Canadá regula plataformas de crowdfunding y criptomonedas con ley contra el financiamiento al terrorismo

Por Isabel van Brugen
15 de Febrero de 2022 11:36 AM Actualizado: 15 de Febrero de 2022 11:36 AM

El gobierno federal canadiense ahora está regulando las plataformas de financiación colectiva (crowdfunding) y las criptomonedas bajo la Ley Contra el Financiamiento al Terrorismo, anunció el lunes la viceprimera ministra Chrystia Freeland.

Freeland anunció las medidas en una conferencia de prensa, poco después de que el primer ministro Justin Trudeau declarara el estado de emergencia debido a las protestas en curso de los camioneros y sus seguidores contra los mandatos y restricciones por COVID-19.

La medida efectivamente amplía el alcance de las normas contra el lavado de dinero en el país y ordena a los bancos que congelen las cuentas de las entidades involucradas en las protestas, ya que busca poner fin a lo que dice son bloqueos ilegales.

“Los bloqueos ilegales han puesto de manifiesto el hecho de que las plataformas de crowdfunding y algunos de los proveedores de servicios de pago que utilizan no están plenamente contemplados en la Ley de Activos del Crimen y Financiamiento del Terrorismo”, dijo Freeland.

Freeland dijo que, a partir del lunes, todas las plataformas de crowdfunding y sus proveedores de servicios de pago deben registrarse en la agencia nacional de inteligencia financiera del país y reportar transacciones grandes y sospechosas.

A las empresas cuyos camiones se utilicen en los bloqueos se les congelarán las cuentas corporativas y se les suspenderá el seguro, agregó Freeland.

La medida se produce después de que GoFundMe dijera el 4 de febrero que ya no entregará los 10 millones de dólares canadienses (USD 8 millones) recaudados para apoyar a los camioneros que protestan por los mandatos de COVID-19 a los organizadores, diciendo que en su lugar trabajará con los organizadores para enviar los fondos a “organizaciones benéficas… verificadas por GoFundMe”.

“Tras una revisión a los hechos relevantes y múltiples discusiones con las fuerzas de seguridad locales y los funcionarios de la ciudad, este recaudador de fondos está ahora en violación de nuestros Términos de Servicio (Término 8, que prohíbe la promoción de la violencia y el acoso) y ha sido eliminado de la plataforma”, dijo la plataforma de recaudación de fondos en un comunicado en ese momento.

GoFundMe agregó que tiene “evidencia de las fuerzas del orden público de que la manifestación previamente pacífica se ha convertido en una ocupación, con informes policiales de violencia y otras actividades ilegales”.

GoFundMe había congelado anteriormente el retiro de los fondos mientras realizaba una revisión “para garantizar que cumpla con nuestros términos de servicio y las leyes y regulaciones aplicables”.

Luego, los partidarios recaudaron USD 900,000 en bitcoins para apoyar el convoy, informó Business Insider.

El “Convoy de la Libertad” comenzó como una protesta contra la orden de vacunación contra el COVID-19 del gobierno federal para los conductores que cruzan la frontera entre EE.UU. y Canadá, pero se convirtió en un gran movimiento después que muchos en Canadá se opusieron a varios mandatos y restricciones por el COVID-19 y se unieron a la protesta.

Los manifestantes han prometido quedarse hasta que se levanten las restricciones por COVID-19.

Trudeau se convirtió el lunes en el primer primer ministro en invocar la Ley de Emergencias, que reemplazó a la Ley de Medidas de Guerra en 1988.

Omid Ghoreishi contribuyó a este artículo.

Con información de The Canadian Press


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.