Caso de Texas en Corte Suprema destaca cambios no legislativos en reglas electorales en estados indecisos

Por Tom Ozimek
08 de Diciembre de 2020 6:08 PM Actualizado: 08 de Diciembre de 2020 6:08 PM

El fiscal general republicano de Texas, Ken Paxton, presentó el martes una demanda electoral en la Corte Suprema de Estados Unidos contra Pensilvania, Georgia, Michigan y Wisconsin, alegando que los estados utilizaron la pandemia para cambiar ilegalmente sus leyes electorales e instando al máximo tribunal a que declare inconstitucionales los resultados de las elecciones.

Paxton argumentó en el expediente (pdf) que los estados utilizaron el brote del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) como excusa para hacer cambios no legislativos en sus reglas electorales “a través de un decreto ejecutivo o demandas amistosas, debilitando así la integridad de la votación”.

Solicita que el Tribunal Supremo de Estados Unidos se pronuncie para prohibir el recuento de los votos del Colegio Electoral emitidos por los cuatro estados y, en el caso de los estados que ya han designado electores, pide al tribunal que ordene a las legislaturas estatales que designen nuevos electores.

“Mientras continúan las investigaciones sobre las denuncias de recuento de votos ilegales y de fraude, incluso la aparición de fraude en una elección reñida justificaría el ejercicio de la discreción del Tribunal para conceder la moción”, argumentó Paxton, y pidió al tribunal superior que ampliara el plazo del 14 de diciembre para la certificación de los electores del Colegio Electoral “para permitir que se completen estas investigaciones”.

En la búsqueda de una determinación por parte de la corte de que los cuatro estados indecisos llevaron a cabo la elección del 2020 en violación de la Constitución, Paxton detalló las acciones tomadas por estos estados para modificar las reglas de la elección.

Philadelphia
Un observador electoral monitorea el recuento de votos en el almacén de elecciones del condado de Allegheny en Pittsburgh, Pensilvania, el 6 de noviembre de 2020. (Jeff Swensen/Getty Images)

Pensilvania

Paxton sostiene que la secretaria de Estado de Pensilvania, Kathy Boockvar, modificó unilateralmente y sin aprobación legislativa varios estatutos estatales que requerían la verificación de la firma de los votos en ausencia y por correo.

Después de que varios grupos de defensa de los votantes demandaran a Boockvar en agosto alegando que los procedimientos existentes de verificación de firmas para la votación por correo eran ilegales, el Departamento de Estado de Pensilvania llegó a un acuerdo con los demandantes, emitiendo una orientación revisada que decía: “El Código Electoral de Pensilvania no autoriza a la junta electoral del condado a rechazar los votos en ausencia o por correo devueltas basándose únicamente en el análisis de las firmas de la junta electoral del condado”.

Paxton argumenta que esta medida violó la ley de Pensilvania y que “inconstitucionalmente eliminó los requisitos de verificación de firmas de Pensilvania”.

Estas afirmaciones reflejan las hechas en una demanda anterior contra Boockvar antes de las elecciones, con la decisión de la Corte Suprema de Pensilvania prohibiendo unánimemente a los condados rechazar una boleta si la firma del votante en ella no se parece a la firma en el formulario de registro del votante.

Otra reclamación que Paxton hizo en la demanda a la Corte Suprema de EE. UU. fue que, mientras que la legislatura estatal de Pensilvania promulgó reformas electorales bipartidistas en 2019 que fijaron un plazo para recibir las boletas de voto por correo para las 8:00 pm del día de las elecciones, la Corte Suprema de Pensilvania amplió posteriormente ese plazo a tres días después del día de las elecciones.

También señaló en la demanda que, antes de las elecciones, Boockvar envió un correo electrónico a los funcionarios electorales locales instándoles a proporcionar oportunidades para contactar a los votantes para “reparar” las boletas de voto por correo defectuosas, lo cual dijo que violaba el código electoral del estado.

