Campeón de bolos logra un 300 perfecto con bola que tenía las cenizas de su padre en una competencia

Por Louise Bevan
01 de Junio de 2021
Actualizado: 01 de Junio de 2021

El campeón de bolos de Illinois, John Hinkle, no es ajeno a un juego perfecto.

Pero hace poco, hizo un 300 muy especial en homenaje a su difunto padre, con una bola personalizada de gran significado personal.

Como jugador de bolos a dos manos, para hacerlo legalmente, la bola de Hinkle no puede tener tres agujeros para los dedos, así que se le ocurrió rellenar el agujero del pulgar con las cenizas de su padre.

En la noche de liga en el Landmark Lanes de Peoria, el 12 de abril, la puntuación perfecta de Hinkle fue memorable.

“Estaba hablando con mi hermano y le dije: ‘Voy a hacer un 300 con esta bola'”, dijo Hinkle, de 39 años, a CBS. “Y Joe dijo: ‘¡Hazlo!'”.

(Izq.) Captura de pantalla de video de la memorable noche de bolos de Hinkle; (Arriba-Derecha) La bola de bolos que contiene las cenizas del padre de Hinkle; (Abajo-Derecha) John Hinkle (Der.), de niño, con su padre. (Cortesía de John Hinkle)

Jugando bolos con lágrimas en los ojos durante los cuadros 11 y 12, Hinkle recordó: “No podría decirte a dónde fue la última bola, tenía tantas lágrimas solo por lanzarla”.

Hinkle, consejero de las Escuelas Públicas de Peoria, llegó a ser campeón de bolos de la NCAA en la Universidad de Western Illinois y luego continuó en la liga, en el mismo equipo que su padre y su hermano gemelo, Joe, durante más de 13 años.

John Hinkle Sr. introdujo a sus hijos en el juego cuando eran jóvenes.

John falleció en 2016.

Hinkle con su difunto padre. (Cortesía de John Hinkle)

“Todos los sábados en la mañana [nuestros padres] nos llevaban a jugar a los bolos en nuestra liga, desde los cuatro años”, dijo Hinkle a ESPN. “A medida que crecíamos, nunca nos verían a mi hermano y a mí jugar bolos sin que nuestros padres estuvieran sentados allí apoyándonos”.

Según los hermanos, el deseo de su padre era que algún día se pusieran sus cenizas dentro de una bola de bolos. Hinkle encontró a la mujer adecuada para el trabajo, una amiga de la infancia que abrió su propia tienda de bolos en una bolera cercana.

Funcionó en el primer intento.

Hinkle dijo a Fox News que no le gusta probar cosas nuevas durante los torneos; esperó a que su equipo ganara la liga para darle a su bola personalizada su primera vuelta por la pista.

John Hinkle (Der.) con su hermano Joe. (Cortesía de John Hinkle)

El padre de Hinkle con frecuencia terminaba los partidos con una puntuación de 298 o 299, pero nunca con 300. Así que el 300 perfecto de Hinkle el 12 de abril fue un triunfo —compartido por toda la familia— y los hermanos creían firmemente que su padre hizo parte de él.

“No puedo expresar lo que esta noche significa para mí”, publicó Hinkle en Facebook. “Acabo de hacer un 300 con la bola en la que puse las cenizas de mi padre. Nunca había tenido un juego perfecto hasta AHORA”.

(Cortesía de John Hinkle)

En las imágenes del duodécimo cuadro de Hinkle, éste lanza un strike y luego se tira al suelo llorando. Después, él y su hermano Joe se abrazan para celebrarlo.

Hinkle retiró la bola de bolos especial a su sala de trofeos después de jugar en el Tour de Campeones de la PBA en mayo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS