La Casa Blanca “no tiene planes” de investigar el ataque israelí que mató a un estadounidense

Por Andrew Thornebrooke
03 de Abril de 2024 3:10 PM Actualizado: 03 de Abril de 2024 3:10 PM

La administración Biden no tiene ningún plan para investigar un ataque israelí en Gaza que mató a siete trabajadores humanitarios, incluido un ciudadano estadounidense, dijo la Casa Blanca.

La Casa Blanca no tiene intención de investigar o verificar de forma independiente la investigación de Israel sobre sus operaciones, declaró el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

“No estoy preparado en este momento para especular sobre lo que podríamos o no hacer”, dijo Kirby a los periodistas el 3 de abril.

“No tenemos planes de realizar una investigación independiente”.

El ataque israelí mató a principios de este mes a siete trabajadores humanitarios que distribuían alimentos para World Central Kitchen, una organización benéfica internacional fundada por el famoso chef José Andrés.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha sido criticado por la comunidad internacional desde los primeros días de la guerra por su aparente desprecio por las víctimas civiles en Gaza, que fuentes israelíes y palestinas estiman que representan aproximadamente dos tercios de los muertos.

Netanyahu dijo que el ataque israelí al convoy humanitario fue trágico y no intencioando, y el ejército israelí prometió una investigación independiente.

El jefe militar israelí, Herzi Halevi, dijo que una investigación inicial sobre el ataque determinó que fue el resultado de un “error de identificación” del objetivo.

“Quiero ser muy claro”, dijo el Sr. Halevi, “el ataque no se llevó a cabo con la intención de hacer daño a los trabajadores humanitarios de WCK”.

Las imágenes de las secuelas del ataque muestran que el SUV que transportaba a los trabajadores estaba claramente marcado como vehículo humanitario y llevaba el nombre de la organización de ayuda en el techo del vehículo para que los drones pudieran identificarlo.

El presidente Joe Biden dijo en ese momento que estaba “indignado” por el asesinato y que los ataques de Israel contra civiles “no eran un incidente aislado”.

“Este conflicto ha sido uno de los peores de los últimos tiempos en lo que respecta a cuántos trabajadores humanitarios han muerto”, dijo el presidente Biden en un comunicado en ese momento.

“Estados Unidos ha instado repetidamente a Israel a desconflictuar sus operaciones militares contra Hamás con operaciones humanitarias, para evitar víctimas civiles”.

Sin embargo, Kirby dijo que la administración Biden tenía plena fe en que la investigación de Israel sobre el asunto era suficiente y no mencionó ninguna consecuencia por el asesinato del ciudadano estadounidense Jacob Flickinger.

“Esperamos que realicen un trabajo exhaustivo y rápido, y que sean transparentes sobre lo que descubran”, declaró Kirby.

“Tenemos que ver lo que encuentran como resultado de este incidente. Ya admitieron que llevaron a cabo el ataque, ya han dicho públicamente que son culpables de este ataque, y están trabajando en los hallazgos y detalles específicos”.

El incidente ha tensado aún más una relación ya debilitada entre Estados Unidos e Israel, mientras el gobierno de Biden intenta convencer a Netanyahu de que no siga adelante con la invasión prevista de Rafah, donde más de un millón de civiles de Gaza se han visto obligados a reubicarse por el avance israelí.

Otro punto crítico de desacuerdo ha sido la continua prohibición de Israel de que periodistas extranjeros entren en Gaza y su negativa a permitir la entrada en la zona de más ayuda humanitaria, incluidos alimentos y agua.

Esta política ha provocado una crisis alimentaria y ha dejado a miles de gazatíes al borde de la inanición.

El gobierno de Biden, por su parte, ha iniciado la construcción de un embarcadero en Gaza para facilitar la entrega de ayuda a la población, ya que Israel no permite que más camiones de ayuda crucen el territorio.

No obstante, el presidente israelí Isaac Herzog ha prometido que Israel continuará su “conquista” y “someterá a todo el territorio” de Gaza.

Al final, Kirby dijo que la administración Biden seguía comprometida a animar a Israel a adoptar una postura menos imprudente, pero aclaró que la Casa Blanca no tiene planes de limitar sus ventas de armas a Israel.

“Seguimos apoyando la capacidad de Israel para defenderse de esta amenaza que continúa siendo viable”, dijo.

“Por supuesto, queremos que hagan las cosas de otra manera para evitar víctimas civiles. Absolutamente. Y esa ha sido una conversación continua que hemos mantenido con ellos durante muchos meses”.

“En el sentido de ser más precisos, ser más selectivos, ser más cautelosos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.