponible para aquellos padres y cuidadores que la necesiten”, agregó el portavoz.

Abbott no respondió a una solicitud de comentarios.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) tuvo conocimiento de los problemas de la planta de Abbott en septiembre de 2021, pero no la inspeccionó hasta el 31 de enero y no la obligó a cerrar hasta febrero, dijo en un informe reciente la diputada Rosa DeLauro (D-Conn.), que preside el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes.

Un denunciante, un extrabajador de la planta, alertó a los reguladores de que se falsificaron los registros y se liberaron fórmulas que no estaban probadas. Abbott indicó que el trabajador fue despedido por violar las políticas de seguridad alimentaria y que estaba revisando la denuncia e investigando las acusaciones.

El comisionado de la FDA, Robert Califf, declaró esta semana que la agencia está “haciendo todo lo que está en nuestro poder para asegurar que haya un producto adecuado disponible donde y cuando lo necesiten”. Eso incluirá la flexibilización de las restricciones a las importaciones, dijo el jueves la Casa Blanca.

La empresa Abbott también indicó que está preparada para reanudar la producción en su planta de Michigan, pero la administración no ha indicado cuándo le permitirá hacerlo.

El presidente Joe Biden habló con los directores generales de Reckitt y Gerber, así como con ejecutivos de Walmart y Target, más o menos al mismo tiempo, para preguntar qué puede hacer el gobierno para ayudar a impulsar la producción y llevar la fórmula a las tiendas más rápidamente.

“Ayer mantuvimos una fructífera conversación con el presidente Biden sobre las formas en que podemos trabajar juntos para hacer frente a la escasez de preparados para lactantes en el país. Estamos haciendo funcionar nuestras plantas las 24 horas del día, lo que nos ha permitido aumentar el suministro a los padres y a los bebés en más de un 30%, alimentando a 200,000 bebés más de lo que era posible al comienzo de la escasez. En la actualidad, Reckitt, fabricante de Enfamil, suministra más de la mitad de los preparados para lactantes en Estados Unidos. Se trata de un problema de salud urgente para millones de estadounidenses, y seguiremos colaborando con la Administración para identificar otras formas de ayudar a garantizar que los padres y los bebés tengan un suministro constante de leche de fórmula segura y de alta calidad”, dijo un portavoz de Reckitt a The Epoch Times en un correo electrónico.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.