Cancelaciones masivas de vuelos en China provocan especulaciones sobre agitación política

Por Jessica Mao
27 de Septiembre de 2022 10:08 AM Actualizado: 27 de Septiembre de 2022 10:08 AM

Las recientes cancelaciones generalizadas de vuelos nacionales en China atrajeron la atención internacional, lo que dejó a muchos preguntándose cuál podría ser el motivo.

En ocasiones previas se han producido cancelaciones de vuelos a gran escala durante eventos importantes en los niveles más altos del Partido Comunista Chino (PCCh). Ahora, la misma situación parece haber ocurrido de nuevo en el período previo al 20° Congreso Nacional del PCCh (a partir del 16 de octubre), lo que provocó la preocupación internacional por los disturbios en los círculos políticos más altos de Beijing.

En la noche del 21 de septiembre, una captura de pantalla que mostraba carteles en varios aeropuertos cancelando una gran cantidad de vuelos en todo el país circuló en las redes sociales de China. Muchos internautas discutieron cuál podría ser la razón detrás de esto.

Según los datos recopilados por los internautas de diferentes regiones, a las 22:35 horas de esa noche se cancelaron 9583 vuelos en China, alcanzando una tasa de cancelación del 59.66 por ciento.

Un grupo de personas en los mostradores de facturación de China Eastern Airlines, en el aeropuerto internacional de Hongqiao, en Shanghai (China), el 21 de marzo de 2022. (Hector Retamal/AFP vía Getty Images)

Las cancelaciones no solo se produjeron en los concurridos centros de transporte aéreo de Beijing, Shanghai y Shenzhen, sino también en tres aeropuertos de las provincias occidentales de China: Se cancelaron 539 vuelos en el aeropuerto de Longdongbao en Guiyang, provincia de Guizhou, con una tasa de cancelación del 99 por ciento; se cancelaron 157 vuelos en el aeropuerto de Gongga en Lhasa, Tíbet, con una tasa de cancelación del 98 por ciento; y se cancelaron 752 vuelos en el aeropuerto de Tianfu, en Chengdu, provincia de Sichuan, con una tasa de cancelación del 87 por ciento.

Además, las tasas de cancelación de vuelos del Aeropuerto Urumqi Diwobao de Xinjiang, el Aeropuerto Tianjin Binhai, el Aeropuerto Taiping de Harbin de la provincia de Heilongjiang y el Aeropuerto Shuangliu de Chengdu, en la provincia de Sichuan, superaron el 50 por ciento.

Sin explicación oficial

Un internauta chino escribió: “Apuesto a que ha ocurrido un incidente importante. De lo contrario, ¿cómo podría cancelarse una cantidad tan grande de vuelos en tiempos de paz?

Hasta el momento no ha habido una explicación oficial para las cancelaciones de vuelos, pero los medios chinos en Internet afirmaron que una alta tasa de cancelaciones de vuelos ha sido la norma desde el brote de COVID-19.

El 21 de septiembre, el PCCh realizó un seminario sobre defensa nacional y reforma militar en Beijing. El líder del PCCh y presidente de la Comisión Militar Central, Xi Jinping, solicitó que los militares “se concentren en la preparación para la guerra”, pero no asistió a la reunión en persona, según un video publicado por China Central TV, un medio del régimen.

El líder chino, Xi Jinping, asiste a la cumbre de líderes de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) en Samarcanda, Uzbekistán, el 16 de septiembre de 2022. (Sergei Bobylyov/Sputnik/AFP vía Getty Images)

El comentarista chino-estadounidense Chen Pokong dijo en su canal de YouTube el 24 de septiembre que era poco probable que los vuelos se cancelaran debido a la pandemia y que no había señales de un ataque inmediato a Taiwán. Basado en el hecho de que antes de los Congresos Nacionales 18 y 19 del PCCh también hubo incidentes de cancelaciones de vuelos a gran escala, sospecha que fue el resultado de luchas políticas.

Vuelos a Shenzhen cancelados en 2020

El 5 de marzo de 2020, los medios chinos informaron que los vuelos de Shenzhen a Beijing, Shanghai, Nanjing, Hangzhou y otras ciudades fueron cancelados, y varios vuelos de Guangzhou a Hangzhou también fueron cancelados por “razones de seguridad pública”.

En ese momento, circulaba un video en el Internet chino que mostraba el accidente de un avión militar en el distrito de Wuqing, Tianjin, el 5 de marzo de ese año. Dado que Tianjin es adyacente a Beijing, el incidente generó muchas especulaciones y estuvo relacionado con la cancelación de vuelos. Algunos incluso sospechan que fue una “repetición del incidente de Lin Biao”.

La decisión del régimen chino de suspender los vuelos esta vez es muy similar a la situación cuando Lin Biao, una antigua figura prominente del Partido, intentó huir a la Unión Soviética, según el comentarista Chen Pokong.

El 13 de septiembre de 1971, nueve personas murieron a bordo de un avión cuando se estrelló en Wendul Khan, Mongolia. Las autoridades centrales de China dijeron que Lin, junto con su esposa e hijo, fueron víctimas del accidente mortal cuando huían a la Unión Soviética. Poco después, las autoridades declararon que Lin había estado planeando un golpe militar para asesinar a Mao.

