Cámara de Representantes aprueba ley del techo de la deuda con votos bipartidistas y la pasa al Senado

Por Lawrence Wilson
01 de Junio de 2023 6:57 AM Actualizado: 01 de Junio de 2023 6:57 AM

La Cámara de Representantes de Estados Unidos alejó al país del default financiero aprobando una suspensión temporal del techo de la deuda de la nación.

En una votación bipartidista de 314 votos a favor y 117 en contra, el 31 de mayo, los miembros aprobaron un compromiso sobre las estancadas negociaciones del techo de la deuda entre el presidente Joe Biden y el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy.

La medida fue aprobada por 314 votos a favor y 117 en contra. Cuarenta y seis demócratas y 71 republicanos votaron en contra.

El acuerdo, bajo la Ley de Responsabilidad Financiera, suspende el techo de la deuda hasta el 1 de enero de 2025, recorta ligeramente el gasto discrecional no destinado a la defensa en 2024 y limita el crecimiento del gasto discrecional al 1% en 2025.

También incluye reformas de los permisos de perforación de petróleo y gas, cambios en los requisitos de trabajo para algunos programas de asistencia social y la devolución de USD 20,000 millones en fondos del IRS y USD 30,000 millones en fondos de ayuda de COVID-19 no gastados.

Según la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, si el Congreso no autoriza nuevos préstamos, Estados Unidos carecerá de liquidez para pagar todas sus facturas el 5 de junio.

Biden, en una declaración tras la votación, aplaudió la aprobación de la Cámara de Representantes e instó al Senado a aprobar el proyecto lo antes posible.

Una solución imperfecta

Los líderes de ambos partidos presentaron el acuerdo como una victoria, mientras que muchos miembros de sus bases lo consideraron una solución imperfecta.

(De iz a de) Jim McGovern (D-Mass.), miembro del Comité de Reglas de la Cámara de Representantes, estrecha la mano de Tom Cole (R-Okla.), presidente del comité, en Washington el 9 de mayo de 2023. (Drew Angerer/Getty Images)

“Yo creo que se trata de un acuerdo de principio digno del pueblo estadounidense”, declaró McCarthy a la prensa el 29 de mayo. “Se trata de reducciones históricas del gasto, reformas consecuentes que sacarán a la gente de la pobreza y la incorporarán al mercado laboral y frenarán las extralimitaciones del Gobierno”.

El presidente de la Cámara se refirió al acuerdo como la mayor reducción del gasto en la historia del país.

“Yo voy a apoyar la legislación que se presenta hoy, y la he apoyado sin vacilaciones, reservas ni temores”, declaró a la prensa el líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries, antes de la votación del 31 de mayo. “No porque sea perfecta. Pero en un gobierno dividido, no podemos permitir que lo perfecto sea enemigo de lo bueno”.

Esta idea fue repetida por miembros de ambos partidos a lo largo del día.

“No es un proyecto de ley perfecto, pero representa un compromiso entre la Administración y el Congreso. Esto es necesario en un gobierno dividido. Nadie ha conseguido todo lo que quería. Pero el resultado final es un proyecto de ley verdaderamente histórico”, declaró el representante Tom Cole (R-Okla.).

Cole, quien votó a favor de la ley, dijo que el paquete legislativo representaba el “mejor acuerdo que podíamos haber alcanzado” y elogió a McCarthy por lograr el acuerdo de compromiso, calificando al portavoz de “maestro del arte de lo posible”, de acuerdo a declaraciones a The Epoch Times tras la aprobación de la ley.

Al otro lado del pasillo, la diputada demócrata Teresa Leger Fernández describió la ley en términos similares, pero menos optimistas.

“El proyecto de ley nos salva de la catástrofe económica y rechaza las propuestas más extremas de los republicanos”, dijo Fernández. “¿Es perfecta? En absoluto. No apoyo muchos de los cambios a nuestras leyes medioambientales y a nuestros programas de la red de seguridad social”.

El representante Chip Roy (R-Texas) habla en la Cámara de Representantes en el Capitolio el 30 de enero de 2023. (Win McNamee/Getty Images)

El representante Greg Landsman (D-Ohio) se limitó a decir que “el proyecto de ley representa el hecho de que el Congreso está dividido”.

La congresista Delia Ramírez (D-Ill.), que votó en contra del proyecto de ley, declaró a The Epoch Times que no podía apoyar un proyecto de ley que quita “dólares del alivio de COVID para los niños [y] las personas mayores”.

La congresista indicó que, como resultado, la gente de su distrito en Illinois tendría que elegir ahora entre pagar su hipoteca o sus préstamos estudiantiles, lo que era “inaceptable” para ella.

Ganancias y pérdidas

Los republicanos se mostraron a favor de los recortes de gastos contenidos en el proyecto de ley, aunque muchos se quejaron de que no llegaron lo suficientemente lejos.

“En el mejor de los casos, tenemos una congelación del gasto de dos años que está llena de lagunas y trucos que permitirían aumentar la financiación de la burocracia federal”, dijo el representante Chip Roy (R-Texas).

Eso se regaló “para lograr un aumento de 4 billones de dólares en la deuda para el 1 de enero de 2025”, añadió Roy.

Roy y otros miembros del Freedom Caucus de la Cámara de Representantes protagonizaron un intento infructuoso de bloquear el proyecto de ley.

Los demócratas estaban enfadados por el aumento de los requisitos de trabajo impuestos a algunos beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP).

“Me cuesta entender por qué estamos expulsando a 700,000 adultos mayores del SNAP. Es una crueldad”, declaró el diputado demócrata Jim McGovern. “La alimentación y el hambre no deberían ser una cuestión partidista. Es una cuestión humana”.

Ambas partes también ganaron algo con el proyecto de ley.

Los republicanos elogiaron la agilización del proceso para obtener permisos de perforación de petróleo y gas natural, y según McCarthy, el proyecto de ley no contiene nuevos impuestos para programas gubernamentales.

“Contiene reducciones históricas del gasto, reformas importantes que sacarán a la gente de la pobreza y la incorporarán al mercado laboral, y frenará las extralimitaciones del Gobierno”, afirmó el presidente de la cámara.

Los demócratas señalaron que las reducciones del gasto eran mucho menores que las que pedían los republicanos en un principio. También celebraron el hecho de que los cambios en los requisitos de trabajo de SNAP añadieran algunos beneficiarios, dejando el número total de receptores más o menos igual.

El Senado examinará el proyecto de ley inmediatamente. El líder de la mayoría, el demócrata Chuck Schumer, dijo que la votación podría tener lugar el 1 de junio. Schumer y el líder de la minoría, el republicano Mitch McConnell, apoyaron el proyecto de ley.

Con la contribución de Jackson Richmon.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.