Candidato presidencial para 2024 promete “acabar con el Estado administrativo”

Vivek Ramaswamy afirma que es necesario suprimir el "cuarto poder del Estado" para restablecer la "savia vital de nuestra república constitucional

Por Gary Bai
02 de Mayo de 2023 11:35 AM Actualizado: 02 de Mayo de 2023 11:35 AM

NUEVA YORK —El empresario de biotecnología Vivek Ramaswamy dio su primer gran salto en 2014 tras fundar una empresa que desarrolló un medicamento para tratar el cáncer de próstata.

Ramaswamy, hijo de inmigrantes de la India que llegó a Estados Unidos casi sin dinero, fundó la empresa de biotecnología a los 29 años y la convirtió rápidamente en una empresa multimillonaria, lo que lo llevó a la portada de Forbes. Ese era su sueño americano.

Pero abandonó el campo de la medicina para tratar “otro tipo de cáncer” con metástasis en Estados Unidos, dijo Ramaswamy, ahora candidato presidencial del Partido Republicano para 2024, en un acto de campaña organizado por el Club Republicano Metropolitano de Nueva York el 26 de abril.

“No se trata de un cáncer biológico, sino de un cáncer cultural que amenazó con acabar con el sueño que Martin Luther King tuvo hace 60 años, que amenazó con acabar con el sueño que me permitió conseguir todo lo que he tenido en mi vida”, dijo Ramaswamy a la multitud.

“Elijan su ‘-ismo’ favorito: woke-ismo, transgenderismo, climatologismo, COVID-ismo, globalismo… sea lo que sea, ¿creen que es un accidente que estas cosas hayan surgido al mismo tiempo?”, dijo. “No lo es. Es un síntoma de una crisis de identidad más profunda”.

El candidato expuso las ideas que subyacen en su programa de campaña, desde la reforma radical del gobierno hasta la recuperación de la identidad nacional para llenar “el vacío en el corazón de nuestra alma nacional”.

Lo esencial de su promesa es revivir los valores que hicieron posible su sueño americano: la fe, el patriotismo, el trabajo duro y la familia. Y un paso necesario para lograr este objetivo, dijo, es disolver las agencias federales controladas por una clase empresarial.

“[El presidente] Ronald Reagan nos sacó de nuestra última crisis de identidad nacional en 1980. Me presento a la presidencia para hacer lo mismo de nuevo en 2024”, dijo Ramaswamy al concluir su discurso.

“Vaciarlo”

Ajeno a la política y hombre de negocios, Ramaswamy tiene un mensaje de campaña con un tono similar al que impulsó al candidato Donald Trump a la victoria en 2016: reformar el establishment de Washington.

“Voy a acabar con el Estado administrativo —la cuarta rama inconstitucional del gobierno —vaciarlo”, declaró a The Epoch Times tras el acto, mientras se dirigía al centro de Manhattan para cenar.

Hacerlo, añadió, restauraría “la savia de nuestra república constitucional” y el “crecimiento económico de este país”.

“Porque ése es uno de los grandes obstáculos que se interponen”.

Según el libro de Ramaswamy de 2021 “Woke Inc.” y posteriores publicaciones en Internet, entre estos organismos se encuentran el FBI, el IRS, la Comisión de Valores y Bolsa, la Comisión Federal de Comercio, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, la Administración de Alimentos y Medicamentos, el Departamento de Educación y otros.

En “Woke Inc.”, el empresario escribe que estos organismos han sido transformados fundamentalmente por un esquema que él denomina “wokenomics”: Los ejecutivos de empresas como BlackRock, Vanguard y State Street despliegan ideologías woke como “cortina de humo para distraer de la codicia, el fraude y la prevaricación”.

Este esquema, argumenta, va más allá del “viejo” modelo de capitalismo de amigotes en el que las corporaciones influyen en la legislación a través de contribuciones de campaña: las corporaciones promulgan esta ideología woke, que impregna las agencias administrativas gubernamentales, que a su vez “se convirtieron en los secuaces voluntarios del complejo woke-industrial”.

Como resultado, un conjunto de principios pseudomorales ha dominado las instituciones estadounidenses, ha devastado los valores estadounidenses y ha engendrado un Estado administrativo: una burocracia federal controlada en gran medida por una clase directiva empresarial.