“Este flagrante desprecio de la ley estatutaria hace que todos los votos por correo estén constitucionalmente corrompidos y no pueden constituir la base para nombrar o certificar a los electores presidenciales de Pensilvania en el Colegio Electoral”, escribió Paxton en la demanda.

The Epoch Times contactó a la oficina de Boockvar para pedirle comentarios, pero no recibió una respuesta inmediatamente.

El fiscal general de Pensilvania, Josh Shapiro, en una declaración en Twitter, denunció la demanda de Paxton: “Estos continuos ataques a nuestro sistema de elecciones justas y libres son más que infundados, más que imprudentes —son un plan del presidente de Estados Unidos y algunos en el partido republicano para hacer caso omiso de la voluntad del pueblo y nombrar a sus propios vencedores”.

“Estas ‘demandas’ infundadas y sin bases con la finalidad de provocar confusión y duda en nuestros sistemas son antiamericanas y no debemos permitir que este circo continúe”, dijo Shapiro en una declaración separada.

Los resultados certificados de las elecciones de Pensilvania ponen al demócrata Joe Biden por delante del presidente Donald Trump por más de 80,000 votos.

El número de votos afectados por las diversas supuestas violaciones constitucionales excede este margen, según la demanda de Paxton.

Epoch Times Photo
Los trabajadores del condado de Gwinnett comienzan el recuento de las boletas el 13 de noviembre de 2020 en Lawrenceville, Georgia. (Megan Varner/Getty Images)

Georgia

Paxton argumenta en el expediente del Tribunal Supremo que el Secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, derogó unilateralmente y sin aprobación legislativa la ley de Georgia que regía el proceso de verificación de firmas para las papeletas de voto en ausencia.

El estatuto prohíbe la apertura de las boletas de voto en ausencia hasta después de que se abran los centros de votación el día de las elecciones, pero en abril la Junta Electoral Estatal adoptó una norma emitida por Raffensperger que autorizaba a los funcionarios electorales del condado a comenzar a procesar las boletas hasta tres semanas antes.

Otro cambio al que Paxton se opuso fue un acuerdo que Raffensperger celebró para resolver una demanda presentada en su contra por el Partido Demócrata de Georgia, en la que se modificaron los requisitos reglamentarios de verificación de la firma. El acuerdo hizo más difícil el rechazo de las papeletas dudosas al exigir a un registrador que sospechaba que la firma era defectuosa que solicitara una revisión por parte de otros dos registradores, un voto mayoritario para descartar la papeleta y obstáculos adicionales como que los tres registradores tuvieran que firmar sus nombres en la papeleta rechazada y anotar la razón de su rechazo.

Paxton argumentó que este cambio, que no fue ratificado por la legislatura de Georgia, hacía menos probable el rechazo de las papeletas dudosas y “beneficiaba materialmente” a Biden, ya que el exvicepresidente recibía casi el doble de votos en ausencia que Trump.

“El efecto de este cambio inconstitucional en la ley electoral de Georgia, que hizo más probable que se contaran las papeletas sin firmas coincidentes, tuvo un impacto material en el resultado de la elección”, escribió Paxton.

The Epoch Times contactó con la oficina de Raffensperger para solicitar comentarios, pero no recibió una respuesta inmediata.

De acuerdo con los resultados certificados, Biden aventaja a Trump en Georgia por más de 12,000 votos.

Epoch Times Photo
Un trabajador del Departamento de Elecciones de Detroit celebra después de escuchar el número casi final de 167,000 votos en ausencia que fueron contadas se anuncia por el altavoz en la Junta Central de Conteo en el Centro TCF el 4 de noviembre. (Elaine Cromie/Getty Images)

Michigan

Paxton alega que la secretaria de Estado de Michigan Jocelyn Benson, unilateralmente y sin aprobación legislativa, derogó los estatutos electorales de Michigan relativos a las solicitudes de votos en ausencia y la verificación de firmas.

