Candidato chino-estadounidense al Congreso dice que el PCCh sigue interfiriendo las elecciones de EE.UU.

Por Alex Wu
15 de Julio de 2022 6:38 PM Actualizado: 15 de Julio de 2022 6:38 PM

Tras la oferta del Departamento de Estado de EE.UU. de una recompensa de USD 10 millones por información sobre interferencia electoral extranjera, Xiong Yan, quien actualmente se postula para el Congreso en el Distrito 10 de Nueva York, le dijo a The Epoch Times que el régimen comunista chino ha seguido interfiriendo con su campaña debido a su pasado como disidente.

En 1989 Xiong Yan había sido líder estudiantil en la plaza de Tiananmen antes de que el régimen chino aplastara violentamente el movimiento.

El Departamento de Justicia de EE.UU. acusó a cinco hombres el 16 de marzo por actuar como agentes del régimen chino, recopilar información sobre disidentes, hostigar, difamar e incluso planear ataques violentos contra un candidato que se postuló al Congreso.

Uno de los hombres, Qiming Lin, trabajaba para el Ministerio de Seguridad del Estado (MSS). El MSS es la “agencia civil de inteligencia y policía secreta” del régimen chino.

En septiembre de 2021, Lin contrató a un investigador privado (IP) en Nueva York para atacar e “interrumpir la campaña de un residente de Brooklyn que actualmente es candidato para el Congreso de EE.UU.”.

En diciembre de 2021, Lin supuestamente dejó un mensaje de voz para el IP donde dijo: “Al final, la violencia también estaría bien… Golpéalo hasta que no pueda presentarse a las elecciones… [Con un] accidente automovilístico, [él] quedará completamente destrozado, ¿verdad?”

El 13 de julio, el reverendo Xiong Yan, un comandante retirado que sirvió en el ejército de EE.UU. durante 27 años, le reveló a The Epoch Times que él era el candidato al Congreso anónimo que estaba en la mira del régimen chino.

Dijo que, afortunadamente, el gobierno estadounidense impidió los ataques.

Xiong Yan se postula para el Congreso en el décimo distrito del Congreso de Nueva York, en julio de 2022. (Cai Rong/The Epoch Times)

Yan dijo que después de que se hiciera pública la acusación del Departamento de Justicia, el régimen chino no dejó de interferir en su campaña. Ante una cena de inauguración de campaña “el consulado chino contactó a los líderes de varios grupos chino-estadounidenses y les dijo que no me apoyaran: Que no donaran dinero ni votaran por mí”, dijo.

“Los oriundos de Fujian y Cantón que habían confirmado su asistencia a la cena me dijeron que el consulado chino convocó una reunión con ellos antes de la cena, diciendo que no podían apoyar a Xiong Yan y que no podían dejar que fuera elegido: ‘¿Queréis ir a China a hacer negocios o apoyarle en las elecciones? Quedaron demasiado asustados para venir”, dijo.

El décimo distrito del Congreso de la ciudad de Nueva York incluye dos importantes comunidades chinas, el barrio chino de Manhattan y la octava avenida de Brooklyn. Algunos estadounidenses de origen chino también le dijeron a The Epoch Times que el presidente de un grupo de expatriados chinos de Fujian dijo que el consulado chino le informó al grupo que no se le permitía apoyar la campaña de Yan.

El largo brazo del PCCh

En cuanto a por qué el Partido Comunista Chino (PCCh) interfirió con su candidatura al Congreso, Yan dijo que era obvio, porque era un líder del movimiento democrático de la Plaza de Tiananmen en 1989 (movimiento que fue masacrado violentamente el 4 de junio de 1989).

Aunque no destacó este antecedente, sino que le restó importancia para conseguir el apoyo del mayor número de personas posible.

A pesar de eso, el PCCh todavía lo considera un disidente y continúan interfiriendo con su candidatura a un cargo en Estados Unidos.

“El brazo del consulado chino es demasiado largo”, dijo.

Xiong Yan (2do desde la derecha), uno de los 21 manifestantes de la plaza de Tiananmen “más buscados” de 1989, habla con los líderes locales a favor de la democracia antes de participar en una manifestación en las calles de Hong Kong, el 31 de mayo de 2009. (Samantha Sin/AFP vía Getty Images)

“Este tipo de interferencia y manipulación de las elecciones estadounidenses es un delito grave en Estados Unidos y pondrá en peligro el destino de la mayoría de los estadounidenses de origen chino”, dijo Yan.

Dijo que los agentes chinos volverán corriendo a China cuando expire su mandato o cuando la situación se ponga fea.

Sin embargo, los líderes de la comunidad china en Estados Unidos, que son pro-PCCh y a quienes les lavaron el cerebro y obedecen al consulado chino, se convertirán en las víctimas finales, dijo Yan.

“Cuando los chinos pisaron la tierra de la libertad y la democracia en los Estados Unidos, eligieron la libertad, la democracia, los derechos humanos, el estado de derecho y los valores universales”, dijo Yan. “Sin embargo, muchas personas todavía se ven afectadas por el PCCh y [están] bajo su control autoritario”.

“El PCCh se aprovecha del entorno social relativamente libre, democrático y orientado a los derechos humanos en Estados Unidos para ubicar a un gran número de sus agentes entre los seis millones de chinos que viven en el país”.

Yan sugirió que los chinos en el extranjero “deberían apreciar el entorno libre, estar del lado de los valores universales, limpiar todas las toxinas del PCCh y renacer como una persona libre”.

El Centro Nacional de Seguridad y Contrainteligencia de Estados Unidos advirtió el 6 de julio que, a medida que aumentan las tensiones entre Estados Unidos y China, el PCCh está tratando de manipular a los líderes estatales, locales y empresariales para apoyar políticas favorables a Beijing y promover los intereses geopolíticos del PCCh.

Lin Dan contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.