Captura de laboratorio público por combatientes de Sudan genera “riesgo moderado”, dice la OMS

Por Lorenz Duchamps
03 de Mayo de 2023 9:54 AM Actualizado: 03 de Mayo de 2023 9:54 AM

Un funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el martes que una segunda evaluación de riesgos determinó que existe un “riesgo moderado” por la toma de control de un laboratorio de salud pública de la capital de Sudán, en manos de una de las partes combatientes.

“La situación y el riesgo se consideran moderados”, declaró a la prensa el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, en una reunión informativa de las Naciones Unidas celebrada en Ginebra, Suiza.

“Esto se debe a que el laboratorio no puede proporcionar su función principal, es decir, proporcionar los análisis y los diagnósticos debido a la falta de combustible y de personal capacitado”, agregó el portavoz.

El Dr. Nima Saeed Abid, representante de la OMS en Sudán, declaró la semana pasada que existía un “enorme riesgo biológico” en Jartum después de que uno de los grupos combatientes tomara el control de un laboratorio que contenía muestras de enfermedades mortales.

Abid expresó su gran preocupación en la sesión informativa de la ONU del 25 de abril, y dijo a los periodistas a través de una llamada virtual desde Port Sudán que la situación era “extremadamente, extremadamente peligrosa”, y añadió que los técnicos no podían asegurar los materiales peligrosos del laboratorio porque las fuerzas armadas los habían sacado del edificio.

“Tenemos aislados de polio en el laboratorio. Tenemos aislados de sarampión en el laboratorio. Tenemos aislados de cólera en el laboratorio”, dijo Abid. “Existe un enorme riesgo biológico asociado a la ocupación del laboratorio central de salud pública de Jartum por una de las partes combatientes”.

Ni Jasarevic ni Abid revelaron cuál de los bandos combatientes había tomado el control del laboratorio, que al parecer también contiene un importante banco de sangre.

El laboratorio de salud pública está situado en el centro de Jartum, cerca de los puntos álgidos de los combates que enfrentan al ejército sudanés y las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), un grupo paramilitar surgido de las conocidas milicias Janjaweed, implicadas en las atrocidades ocurridas durante el conflicto de Darfur.

Conflicto

Cientos de personas han muerto y miles han resultado heridas desde que, el 15 de abril, estallara el conflicto entre el ejército sudanés y los paramilitares, en una lucha por el poder que se ha mantenido un tiempo latente. Las partes han seguido luchando a pesar de una serie de altos el fuego conseguidos por mediadores, entre ellos Estados Unidos.

Mientras tanto, la guerra también ha llevado a varios países, entre ellos Estados Unidos, a evacuar a su personal diplomático y cerrar sus embajadas.

Varios países están procediendo con una de las mayores evacuaciones internacionales en años, ya que sus ciudadanos huyen del repentino estallido de los combates.

Evacuados descansan a bordo de un buque saudí mientras viaja de Port Sudan a Jeddah el 30 de abril de 2023. (Fayez Nureldine/AFP vía Getty Images)

La ONU advirtió el lunes de que el conflicto podría forzar a 800,000 personas a huir del país, ya que las batallas entre facciones militares rivales persistían en Jartum a pesar del supuesto alto el fuego.

En la primera evacuación dirigida por Estados Unidos, un convoy respaldado por el gobierno, que transportaba ciudadanos estadounidenses, llegó a Port Sudan el 29 de abril, dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos, en una declaración.

Port Sudan, situado cerca del Mar Rojo, se encuentra a cientos de kilómetros de Jartum.

“El gobierno de Estados Unidos ha realizado grandes esfuerzos para ponerse en contacto con los ciudadanos estadounidenses en Sudán y permitir la salida de aquellos que deseaban marcharse”, dice la declaración. “Enviamos mensajes a todos los ciudadanos estadounidenses en Sudán que se comunicaron con nosotros durante la crisis y proporcionamos instrucciones específicas sobre cómo unirse a este convoy a aquellos que estaban interesados en partir por la ruta terrestre”.

“Animamos a los ciudadanos estadounidenses que quieran salir de Sudán, pero hayan decidido no participar en este convoy a que se pongan en contacto con el Departamento de Estado utilizando el formulario de admisión de crisis de nuestro sitio web”, agrega la declaración.

Los combates han hecho descarrilar una transición política respaldada internacionalmente y destinada a establecer un gobierno democrático en Sudán, donde el expresidente autocrático Omar Hassan al-Bashir fue derrocado en 2019 tras tres décadas en el poder.

Dos estadounidenses fueron asesinados durante los combates. Uno era un civil estadounidense que quedó atrapado en el fuego cruzado entre los dos bandos, dijeron las autoridades. El otro era un médico de Iowa que murió apuñalado cerca de su casa en Jartum.

Con información de Reuters y The Associated Press


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.