Si bien la constitución de Michigan dispone que no hay excusa para el voto por correo, Benson anunció en mayo que su oficina enviaría por correo solicitudes de voto en ausencia no solicitadas a los 7.7 millones de votantes inscritos, en violación de la Ley Electoral de Michigan, que no otorga a la secretaria de Estado la facultad de distribuir solicitudes de voto en ausencia, argumentó Paxton.

Además, la ley de Michigan requiere que los solicitantes firmen un formulario de solicitud de voto en ausencia, una regla que Paxton argumentó que fue violada cuando Benson lanzó un programa en junio que permitía que los votos en ausencia fueran solicitados en línea, sin verificación de la firma.

“Estas modificaciones no legislativas a los estatutos electorales de Michigan resultaron en un número de votos corrompidos constitucionalmente que excede por mucho el margen de votantes que separa a los candidatos en Michigan”, sostuvo Paxton.

De acuerdo con los resultados certificados de Michigan, Biden lidera a Trump por un margen de más de 146,000 votos.

The Epoch Times contactó a la oficina de Benson por comentarios, pero no recibió una respuesta inmediata.

Respondiendo a la demanda, el fiscal general de Michigan Dana Nessel dijo en un comunicado: “La moción presentada por el fiscal general de Texas es un truco publicitario, no un alegato legal serio”.

“Los asuntos de Michigan planteados en esta demanda ya han sido completamente litigados y rechazados rotundamente en los tribunales estatales y federales por jueces designados por ambos partidos políticos”, continuó, añadiendo que las acciones de Paxton “están por debajo de la dignidad de la oficina del fiscal general y de la gente del gran estado de Texas”.

Epoch Times Photo
Los residentes depositan las boletas de voto por correo en una urna en Milwaukee, Wisconsin, el 20 de octubre de 2020. (Scott Olson/Getty Images)

Wisconsin

En su denuncia, Paxton sostiene que la Comisión Electoral de Wisconsin (WEC) modificó inconstitucionalmente las leyes electorales de Wisconsin de manera que debilitó o eliminó por completo las salvaguardias establecidas para garantizar la integridad del voto en ausencia.

Una de estas modificaciones implicó el establecimiento de cientos de buzones para recolectar los votos en ausencia, incluyendo los que no tenían personal.

“Sin embargo, el uso de cualquier buzón, con o sin personal, está directamente prohibido por la ley de Wisconsin”, argumentó Paxton.

También alegó que el WEC y los funcionarios electorales locales alentaban a los votantes a declararse ilegalmente “confinados indefinidamente” para poder, en virtud de la legislación de Wisconsin, evitar medidas de seguridad como los requisitos de identificación con fotografía y la verificación de la firma al solicitar el voto en ausencia.

Paxton citó las directrices publicadas por los secretarios de los condados de Dane y Milwaukee que indicaban que todos los votantes debían señalarse como “confinado indefinidamente” debido a la pandemia.

Además, citó una directiva emitida por el WEC a los secretarios de Wisconsin que prohibía la eliminación de votantes del registro para el estatus de confinamiento indefinido incluso si los votantes ya no estaban “confinados indefinidamente”.

También alegó que el WEC emitió una directiva que permitía a los empleados añadir las direcciones que faltaban en las certificaciones de los votos en ausencia, en violación de las leyes electorales de Wisconsin.

Los resultados certificados en Wisconsin colocan a Biden por delante de Trump por un margen de más de 20,000 votos.

The Epoch Times contactó al WEC para solicitar comentarios pero no recibió una respuesta inmediata.

Paxton argumentó que las acciones que describió en su demanda “constituyen cambios no legislativos en la ley de elecciones estatales por parte de funcionarios electorales estatales del poder ejecutivo, o por parte de funcionarios judiciales” y, como tal, los votos emitidos por los electores del Colegio Electoral de acuerdo con estas acciones no deben ser considerados constitucionalmente válidos.

Con información de Zachary Stieber.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Más de 20 acusaciones sobre fraude electoral en EE. UU.

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.