CDC emite plan de contingencia para evitar falta de personal sanitario ante posible aumento de COVID-19

Por Jack Phillips
26 de Diciembre de 2021 8:30 PM Actualizado: 27 de Diciembre de 2021 5:03 AM

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE. UU. emitieron una alerta a los trabajadores de la salud en todo Estados Unidos para que se preparen para un aumento posible de infecciones por COVID-19 debido a la alta transmisibilidad de la variante ómicron.

La nota está diseñada como una actualización de las “recomendaciones para mejorar la protección del personal de atención médica, los pacientes y los visitantes, y garantizar la dotación de personal adecuada en las instalaciones de atención médica”, dice la alerta, que agregó que las opciones de contingencia de los CDC incluyen acortar la cantidad de tiempo que los trabajadores de la salud deben ponerse en cuarentena luego de una infección por COVID-19.

“En condiciones convencionales, los centros de atención médica pueden permitir que el personal sanitario asintomático con infección por SARS-CoV-2, independientemente del estatus de vacunación, regrese al trabajo luego de siete días y una prueba negativa de acuerdo con las pautas de los CDC”, dijo la alerta, refiriéndose a otro nombre del virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Pero en condiciones de “crisis”, los trabajadores de la salud pueden regresar al trabajo después de cinco días como último recurso sin ninguna prueba, siempre que permanezcan asintomáticos. Esos trabajadores de la salud deben usar un respirador o una mascarilla facial bien ajustada mientras estén en el trabajo, dijo la agencia.

Según los CDC, hay que tener en cuenta ciertas circunstancias a la hora de decidir si se permite que un empleado sanitario que dé positivo en la prueba del COVID-19 vuelva a trabajar.

“Esto incluye al personal de atención médica que tiene una inmunodepresión de moderada a grave”, dijo el CDC. “Además, en el caso de que la transmisión en curso dentro de un centro no se controle con las intervenciones iniciales, se debe considerar fuertemente el uso de una restricción laboral más estricta para el personal sanitario con exposiciones de mayor riesgo”.

Varios estudios recientes han indicado que la variante ómicron, que se informó por primera vez el mes pasado, parece producir síntomas más leves y muchas menos hospitalizaciones. Mientras tanto, se han reportado pocas muertes relacionadas con ómicron en cualquier parte del mundo.

Un estudio reciente publicado por el Imperial College de Londres concluyó que los pacientes con ómicron tenían entre un 20 y un 25 por ciento menos de probabilidades de necesitar atención hospitalaria y entre un 40 y un 45 por ciento menos de probabilidades de ser hospitalizados durante al menos una noche, en comparación con los casos de la variante Delta. Estimaron que la inmunidad natural, o protección contra una infección previa, reduce el riesgo de hospitalización en más del 50 por ciento y el riesgo de permanecer en el hospital una noche o más en aproximadamente un 61 por ciento.

El secretario de Salud del Reino Unido, Sajid Javid, dijo que si bien los resultados son “buenas noticias”, advirtió: “Si un porcentaje mucho menor de personas corre el riesgo de ser hospitalizado, si ese es un porcentaje menor de un número mucho mayor, aún podría haber hospitalización”.

El asesor de COVID-19 de la Casa Blanca, Anthony Fauci, expresó una opinión similar, quien generó controversia con declaraciones que hizo sobre la participación de Estados Unidos en la financiación de la investigación en un laboratorio en la ciudad china de Wuhan, el domingo por la mañana durante una entrevista de ABC News.

“Si tienes a muchas, muchas, muchas más personas con un nivel de gravedad menor, eso podría neutralizar el efecto positivo de tener menos gravedad cuando tienes muchas más personas”, dijo Fauci a ABC News.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.