Cámara de EE. UU. aprueba plan de gastos de USD 1.5 billones con 13,600 millones para Ucrania

Por Isabel van Brugen
10 de Marzo de 2022 7:25 AM Actualizado: 10 de Marzo de 2022 7:25 AM

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó el miércoles para aprobar un proyecto de ley de gastos general que financiará al gobierno federal hasta el 30 de septiembre con 1.5 billones de dólares, incluyendo 13,600 millones de dólares en ayuda para Ucrania y sus aliados europeos.

Horas antes, los legisladores demócratas desecharon la disposición inicial de ayuda de 15,600 millones de dólares por COVID-19, lo que supuso un importante revés para el gobierno de Biden, que había presionado durante semanas para que se aprobaran los fondos adicionales.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), calificó de “desgarradora” la decisión de abandonar la disposición. Los republicanos habían exigido recortes en las ayudas estatales para financiar la nueva iniciativa.

“Tenemos una guerra en Ucrania”, dijo Pelosi a los periodistas, explicando la urgencia que sentían los demócratas para hacer concesiones en la negociación con los republicanos. “Tenemos un trabajo importante que estamos haciendo aquí”. La representante dijo que con su partido en el Senado 50-50 que necesita al menos 10 votos de los republicanos para aprobar la legislación, los demócratas “van a tener que saber que tiene que haber compromiso”.

El proyecto de ley general fue aprobado por la Cámara en dos votaciones separadas. Los programas de seguridad de la medida fueron aprobados por una abrumadora mayoría de 361 a 69, y el resto por 260 a 171, con la mayoría de los republicanos en contra.

La ayuda a Ucrania incluye USD 6500 millones para los costos de Estados Unidos por el envío de tropas y armas a Europa del Este y para el equipamiento de las fuerzas aliadas situadas allí en respuesta a la invasión del presidente ruso Vladimir Putin, que lanzó el 24 de febrero.

Otros USD 6800 millones se planean destinar a la atención de los refugiados y a proporcionar ayuda económica a los aliados y además para ayudar a las agencias federales a aplicar las sanciones económicas contra Rusia y a protegerse de las amenazas cibernéticas en casa.

La cifra es superior a la cantidad inicialmente solicitada por el gobierno de Biden, de 6500 millones de dólares, y a la cifra de 10,000 millones de dólares de la petición formal de la Casa Blanca al Congreso.

El martes, el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.), dijo que el paquete de ayuda del Congreso para Ucrania y sus aliados de Europa del Este ascendía a 14,000 millones de dólares. Además criticó la velocidad a la que ha avanzado el paquete de ayuda.

El representante Tom Cole (R-Okla.), líder del Partido Republicano en el Comité de Reglas de la Cámara de Representantes, calificó el proyecto de ley de USD 1.5 billones como un “compromiso razonable” y dijo que su gasto extra en defensa era “claramente necesario tras la agresión no provocada de Vladimir Putin contra Ucrania”.

También se asignaron unos USD 730,000 millones al gasto militar del Departamento de Defensa mientras que otros USD 125,000 millones irán al Departamento de Asuntos de los Veteranos.

El proyecto de ley aumenta el gasto para la nutrición y el cuidado de los niños, la aplicación de la ley local, la mejora de la banda ancha en las zonas rurales y la ayuda a la educación para los estudiantes discapacitados y los colegios y universidades históricamente negros.

Este proyecto de ley de gastos aún debe ser aprobado por el Senado. El líder de la mayoría, Chuck Schumer (D-N.Y.), dijo que espera aprobar la legislación antes del viernes para evitar un cierre del gobierno.

Con información de The Associated Press


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.