China bloquea investigación de prensa extranjera sobre origen del virus del PCCh antes de visita de la OMS

Por Alex Wu
04 de Enero de 2021
Actualizado: 04 de Enero de 2021

La BBC y el Associated Press (AP) informaron recientemente que las autoridades chinas impidieron que sus periodistas visitaran pozos de minas y cuevas de murciélagos en la provincia china de Yunnan, donde un equipo de científicos chinos realizó una investigación sobre la fuente del virus del PCCh, el cual provocó la pandemia del COVID-19.

Mientras tanto, la Organización Mundial de la Salud enviará un equipo de científicos a China este mes para investigar el origen del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), conocido con el nombre científico SARS-CoV-2. Pero la comunidad internacional ha cuestionado el papel de la OMS al permitir que el régimen chino oculte la propagación del virus en las primeras etapas del brote.

Las cuevas de murciélagos están ubicadas en una mina de cobre abandonada en las montañas de Tongguan, una ciudad en el condado de Mojiang de la provincia de Yunnan, al suroeste de China. La BBC señaló que muchas muestras tomadas de las cuevas han sido transferidas al Instituto de Virología de Wuhan–un laboratorio ubicado cerca del mercado de alimentos de Huanan que las autoridades inicialmente hipotetizaron como la fuente del brote.

Según la BBC, cuando su equipo trató de visitar las cuevas, fueron seguidos por policías vestidos de civil y otros oficiales en autos sin identificación.

El AP también informó que sus periodistas fueron seguidos por personal de seguridad chino y se les negó la entrada a una de las cuevas a fines de noviembre. El artículo señaló que las muestras tomadas de las cuevas por un equipo de investigación de murciélagos fueron confiscadas. Sin embargo, algunos científicos que están afiliados al ejército chino pueden ingresar al sitio, pero el régimen chino está monitoreando de cerca sus hallazgos y ordena que la publicación de cualquier investigación debe ser aprobada por un nuevo grupo de trabajo administrado por el gobierno central, bajo la dirección directa órdenes del líder chino Xi Jinping, según documentos internos obtenidos por el AP.

La mina de cobre abandonada en Tongguan que el equipo de la BBC quería visitar podría haber estado infectada con el coronavirus de murciélago ya en 2012, cuando seis trabajadores de la mina de cobre contrajeron una enfermedad misteriosa, que finalmente se cobró la vida de tres de ellos, informó el Sunday Times en el verano de 2020.

La viróloga china Dr. Shi Zhengli, es vista dentro del laboratorio P4, del Instituto de Virología de Wuhan, en Wuhan, capital de la provincia china de Hubei, el 23 de febrero de 2017. (Johannes Eisele/AFP a través de Getty Images)

La viróloga Shi Zhengli del Instituto de Virología de Wuhan publicó sus hallazgos sobre el coronavirus de murciélago RaTG13 en la revista científica Nature en febrero. Ella afirma que la homología total del genoma con el COVID-19 en este brote es del 96,2 por ciento. El medio oficial estatal China News informó el 21 de septiembre que había una secuencia llamada TG13 en la base de datos del Instituto de Virología de Wuhan, que había sido previamente descubierta por el equipo de Shi en un pozo de mina de Yunnan en 2013.

Shi y su equipo han tomado muestras de las cuevas de murciélagos durante cinco años y han detectado 293 tipos de coronavirus en las muestras recolectadas. Y se descubrió que los coronavirus de murciélagos infectaron a las personas a fines de 2017, según el artículo de la BBC.

El 5 de febrero de 2020, el medio estatal chino The Beijing News publicó un artículo que afirmaba que el equipo de Shi descubrió que el coronavirus de murciélagos infectaba a personas. El medio dijo que en octubre de 2015, el equipo analizó muestras de suero sanguíneo de 218 aldeanos que vivían cerca de dos de las cuevas de murciélagos en Yunnan. Seis personas dieron positivo por un coronavirus similar al SARS (síndrome respiratorio agudo severo).

Los científicos dicen que es probable que el SARS-CoV-2 se haya originado en animales, aunque aún no está claro cómo el virus saltó a los humanos.

El principal experto en virus de la Academia China de Ciencias Militares y el mayor general Chen Wei dijo en un discurso que las autoridades comenzaron a producir vacunas contra el COVID-19 el 26 de febrero, solo un mes y tres días después de que las autoridades anunciaran que Wuhan estaba cerrado debido al brote, según el portal de noticias chino Sohu. El mundo exterior en general cuestionó cómo el equipo de Chen desarrolló una vacuna en tan poco tiempo.

La exembajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo el 21 de diciembre que no “duda ni por un segundo” de que el PCCh haya bloqueado deliberadamente información sobre el peligro del virus, provocando su propagación.

La senadora estadounidense Kelly Loeffler (R-Ga.) dijo en una entrevista con Fox Business News: “China sabía sobre este virus. Ellos no nos advirtieron. Ellos nos mintieron y se encubrieron y luego negaron haber hecho eso”.

La OMS y el Director General Tedros Adhanom Ghebreyesus han sido criticados por la comunidad internacional por permitir que el régimen chino encubriera la gravedad y la escala del virus del PCCh cuando se propagó por primera vez en la ciudad de Wuhan hace un año, a pesar de la evidencia de que las autoridades suprimieron a los que trataron de alertar sobre la enfermedad. La OMS elogió repetidamente el manejo de la situación por parte de Beijing y esperó hasta el 30 de enero para declarar el brote como una emergencia sanitaria mundial.

La OMS anunció en julio que enviaría un equipo de investigación a Yunnan para identificar la fuente del virus del PCCh. Según Reuters, se espera que el grupo vaya a China en la primera semana de enero.

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

2020: Un año de encubrimiento del virus del PCCh; Elecciones EEUU; China y el mundo | Al Descubierto

TE RECOMENDAMOS