Lin tuvo una notable carrera militar durante la Guerra Civil China y luego desempeñó un papel importante como la mano derecha de Mao después de que el PCCh tomara el poder en China. En abril de 1969, cuando el IX Congreso Nacional del PCCh adoptó una nueva constitución del Partido, se nombró a Lin como el “íntimo compañero de armas y sucesor” de Mao Zedong.

Imagen que muestra al exlíder chino Mao Zedong (izquierda) y a su sucesor designado oficialmente, Lin Biao, el 29 de julio de 1971, en Beijing. (AFP vía Getty Images)

Según Chen, Mao y el entonces primer ministro chino Zhou Enlai conspiraron para obligar a Lin a escapar.

“En el momento de la huida de Lin, los aeropuertos de China, incluidas las luces, se cerraron para que el avión de Lin no tuviera lugar para aterrizar. Su familia tuvo que volar al norte”, dijo Chen.

El 12 de septiembre de 1971, el día anterior al accidente, el piloto que volaba el avión recibió órdenes de ir a Beidaihe alrededor de las 18:00 horas. Alrededor de las 9:50 p.m., la hija de Lin, que era una admiradora fanática de Mao y Zhou, le informó al Comité Central del PCCh que sus padres y su hermano estaban tratando de salir de China y le pidió a Zhou que les impidiera abordar el avión. Zhou estuvo de acuerdo e inmediatamente le informó a Mao.

Según un libro publicado por las autoridades chinas que relata el incidente, Zhou le aconsejó a Mao que ordenara una prohibición nacional de vuelos. Además, las unidades del ejército se estacionaron de inmediato en los aeropuertos, estableciendo barreras para evitar el despegue de todos los aviones, en nombre de la prevención de ataques aéreos y aterrizajes aéreos desde la Unión Soviética.

El PCCh guardó silencio sobre la muerte de Lin durante más de un mes y finalmente lo anunció el 24 de octubre.

Las razones por las que Lin huyó de China, así como el accidente aéreo en el que murieron todos los que iban a bordo, han sido ocultadas por el PCCh durante más de 50 años y siguen siendo un misterio.

Los máximos líderes comunistas chinos, Zhu Enlai, a la izquierda, el presidente del PCCh, Mao Zedong, y Lin Piao ondean “Pequeños Libros Rojos” en la Plaza de Tiananmen, en Beijing, el 3 de octubre de 1967. (AFP vía Getty Images)

Ordenan el cierre de 12 aeropuertos con el propósito de capturar a Zhou Yongkang

A finales de julio de 2014, se difundió la noticia en el Internet chino que 12 aeropuertos del este y centro de China sufrirían retrasos durante un período de 26 días, del 20 de julio al 15 de agosto. Anteriormente, el 14 de julio, Shanghai ya había experimentado graves retrasos en los vuelos.

Un miembro de la aviación civil china le confirmó más tarde a Beijing News que la información era básicamente cierta, pero que no le convenía revelar las razones específicas. Solo reveló que el retraso afectaría principalmente a los vuelos en el este de China y de la costa sureste.

El 24 de julio de 2014, la Administración de Aviación Civil de China (CAAC) dijo que los retrasos en los vuelos o las cancelaciones temporales se debieron a una combinación de factores, incluidas tormentas eléctricas y ejercicios militares de rutina.

A fines de julio de 2014, el medio chino en el extranjero, Boxun, informó que los ejercicios militares y las cancelaciones de vuelos estaban relacionados con el anuncio del enjuiciamiento a Zhou Yongkang, exmiembro del Comité Permanente del Politburó del PCCh.

El artículo citaba fuentes que decían: “Debido a que el anuncio de un caso tan grande seguramente provocará un contraataque por parte de Zhou Yongkang y sus partidarios, se supone que los ejercicios militares disuadirán un posible golpe militar, mientras que la cancelación de la aviación civil es para prevenir la huida de funcionarios”.

Zhou Yongkang, exjefe de seguridad en China, asiste al Congreso Nacional del Pueblo, el 14 de marzo de 2011. (Feng Li/Getty Images)

El medio de comunicación de Hong Kong, Ming Pao, también publicó un artículo en enero del año siguiente, diciendo que se ordenó simultáneamente a los 12 aeropuertos que suspendieran las operaciones para atrapar a Zhou, el “gran tigre” que intentaba huir.

“Tigre” es una metáfora utilizada en la campaña anticorrupción de Xi Jinping para referirse a funcionarios corruptos de alto rango.

El artículo decía que Zhou había estado en control del sistema político y de seguridad pública del PCCh durante muchos años y tenía una gran cantidad de secuaces en todo el sistema, lo cual es una condición que otros “tigres” no tienen.

Las autoridades chinas anunciaron que Zhou había sido puesto bajo investigación el 29 de julio de 2014.

Zhou fue condenado a cadena perpetua en 2015 por cargos de corrupción y por “filtrar secretos de Estado”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.