Ese Estado administrativo, dijo, vuelve a obligar al mercado a adoptar programas con los que la mayoría de los estadounidenses no están de acuerdo: un programa que se ajusta al “culto al clima”, por ejemplo.

“Eso no es la mano invisible del mercado. Eso es el puño invisible del gobierno”, dijo durante su discurso.

Así que, prometiendo tratar lo que describe como un “cáncer cultural” y disolver el Estado administrativo, Ramaswamy, de 37 años, se lanzó en febrero a la contienda por la candidatura presidencial republicana.

Pero deshacerse del Estado administrativo no sería una solución perpetua, dijo.

“Volverá”, dijo Ramaswamy a The Epoch Times. “Tendrá que ser el próximo líder, entonces, el que vigile a su manera. Pero eso no es excusa para no hacer lo mejor que podemos hacer ahora”.

El éxito de su candidatura en 2024 —que actualmente parece una posibilidad remota, con el expresidente Donald Trump a la cabeza— haría historia, ya que sería el mandatario más joven de la historia del país.

Contrarrestar a la China comunista

Acabar con el Estado administrativo sería su principal prioridad para hacer frente a la mayor amenaza interna para Estados Unidos, declaró a The Epoch Times.

Pero al mismo tiempo, el candidato identificó la mayor amenaza externa: el Partido Comunista Chino (PCCh).

Propuso durante su discurso del miércoles que prohibiría a la mayoría de las empresas estadounidenses expandirse en el mercado chino hasta que el PCCh reforme drásticamente su comportamiento.

“Nada de robo, nada de mercantilismo, nada de robo de propiedad intelectual”, dijo.

“Y voy a ser muy sincero con ustedes: eso implicará algunos sacrificios a corto plazo”, añadió Ramaswamy. “He aquí el secreto —y la geopolítica no es tan diferente de los negocios: cuando estás más dispuesto a hacer un sacrificio es cuando no tendrás que hacerlo”.

También dijo durante un acto a principios de abril que, si llega a la presidencia, pondrá “un arma en cada hogar taiwanés” para disuadir la agresión del PCCh hacia la isla democrática autogobernada que el régimen comunista ha amenazado repetidamente con invadir.

“Si hago esas dos cosas: acabar con el Estado administrativo y declarar la independencia de la China comunista… y luego añado a eso, quizá si aseguro la frontera, y pongo fin a la crisis del fentanilo en el proceso… habré hecho mi parte”, declaró a The Epoch Times. Añadió que declarar la independencia de la China comunista ayudará a poner fin a la crisis del fentanilo, porque gran parte del fentanilo que circula en Estados Unidos se ha fabricado con precursores procedentes de China.

Espíritu de Estado

Cuando se le preguntó por sus planes para sacar a Estados Unidos de la crisis de identidad sobre la que advierte, Ramaswamy dijo que un buen estadista va más allá de la aplicación de buenas políticas.

“Creo que parte de la labor de un presidente estadounidense no consiste sólo en liderar la agenda política, sino en liderar el carácter nacional, en ser alguien que puedas mirar a los ojos de tus hijos y decirles: Quiero que de mayores sean como él”, declaró a The Epoch Times.

“Y creo que eso es algo que Reagan hizo realmente bien; no creo que hayamos tenido un presidente desde él que lo haya encarnado de la misma manera. Así que creo que eso forma parte del trabajo —más que la política— la inspiración de la próxima generación de estadounidenses para que puedan ver los ideales que realmente nos hacen ser lo que somos”.

Pero, ¿qué hay de ser atacado por el establishment? Los acontecimientos recientes, incluida la histórica imputación de Trump, tienen a algunos comentaristas preocupados de que las personas que se oponen a la izquierda puedan ser objeto de enjuiciamientos por motivos políticos.

“Estoy preparado”, respondió. “No te preparas para esto. No te metes en esto sin tener una fuerza mental de acero. Van a venir a por nosotros. Estaremos tan preparados como podamos”.

“Una cosa que he aprendido de la experiencia Trump es que van a venir por ti”, dijo Ramaswamy.

“Pero lo único que está bajo nuestro control es: no podemos ponérselo fácil”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.