Casa Blanca anuncia acuerdo de marco presupuestario de 1.75 billones de dólares

Por Joseph Lord
28 de Octubre de 2021
Actualizado: 28 de Octubre de 2021

La Casa Blanca anunció el jueves que los demócratas habían llegado a un acuerdo sobre las líneas generales de su multimillonario proyecto de ley de reconciliación presupuestaria, resolviendo así meses de luchas internas en el caucus demócrata del Congreso.

Para calmar a los senadores Joe Manchin (D-W. Va.) y Kyrsten Sinema (D-Ariz.), el precio del proyecto de ley se ha reducido a la mitad, pasando de un precio máximo original de 3.5 billones de dólares a un precio máximo de 1.75 billones.

“Después de escuchar las aportaciones de todas las partes y de negociar de buena fe con los senadores Manchin y Sinema, con los líderes del Congreso y con una amplia franja de miembros del Congreso, el presidente Biden anuncia un marco para la ley Build Back Better”, anunció el presidente Joe Biden en un comunicado de prensa.

Manchin y Sinema han frenado durante mucho tiempo el proyecto de ley, citando las preocupaciones sobre el precio del proyecto y su potencial para causar daños colaterales involuntarios, causando el disgusto de los demócratas progresistas.

Desde el inicio del proyecto de ley, Manchin, Sinema y otros se han pronunciado en contra de la lista de propuestas de su partido: incentivos para la energía limpia, fomento de los vehículos eléctricos, impuestos sobre el carbono, ampliación del papel del gobierno en el seguro médico, aumento de los tipos impositivos y una medida para que el IRS husmee en las cuentas bancarias de los estadounidenses, entre otras.

Estas disputas retrasaron mucho el proyecto de ley, pero el nuevo acuerdo supone un rayo de esperanza para los partidarios del proyecto.

En su comunicado, Biden se refirió a los principales aspectos del nuevo proyecto de ley, más reducido.

Los gastos generales del proyecto de ley son: 400,000 millones de dólares para programas de cuidado infantil y preescolar, 150,000 millones de dólares para la atención médica a domicilio, 200,000 millones de dólares para créditos fiscales por ingresos y por hijos, 555,000 millones de dólares para “inversiones en energía limpia y clima”, 130,000 millones de dólares para ampliar la Ley de Cuidados de la Salud Asequibles del presidente Barack Obama (Obamacare), 35,000 millones de dólares para beneficios de la asistencia audiológica para los beneficiarios de Medicare, 150,000 millones de dólares para iniciativas de vivienda, 40,000 millones de dólares para programas de educación superior y desarrollo de trabajadores, 100,000 millones de dólares para inmigración y 90,000 millones de dólares para “inversiones en equidad y otras”.

Para cumplir su promesa de elaborar un proyecto de ley totalmente pagado, el presupuesto también incluirá una larga lista de nuevos planes de ingresos. Según el comunicado de la Casa Blanca, estos nuevos planes de ingresos incluyen ingresos estimados de: 325,000 millones de dólares de un impuesto mínimo de sociedades del 15%, 125,000 millones de dólares de un nuevo “impuesto sobre la recompra de acciones”, 350,000 millones de dólares de una “reforma internacional de las empresas para dejar de recompensar a las empresas que trasladan los puestos de trabajo y los beneficios al extranjero”, 230,000 millones de dólares del nuevo “impuesto a los multimillonarios” de los demócratas, 250,000 millones de dólares de “cerrar [la] laguna fiscal de Medicare para [los] ricos” y 400,000 millones de dólares de nuevas “inversiones del IRS”, entre otros.

Según la Casa Blanca, estas medidas compensarán el precio del proyecto de ley en más de un 100%, con unos ingresos nuevos estimados de hasta 1,995 billones de dólares.

“Durante demasiado tiempo, la economía ha funcionado muy bien para los de arriba, mientras que las familias trabajadoras son continuamente exprimidas”, escribió la Casa Blanca. “El presidente Biden prometió reconstruir la columna vertebral del país —la clase media— para que esta vez todos salgan adelante”.

La Casa Blanca dijo que Biden “confía en que este es un marco que puede ser aprobado por ambas cámaras del Congreso”.

Algunos programas que entraron en el corte final del proyecto de ley —o que no entraron en el corte final— son una sorpresa.

El proyecto de ley dedica más de una cuarta parte de su financiación a nuevas iniciativas climáticas, a pesar de la oposición declarada de Manchin a varias políticas climáticas propuestas por su partido. Las políticas fiscales en el corte final del proyecto de ley han sido criticadas tanto por Manchin como por Sinema, lo que indica que los dos cedieron y permitieron estas nuevas medidas como un compromiso.

La licencia familiar pagada está ausente del proyecto de ley, una piedra angular del proyecto de ley para progresistas como el senador Bernie Sanders (I-Vt.) y la representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-N.Y.).

También está ausente un esquema de fisgoneo propuesto por el IRS que habría permitido al IRS recopilar información sobre las transacciones bancarias de los estadounidenses; Manchin se ha pronunciado fuertemente contra esta medida en el pasado.

A pesar del optimismo de Biden, el senador Dick Durbin (D-Ill.) pintó un panorama menos esperanzador. “Hay una gran incertidumbre dentro del grupo en cuanto a lo que contiene el acuerdo”, dijo Durbin a los periodistas.

En la Cámara de Representantes, la representante Pramila Jayapal (D-Wash.), presidenta del grupo progresista del Congreso, compuesto por 96 miembros, también manifestó su incertidumbre sobre el proyecto de ley. “Lo que hemos dicho sistemáticamente es que queremos ver lo que realmente contiene el proyecto de ley. Queremos ver el texto legislativo. Y luego, ya sabes, suponiendo que nos parezca bien, votaremos por ambos proyectos de ley al mismo tiempo”.

Aunque Manchin y Sinema están aparentemente satisfechos con este nuevo acuerdo, queda por ver si puede ganar el tan necesario apoyo de los progresistas.

Con información de Masooma Haq.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS