China apunta a utilizar tecnología blockchain para la vigilancia y la interferencia militar

Por Chriss Street
06 de Julio de 2019 Actualizado: 06 de Julio de 2019

La encuesta anual Insight Global Blockchain de Deloitte nombró a China como el principal partidario en la desarticulación de la cadena de bloques (blockchain), sin embargo la vigilancia y el ejército también parecen ser las principales iniciativas.

La última encuesta global de Insight encuestó a 1386 altos ejecutivos de compañías con grandes ingresos, incluyendo 200 de China continental, sobre la relevancia de la cadena de bloques para su organización, las expectativas de adoptarla y las mayores barreras a la inversión. Aunque el 53 por ciento calificó a la cadena de bloques como una de las cinco principales prioridades críticas, el 73 por ciento de los ejecutivos chinos calificó a la cadena de bloques entre las cinco principales y el 40 por ciento la calificó como su máxima prioridad.

Paul Sin, socio consultor de DeloitteAdvisor y líder de su laboratorio de blockchain de Asia y el Pacífico, declaró: “China, más que en ningún otro lugar del mundo, utilizará la cadena de bloques de forma estratégica en lugar de táctica”. Y añadió: “Hay más proyectos impulsados por altos directivos que utilizan la cadena de bloques como arma estratégica en lugar de como herramienta de productividad”.

El Comité Central del Partido Comunista Chino fijó como prioridades estratégicas a una serie de tecnologías de vanguardia para lograr su decimotercer Plan Quinquenal para el Desarrollo Económico y Social de la República Popular China (2016-2020). El Ministerio de Industria y Tecnología de la Información publicó un libro blanco en el que se afirma: “Construiremos un sistema técnico avanzado y autónomo, formularemos un plan de implementación para un proyecto nacional de fortalecimiento de la red, y organizaremos la implementación de un proyecto de fortalecimiento de la red”.

El libro blanco describía específicamente cómo China pretendía maximizar el control nacional y lograr la supremacía militar mediante la construcción de “una infraestructura de información integral para la tierra, el mar y el aire, y establecer una coordinación nacional de la infraestructura del ciberespacio y un mecanismo de coordinación”. China intenta acelerar la implementación de aplicaciones de blockchain a la “economía real” y desplegar una capacidad de Internet 5G basada en el espacio.

A pesar de prohibir las aplicaciones comerciales de las criptomonedas y las cadenas privadas que dependen de libros de contabilidad digitales y código de fuente abierto, China tenía estratégicamente 790 de las 2747 patentes de cadena de bloques estimadas en el mundo a finales de 2018. La capacidad de transmitir comunicaciones seguras entre las unidades siempre fue un imperativo fundamental de la seguridad nacional. Pero los libros de contabilidad descentralizados de los blockchains, los contratos inteligentes y las tecnologías relacionadas ofrecen interesantes escenarios militares para atacar el ciberespacio y utilizar soldados drones para dominar los campos de batalla.

China comprometió 400.000 millones de dólares para financiar la investigación y el desarrollo, las colaboraciones con socios tecnológicos internacionales y la financiación de proyectos para ayudar a las empresas estatales Huawei y ZTE a alcanzar la condición de empresa pionera necesaria para establecer las normas técnicas internacionales de 5G.

La Gran Época informó que la Junta de Innovación en Defensa del Ejército de Estados Unidos advirtió al Congreso que el diseño de telecomunicaciones de quinta generación de China interferirá directamente con sus sistemas de armas militares y las comunicaciones gubernamentales seguras al incorporar espectro electromagnético de “banda baja a media” en su despliegue de red inalámbrica 5G.

China puso en órbita más satélites que cualquier otra nación en 2018, según un repaso tecnológico de la Universidad MIT. El Ejército Popular de Liberación afirma estar trabajando estrechamente con empresas estatales, Spacety y Commsat, para reunir grandes constelaciones de pequeños satélites de imágenes y comunicaciones con fines comerciales y científicos.

Pero según el MIT: “Los satélites de vigilancia ambiental y los de reconocimiento militar son similares; los satélites de comunicaciones pueden transmitir órdenes de máximo secreto o proveer Wi-Fi a los pasajeros de las aerolíneas. Los satélites maniobrables para reabastecer y reparar otros satélites también pueden ser usados como armas contra las plataformas orbitales de un adversario”.

La Comisión Militar Central de China, que supervisa al Ejército Popular de Liberación, planea usar su cohete de gran potencia Larga Marcha 5 para levantar el núcleo de una estación espacial china a principios de 2020, según el MIT. Una vez terminada en 2022, se unirá a la rápidamente envejecida Estación Espacial Internacional ruso-estadounidense como las únicas plataformas permanentemente tripuladas que orbitan la Tierra.

La Gran Época también informó a finales de junio que el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China está lanzando una iniciativa para establecer su propio servidor raíz de nombres de dominio. La medida es coherente con la “coordinación nacional de la infraestructura del ciberespacio” porque ampliaría los 13 servidores lógicos independientes de nombres de dominio de Internet a un decimocuarto servidor raíz gestionado directamente por las autoridades chinas.

La fuerza de seguridad del Gran Cortafuegos de China ha sido eficaz para censurar y vigilar el tráfico nacional de Internet y puede bloquear o ralentizar el acceso al tráfico transfronterizo de Internet, las búsquedas y las redes sociales mediante el control directo de los enrutadores del Protocolo Border Gateway.

Pero los países extranjeros que despliegan Internet 5G desde el espacio y estrategias de encriptación de cadena de bloques son una amenaza existencial para eludir el Gran Cortafuegos de China. Obligar a todos los usuarios de Internet de China continental a solicitar un servidor raíz de nombres de dominio propiedad del régimen chino aumentaría el control estratégico de China sobre el ciberespacio.

***

Mira a continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS